Policiales

Imputan a un hombre el asesinato a balazos de dos amigos adolescentes

Fue detenido el jueves en Capitán Bermúdez y ayer fue sometido a una audiencia imputativa.

Sábado 08 de Diciembre de 2018

Claudio Javier M. tiene 34 años, es conocido por el apodo de Morocho y está preso sospechado de emboscar y acribillar a tiros a dos adolescentes en septiembre pasado, en la zona oeste. La policía lo detuvo el jueves en la localidad de Capitán Bermúdez y ayer fue sometido a una audiencia en la que le imputaron el doble crimen, una balacera contra otro joven que resultó herido y una tentativa de evasión. Es que cuando lo atraparon, se tiró del patrullero en marcha para intentar darse a la fuga. El juez le dictó prisión preventiva por 60 días.

   Ayer al mediodía, en una audiencia presidida por el juez Carlos Leiva, la fiscal Marisol Fabbro imputó a "Morocho" por el doble homicidio ocurrido en la madrugada del 23 de septiembre pasado en la puerta de un pasillo ubicado en Lima 1150. La víctimas del crimen fueron dos adolescentes: Kevin Mieri, de 16 años, y Leonel Bubacar, alias "Ozuna", de 18.

   De acuerdo con la acusación, ese día las dos víctimas estaban en sus casas con su familia. Brandon, un adolescente de 16 años que es cuñado de Morocho, fue hasta la casa de Mieri y lo llamó a gritos desde la puerta. Los dos chicos eran amigos. Brandon le dijo que Morocho lo estaba buscando porque quería hablar con él y con Leonel. Kevin accedió. Juntos cruzaron la calle y se repitió la misma escena. Desde la vereda, Brandon vociferó el nombre de Leonel, que salió para concurrir a la charla con Morocho.

   Los tres caminaron hasta la entrada del pasillo, y Brandon les dijo que esperaran y cruzó la calle. "Claudio M. efectuó múltiples disparos junto con otros sujetos no identificados con un arma de fuego calibre 9 milímetros con intensiones de matarlos para luego retirarse del lugar. Kevin y Leonel mueren a los pocos minutos de ingresar al Heca", expuso la fiscal.

   Los informes de autopsia revelaron que Leonel falleció a causa de una "destrucción craneoencefálica por proyectiles de arma de fuego múltiples"; y Kevin por una "hemorragia masiva de tórax por herida de arma de fuego".

   Según dijeron testigos a la fiscalía, después del ataque Brandon —que está detenido e imputado por estos hechos en la Justicia de Menores— se fue del lugar y dijo a varias personas que se cruzó que Morocho "los había boleteado a todos" y que incluso a él le había gatillado con el arma en la cabeza, pero que el proyectil no había salido.

   Para Fabbro, el imputado mató a los dos adolescente porque los acusaba de haberlo "entregado". Sin entrar en detalles, la fiscal hizo referencia a una situación ocurrida unas semanas antes del doble crimen en la que el imputado había sido atacado a balazos sin resultar herido.

   Además de los asesinato, el Ministerio Público de la Acusación le atribuyó al sospechoso un ataque a tiros contra la familia de Leonel, que tuvo lugar al día siguiente, el 24 de septiembre, cerca de las 7 en el cruce de Servando Bayo y Riobamba. Morocho junto a Brandon y otro chico de 16 años al que también se le abrió una causa en la Justicia de Menores, llegaron hasta ese lugar en un Peugeot 206, abrieron fuego con varias armas e hirieron en la pierna izquierda a Joel V., hermano de Leonel.

   La imputación contra Claudio Javier M., que quedará con prisión preventiva por el plazo de dos meses, es por ser considerado coautor de los delitos de "homicidio agravado por el uso de arma de fuego (dos hechos)" y como autor de "abuso de armas", "portación ilegítima de arma de guerra" y "tentativa de evasión".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});