Policiales

Imputaron al medio hermano de Esteban Alvarado como organizador de una banda

Gustavo "Tuerto" Ramos fue acusado de tomar las riendas del negocio luego de la detención de Esteban Alvarado.

Viernes 28 de Junio de 2019

Gustavo Fernando "Tuerto" Ramos, hermanastro de Esteban Lindor Alvarado, fue imputado por los fiscales Matías Edery y Luis Schiappa Pietra como organizador de una asociación ilícita integrada por al menos 11 civiles y 4 policías en carácter de autor.

La acusación colocó al "Tuerto” como la persona que tomó las riendas del negocio de su medio hermano, cuando este cayó preso el último 3 de febrero; y como cabeza del conglomerado de nueve empresas legales que servían para financiar la ejecución de hechos violentos. Entre ellos desviar las investigaciones del homicidio del prestamista Lucio Maldonado (ocurrido en noviembre pasado) y las tres últimas balaceras a blancos del Poder Judicial registradas el año pasado. La red financiera de la organización pone bajo la lupa de la Justicia 109 vehículos y 35 propiedades.

Cuando la audiencia estaba a punto de finalizar un dato de rutina disparó una nueva punta de la investigación. Ramos, por una cuestión de cercanía familiar, solicitó a la jueza de garantías Melania Carrara quedar detenido en la alcaidía de la Jefatura de policía de San Lorenzo. El fiscal Edery se opuso al pedido. “Me opongo porque en la zona de San Lorenzo hay policías con muchos contactos con Esteban Lindor Alvarado”.

>> Leer más: El hermanastro de Alvarado va mañana al banquillo de acusados

Si bien no dio nombre ni entró en mayores detalles la manifestación evidenció que existen policías de la Unidad Regional XVII que podrían estar involucrados en la asociación ilícita de la que Alvarado es jefe, siempre según la acusación. Eso quedó más consolidado aún cuando la jueza Carrara, con firmeza, le dio la derecha a la Fiscalía y le dictó al “Tuerto” una medida cautelar de prisión preventiva por el plazo de ley. Es decir dos años con la posibilidad de una prórroga de un año más.

Durante la audiencia Ramos pidió declarar pero no responder preguntas. “Entiendo que yo estoy acá porque soy hermano de Esteban Alvarado. No veo otra cosa”, dijo el hombre. Previamente había dicho que había estado preso durante ocho años (por una condena a 12 años de septiembre de 2009 del Tribunal Federal Oral número 2 de Córdoba por el delito de contrabando de estupefacientes agravado), que tenía una pequeña empresa llamada “Transporte Mili” y un camión Scania de 30 años de antigüedad. Que trabajaba haciendo flete con una comisión del 6 por como ganancia y que en ese avatar de la vida hacía fletes con las empresas de su hermanastro.

>> Leer más: Acusan a Alvarado los últimos tres ataques a blancos del Poder Judicial

Dijo también que se había enterado de que era buscado por la Justicia al notar que las cuentas de su empresa habían sido bloqueadas. “Nadie me comunicó que me buscaban”, dijo el hombre. El “Tuerto” se entregó espontáneamente el martes pasado en la base de la Tropa de Operaciones Especiales (TOE).

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario