Imputaron a los 35 hinchas de Atlético Tucumán que robaron en el parador de Fighiera
Fueron inhabilitados por seis meses para asistir a espectáculos deportivos y deberán presentar una caución real de 40 mil pesos para indemnizar a las víctimas. Los hinchas volvían de presenciar la derrota ante Newell's por la Copa Argentina.
La Justicia de Rosario imputó hoy a 35 hinchas de Atlético Tucumán, quienes quedaron procesados por robar en un parador de Fighiera mientras regresaban de ver la derrota del Decano ante Newell's, por los octavos de final de la Copa Argentina.
Los fiscales Viviana O'Connel, de la Unidad de Investigación y Juicio, y César Cabrera, de la Unidad de Flagrancia, imputaron a los hinchas del delito de hurto agravado por ser cometido en ocasión de espectáculo deportivo.
La Jueza de Primera Instancia, Silvia Castelli, aceptó la calificación legal presentada por la Fiscalía, y dictó la inhabilitación por el plazo de 6 meses para asistir a espectáculos deportivos organizados por la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) y la Superliga en el territorio nacional, además de la prestación de una caución real de 40 mil pesos para indemnizar a las víctimas.
Uno de los 35 imputados por este hecho es Facundo Iván Acevedo, de 20 años, quien tenía vigente desde el 27 de agosto pasado un pedido de captura en la provincia de Tucumán, motivo por el cual quedará detenido en una Unidad Penitenciaria de Rosario hasta tanto se coordine los requerimientos para su traslado con la Justicia de aquella provincia.
Una vez terminado el partido del sábado pasado entre el Decano y Newell's, que fue ganado en los penales por la Lepra, los hinchas tucumanos emprendieron el regreso hacia la ciudad de San Miguel de Tucumán.
Pero alrededor de las 20 al llegar al parador de Fighiera, una de las paradas que tenían previstas en el viaje de regreso, unas 35 personas ingresaron al local comercial del lugar y sustrajeron mercaderías y efectos personales a un jubilado que se encontraba en el parador.
Los imputados fueron detenidos en el mismo lugar minutos antes de que el micro siguiera el viaje.