Policiales

Imputan a siete policías por torturas y acusan a su jefe de encubrirlos

Siete policías que trabajaban en la comisaría 3ª de Sunchales fueron imputados como coautores de torturas y otro fue acusado de encubrimiento por los presuntos apremios sufridos por dos detenidos diez días atrás.

Lunes 28 de Octubre de 2019

Siete policías que trabajaban en la comisaría 3ª de Sunchales fueron imputados como coautores de torturas y otro fue acusado de encubrimiento por los presuntos apremios sufridos por dos detenidos diez días atrás. Las imputaciones fueron formuladas por las fiscales Gabriela Lema y Lorena Korakis en una audiencia realizada el sábado ante la jueza Cristina Fortunato en los Tribunales de Rafaela, donde hoy se dirimirá si los ocho —tal como pedirán las acusadoras— quedarán o no con prisión preventiva.

   El incidente que originó la investigación ocurrió el viernes 18 de octubre en la comisaría 3ª de Sunchales. “Las víctimas son dos hermanos que estaban legítimamente privados de su libertad en sede policial y les impusieron tormentos físicos y psíquicos de gravedad”, dijeron las fiscales, para quienes los coimputados por torturas “actuaron de común acuerdo, en forma conjunta y mediante el reparto de tareas”.

   Según las fiscales los detenidos “fueron llevados a la cocina-comedor de la comisaría, obligados a arrodillarse, uno maniatado por la espalda con precintos y el otro esposado, y luego fueron golpeados. A uno le bajaron el pantalón y lo amenazaron con abusarlo sexualmente. Además, utilizaron un palo de madera para golpear a uno de los detenidos en distintas partes del cuerpo hasta que cayó al piso y comenzó a toser. Y minutos más tarde volvieron a pegarles trompadas y patadas”.

   Las fiscales agregaron que a uno de los detenidos “le colocaron una bolsa de nylon en la cabeza, mientras que al otro lo empujaron contra un ventanal de vidrio que atravesó con las manos esposadas, lo que le provocó graves heridas en distintas partes del cuerpo”.

   Respecto del comisario, las fiscales alegaron que llegó 15 minutos después, que “tomó conocimiento de los tormentos infligidos a los detenidos” y ordenó medidas con el fin de “procurar la impunidad de los delitos cometidos e incumpliendo los deberes a su cargo”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS