Policiales

Identifican a jóvenes por la agresión a un muchacho en La Fluvial

Los ocupantes del auto en el cual se fue el presunto agresor de un joven herido la madrugada del domingo cuando salía de un boliche ubicado en la Estación Fluvial ya fueron identificados. En tanto, tres testigos dijeron que el chico no fue sometido a una paliza...

Jueves 24 de Enero de 2008

Los ocupantes del auto en el cual se fue el presunto agresor de un joven herido la madrugada del domingo cuando salía de un boliche ubicado en la Estación Fluvial ya fueron identificados. En tanto, tres testigos dijeron que el chico no fue sometido a una paliza sino que golpeó su cabeza contra un adoquín tras ser arrojado al piso por un solo agresor. El muchacho golpeado permanecía internado en el Hospital de Emergencias, en coma farmacológico y estado reservado.
  Gonzalo Corso tiene 17 años y la madrugada del domingo, cuando salía de un boliche al que había ido con amigos, sufrió un fuerte golpe en la cabeza. El hecho fue presenciado por una chica que llamó a una ambulancia, aportó a la familia del joven la patente del auto al que subió el agresor y les dijo que ese muchacho se llamaría “Lisandro”.
  Esa chica hasta ayer no había sido localizada. No obstante, tres testigos se presentaron en el juzgado de Instrucción 15 y contaron que Corso, a quien conocen del barrio, salía “al parecer tomado y tambaleándose” del boliche cuando otro muchacho “le hizo un tackle a título de broma y entonces se cayó y se golpeó la cabeza contra un adoquín”, según reprodujeron fuentes del caso. Esa versión preliminar sería compatible con el primer informe forense.
  Agentes de la comisaría 1ª localizaron luego al titular del vehículo, un Volkswagen Gol, y le tomaron declaración informativa. El joven dijo que estaba en su auto con cuatro amigos, de quienes dio sus identidades, y que se enteró de un altercado entre uno de los muchachos y Corso. Pero que nunca supo de la gravedad del incidente.
  Los representantes legales de los ocupantes del auto se pusieron a disposición del juez Jorge Baclini, quien según fuentes judiciales les tomará declaración informativa —lo que no implica una imputación directa— hasta tanto se determine quién habría sido el agresor.
  Por otra parte, familiares de Gonzalo que ayer aguardaban su evolución en la guardia del Heca se encerraron en un hermético silencio alegando “no tener en claro cómo sucedieron los hechos”, según dijo a este diario un amigo del joven que se identificó como Agustín. “Por orden de la familia no podemos dar ningún tipo de información”, dijo. No obstante, pidió “que los testigos declaren lo que hayan visto”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario