POLICIALES

Imputado por el crimen de un adolescente al que balearon en un pasillo de Vía Honda

Brian Ezequiel "Sarito" D. fue acusado de apuntar a la víctima, Milton Valdez, ante otro muchacho que actuó como tirador

Sábado 16 de Enero de 2021

Brian Ezequiel “Sarito” D. fue imputado ayer de haber sido coautor del crimen de Milton Javier Valdez, un chico de 16 años ejecutado a balazos la medianoche del 12 de enero en el cruce de bulevar Avellaneda y Doctor Riva como consecuencia de “problemas previos” que tenían entre ambos. El fiscal Gastón Avila le achacó la figura de homicidio agravado por el uso de arma de fuego y el juez penal de primera instancia Héctor Núñez Cartelle le impuso prisión preventiva por 90 días.

De acuerdo a lo que relató un primo de la víctima en el marco de la investigación, él estaba con Milton sobre la vía tomando una gaseosa cuando aparecieron dos hombres y “mi primo reconoció a uno de ellos porque tenían peleas desde antes y ese pibe le dijo al que lo acompañaba que le tire, que le dispare. Le dijo «tirale, tirale, tirale», y el otro le tiró. Le pegó dos tiros en la espalda porque mi primo se paró y se cubrió para el lado que estaba yo. Me decía que yo corra. Otro tiro le dio en la pera y después otro en el pecho. Cuando lo quise agarrar a mi primo, el chico me tira a mí pero le pega a la pared del pasillo donde estábamos”. La pericias indicaron que el agresor al menos efectuó cinco detonaciones con el arma que portaba.

También contó que Milton alcanzó a preguntarle a “Sarito” qué pasaba pero en ese momento “le dice al otro «sí, él es, tirale, tirale» y ahí el otro agarra y saca el arma de la cintura, le apunta y le tira. No podía respirar mi primo. Vinieron directamente a matarlo. Ellos vinieron por las vías, por calle Garibladi y bajaron por el puente. Después de que dispararon salieron corriendo para Garibaldi, donde está el puente. El chico que tenía el arma se la sacó de la cintura, era una pistola 9 milímetros cromada. Yo sólo reconocí al que le gritó, le dicen Sarito, es del barrio, vive con la madre y el padre en la primer cortadita, por Doctor Riva antes de llegar al puente Avellaneda”.

>>Leer más: Cinco balazos terminaron con la vida de un chico de 16 años en Vía Honda

El testigo del homicidio también describió la ropa que tenían los agresores y recordó que el acusado siempre buscaba a su primo para pelearlo. “Hacía unos días se habían peleado, hace dos días más o menos. Ese mismo día que lo mataron había venido a buscarlo también. Sarito se puso a gritar en la esquina de mi casa «de hoy no pasas». Y cuando yo empecé a gritar para que salgan a ayudarme vino Leandro, el hermano de Milton, y él salió corriendo porque le dije que vaya a buscar a Sarito que se había ido para la casa”.

Precisamente cuando Leandro llegó corriendo a la vivienda del acusado también arribó la policía, y aunque el padre de Sarito trató de cubrir a su hijo ante los uniformados diciendo que estaba durmiendo, un hermano del muchacho sostuvo que se estaba bañando contradiciendo la primera versión familiar. Lo cierto es que la policía ingresó a la vivienda, esposó a Brian Ezequiel D. y se lo llevó preso en una camioneta de la fuerza.

En su testimonio, el hermano de la víctima contó que la noche del crimen estaba cenando con su familia cuando escuchó “cinco disparos”. Relató que tras ello le golpearon la puerta de su casa y al abrir vio que eran sus parientes “avisándome que le habían pegado cinco tiros a mi hermano”. Ante ello salió hacia el lugar del crimen, a metros de su vivienda, y encontró a Milton “tirado en el pasillo con los disparos, no se movía. Le pregunté a mi primo «quién fue» y me dijo «fue Sarito y otro más» al que no reconoció porque tenía la cara tapada”.

Leandro abundó en su testimonio al decir que sabiendo que era Sarito salió corriendo hacia la casa del acusado: “Subo por Garibaldi, a mitad de cuadra está el pasillo pero no estaba, cuando pego la vuelta veo que salta la vía y se va corriendo para la casa. En ese momento tenía un pantalón largo. Lo corrí hasta la casa, llamaba y no salía nadie y llegó la policía. Les dije: «Mirá que se metió ahí y no quiere salir». Salió el padre y dijo que se estaba bañando y el pibe cuando sale dijo que estaba durmiendo. Le dije: «pero cómo si recién te venía corriendo, dale Sarito hablá si vos sabés quién fue el pibe. Tu papá dice que te estabas bañando, vos decís que estabas durmiendo, ¿cómo es la cosa? No quieras encubrir a nadie, si vos sabés quién fue el que le pegó el tiro a mi hermano”, pero él no decía nada y se lo llevaron los oficiales.

Finalmente, Leandro contó que el día del crimen Sarito “había pasado por mi casa, por el pasillo dos. Lo vi tipo 2 o 3 de la tarde” y que al otro día fue “a la vía donde estaba tirado mi hermano ayer y me puse a mirar al piso y encontré las vainas tiradas en el piso, encontré tres que le entregué a la policía.”

Para el fiscal Avila, Sarito “siguió un plan criminal común” junto a quien lo acompañaba, un hombre aún no identificado, para poder darle muerte a Milton por los problemas que acarreaban desde hace un tiempo y le ocasionó la muerte intencionalmente al provocarle un shock hipovolémico por hemorragia masiva toraco­abdominal por lesiones viscerales múltiples causadas por proyectiles de un arma de fuego.

Tras la imputación, el juez le dictó a Sarito la prisión preventiva por 90 días mientras la investigación avanza en la búsqueda del autor de los disparos fatales.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS