Policiales

Imputan a una mujer ya su suegra por matar apuñaladas a una vecina

Una mujer y su suegra fueron imputadas en la ciudad de Santa Fe por el asesinato de una vecina en el medio de una pelea que mantuvieron porque la pelota con la que jugaban dos hijos de la víctima cayó en la casa de las acusadas, un hecho que ocurrió el 1º de noviembre del año pasado en una vivienda de Pedro de Espinoza al 6400, en el extremo noroeste de la capital provincial.

Jueves 11 de Abril de 2019

Una mujer y su suegra fueron imputadas en la ciudad de Santa Fe por el asesinato de una vecina en el medio de una pelea que mantuvieron porque la pelota con la que jugaban dos hijos de la víctima cayó en la casa de las acusadas, un hecho que ocurrió el 1º de noviembre del año pasado en una vivienda de Pedro de Espinoza al 6400, en el extremo noroeste de la capital provincial.

La audiencia se realizó en los Tribunales de la capital provincial y la fiscal Cristina Ferraro atribuyo a María Celeste Benítez, de 28 años, y a su suegra, Gladys Amarilla, de 51, el delito de homicidio calificado por la alevosía en calidad de coautoras. Sin embargo, recién hoy en una nueva cita ante la Justicia se dictará la medida cautelar que la fiscal entiende, corresponde a las imputadas.

Aberrante

Según lo publicado por el diario El Litoral de la ciudad de Santa Fe, Benítez ya había estado con prisión preventiva desde el mismo día del hecho, cuando el juez Jorge Pegassano la imputó por el hecho.

Sin embargo, la medida fue apelada por el defensor público Sebastián Amadeo y durante la feria judicial de verano el camarista penal Sebastián Creus le dio la libertad con restricciones y bajo el cuidado de una hermana. Ante ello la mujer se profugó y fue declarada en rebeldía.

Con el avance de la investigación se supo que también Amarilla había participado del hecho. Los testigos dijeron que cuando Gisela Aguirre fue a reclamar por la pelota de sus hijos se desató una violenta discusión. Entonces Amarilla la sostuvo desde atrás imposibilitando que se mueva y su nuera la asesinó con certeras puñaladas en el tórax, el abdomen y el brazo izquierdo, todo eso delante de los dos pequeños hijos de la víctima.

Tras permanecer prófuga durante dos meses, una vez que la Cámara le cedió la libertad, Benítez se presentó el último domingo ante la Policía de Investigaciones y quedó detenida.

En tanto, el lunes al mediodía agentes de esa misma fuerza policial allanaron la casa donde se produjo el hecho y apresaron a Amarilla, quien quedó acusada tras la declaración de testigos e incluso de los dos niños que presenciaron la muerte de su mamá y fueron entrevistados oportunamente en Cámara Gesell.

"Estamos pasando un momento injusto y doloroso con mis hijos, les falta la mamá. Hasta ayer no podíamos salir de nuestra casa por miedo pero ahora estamos más tranquilos", dijo Héctor, esposo de la mujer asesinada y querellante de la causa, al diario santafesino.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});