Policiales

Identificaron el cuerpo de una chica encontrado en el río Paraná

Se trata de Lorena Noemí Barrios, de 21 años, quien había desaparecido de su casa de Resistencia el 10 de junio. No se determinó aún la causa del deceso.

Miércoles 19 de Junio de 2019

El cuerpo mutilado que se halló la madrugada del domingo en el río Paraná, en un paraje ubicado en inmediaciones de la ciudad de Romang, fue identificado a través de las huellas dactilares como el de Lorena Noemí Romero, una joven de 21 años que era buscada desde el lunes 10 de junio por la policía chaqueña. Lo último que se sabía de ella es que había salido de su casa en villa El Dorado, en Resistencia, para hacer un mandado. Pero nunca regresó. Al día siguiente de la desaparición de la joven su novio fue detenido bajo sospechas, pero el jueves recuperó la libertad.

Con la confirmación de la identidad de la joven, el fiscal Héctor Valdivia avanzará para determinar si existe responsabilidad del novio y su entorno en la muerte de Romero. En tal sentido se realizará una segunda autopsia ya que en la efectuada en Reconquista no pudo determinarse la causa de la muerte debido al avanzado estado de descomposición que presentaba el cuerpo cuyo desmembramiento, en principio, habría ocurrido luego del deceso.

En Santa Fe

El cuerpo que resultó ser de Lorena fue hallado el domingo, alrededor de las 2 de la madrugada, por un grupo de pescadores. El cadáver flotaba en el río Paraná, a la altura del paraje conocido como Pájaro Blanco, sitio con bajada para lanchas ubicado a mitad de camino entre Romang y Alejandra, dos localidades santafesinas del departamento San Javier situadas a 40 kilómetros de distancia entre sí.

Si bien el cadáver estaba en avanzado estado de descomposición y le faltaban las dos piernas y uno de sus brazos, igualmente pudo recuperarse una huella dactilar. Así peritos santafesinos pudieron identificarlo en la morgue judicial de Reconquista mediante el cotejo con el Registro Nacional de las Personas (Renaper) a través de la Policía Federal. Además había otros indicios que concordaban como el color de uñas, el mismo con el cual se había pintado la joven días antes de desaparecer.

El lunes al filo de la medianoche "se recibió la autopsia con las huellas dactilares por lo cual la División de Antecedentes Personales con su sección Rastros comenzó un trabajo muy minucioso que corresponden positivo a Lorena Romero. A partir de ese momento nos reunimos en horas tempranas con el fiscal para ver cómo seguía la investigación y también para darle aviso a sus familiares", explicó a la prensa el jefe de Investigaciones Complejas de la policía chaqueña, Aldo Mendoza.

Causas

El jefe policial dejó claro que no se descarta ninguna hipótesis. Y aclaró que por el momento no se pude determinar aún las causas de la muerte de la joven chaqueña.

"Es un cadáver que llevaba varios días en el agua y por ello hay análisis que demoran. No se puede confirmar la hipótesis del asesinato", explicó. Según trascendió extraoficialmente el desmembramiento del cuerpo se habría producido post mortem y la data de muerte superaría los cinco días desde el hallazgo del cuerpo.

En tanto, el cuerpo de Romero será trasladado hasta la ciudad de Resistencia donde se le practicará una segunda autopsia con el fin de determinar la causa de la muerte y en que contexto se produjeron las mutilaciones que presentaba. Así se busca establecer si Lorena fue asesinada, si se arrojó al río y si fue mutilada por alguna embarcación. "Todas las medidas que nos conduzcan a esclarecer este hecho se van a realizar", afirmó Mendoza.

Las últimas horas

Lorena fue vista por última vez a las 20.15 del pasado 10 de junio cuando salió de su casa de villa El Dorado, en Resistencia, para ir a un quiosco. La investigación, hasta el hallazgo del cuerpo, estaba centrada en las últimas horas de la víctima y el entorno de su novio Ezequiel Ramos, de 22 años, quien fue detenido al día siguiente.

En el marco de la búsqueda se repartieron folletos con la imagen de Lorena y números de teléfono para comunicarse. Además varias unidades policiales rastrillaron durante más de una semana zonas del Gran Resistencia al tiempo que se emitió un alerta nacional para la búsqueda.

Al día siguiente a la desaparición fue detenido Ramos pero como "no estaban dadas las condiciones probatorias para imputarle algún delito" en esta causa fue liberado el jueves 13. Según trascendió, del análisis de su celular no surgieron contradicciones con lo que declaró el muchacho.

Posteriormente se agregó otra línea de análisis tras registrarse una conexión en Facebook desde el perfil de Ramos en un momento en que éste se encontraba detenido.

Las últimas medidas tomadas por la jueza chaqueña Rosalía Zozzoli se llevaron a cabo anteayer cuando ordenó el secuestro de dos autos. Un Chevrolet Prisma fue incautado en la casa de un tío del novio y un Volkswagen se secuestró en el domicilio de un joven amigo de Ramos donde horas después de la desaparición de Lorena ambos estuvieron tomando. En los procedimeintos también se incautaron celulares.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario