Policiales

Imputaron al agresor de dos policías en Villa Cañás

El joven de 26 años de Villa Cañás que había atacado al comisario de esa localidad y al sumariante.

Domingo 29 de Septiembre de 2019

El joven de 26 años de Villa Cañás que había atacado al comisario de esa localidad y al sumariante con una faca tipo tumbera cuando los uniformados fueron a desalojarlo de un vagón abandonado que estaba ocupando, fue imputado y le dictaron la prisión preventiva por el máximo de ley. Así lo dispuso el juez Benjamín Révori en el marco de una investigación que encabeza el fiscal Eduardo Lago como tentativa de homicidio y lesiones leves.

La medida se le aplicó a Matías H., quien había recuperado la libertad siete días antes del hecho que conmocionó a la localidad del departamento General López. Tras dejar la prisión, el muchacho se había instalado en un viejo vagón ferroviario de madera que está abandonado en el casco urbano de Villa Cañás y eso encendió la alarma de los vecinos, temerosos de la inseguridad que podría eventualmente volver a generar una persona con varios antecedentes delictivos.

Algunas personas dieron cuenta de esa situación a la policía y el lunes a la tarde comenzaron el operativo de desalojo. Al anochecer de ese mismo día el comisario Darío Becerra y el sumariante Cristian Ortíz fueron hasta el lugar e instaron al ex convicto a que abandoné el lugar.

No había cometido delito alguno y había saldado la pena con prisión efectiva en la cárcel de Piñero durante tres años. Pero el intento de los policías derivó en una discusión que revivió los peores instintos de Matías, quien con una faca hirió a los dos efectivos y huyó del lugar para entregarse dos días después en la vecina localidad de Santa Isabel.

El maleante cañaseño fue imputado por el fiscal Eduardo Lago como autor del delito de tentativa de homicidio agravada en concurso ideal con lesiones gravísimas dolosas agravadas, en concurso ideal con lesiones graves dolosas agravadas.

El estigma que pesa sobre Matías H. está apoyado por los frondosos antecedentes que tiene por robo en su ciudad y una sociedad que no tiene fe en la recuperación de los que pasaron por la cárcel. Lo cierto es que el joven atacó con un arma blanca a dos policías y volvió a prisión.

"El delito que investigamos fue cometido el lunes pasado en Villa Cañás. Los dos policías sólo llevaron adelante un procedimiento de identificación de moradores en un vagón de madera ubicado en el ferrocarril", precisó el fiscal Eduardo Lago.

Tras el hecho Hernández escapó de lugar sin rumbo cierto. Lo cierto es que dos familiares del imputado habían contado que estaría en Santa Isabel y allí fueron el miércoles el fiscal Lago junto a Mauro Blanco. Ese mismo día se entregó y el viernes se realizó la audiencia en la que se determinó su prisión.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS