Policiales

Hay un tercer acusado por el ataque a balazos a la seccional 14ª

El juez trasladó su despacho al Heca, donde el joven está internado tras recibir dos balazos. Le dictó prisión preventiva hasta el alta médica.

Jueves 21 de Mayo de 2015

Un día después de que el juez Gonzalo López Quintana imputara a dos jóvenes por tentativa de homicidio y portación de armas de fuego por el demencial ataque a tiros contra los policías que se encontraban de guardia la noche del domingo en la comisaría 14ª de barrio Belgrano, hecho en el que fueron heridos dos uniformados, el magistrado trasladó su despacho a la sala del Hospital de Emergencias Clemente Alvarez en la cual se encuentra internado otro de los sospechosos del aún oscuro episodio.

Se trata de un joven de 18 años identificado como Emanuel Gamarra, quien recibió la misma imputación que los otros dos muchachos a los que el juez les dictó prisión preventiva sin plazo en una audiencia oral y pública. En este caso, el magistrado le dictó la medida de prisión mientras dure su internación y hasta tres días después de recibir el alta médica, momento en el cual podrá ser sometido a una serie de medidas de prueba y pericias.

Los otros imputados fueron reconocidos en rueda de personas, pero las mismas fueron objetadas por la defensora oficial María Eugenia Carbone. La funcionaria planteó que no están claras las circunstancias de los señalamientos y remarcó que horas antes de que los jóvenes fueran apresados y llevados a audiencia, sus fotos ya circulaban por las redes sociales impulsadas desde la página de Facebook del "Círculo Policial Argentino", en donde se mostraba a Abel Fernando Pereyra, de 18 años, sentado en un patrullero y con la misma ropa que tenía en la audiencia a la que fue sometido el martes; a Guillermo Daniel Nieri, de 30 años, golpeado, con la remera rota y manchas de sangre; y al propio Gamarra con el abdomen vendado y sentado en una silla de ruedas como consecuencia, presuntamente, de los disparos que recibió en el costado derecho de su cuerpo, por debajo de las costillas, y otro en una pierna cuando los policías repelieron el ataque.

La coartada. Gamarra había ingresado al Hospital Alberdi el domingo a las 22, acompañado por su novia, pocos minutos después del ataque a la seccional de Marcos Paz al 6600 cuyos móviles aún siguen siendo poco claros. Tras recibir las primeras curaciones fue derivado al Heca donde aún permanece internado y ayer fue sometido a la audiencia de imputación en presencia del juez López Quintana, la defensora Carbone y la fiscal Andrea Vega.

Según fuentes de la investigación Gamarra quedó detenido porque, supuestamente, el policía R., uno de los cuatro que la noche del domingo cubría la guardia de la 14ª, lo reconoció como uno de los atacantes a la seccional mientras él también se reponía de sus heridasen una cama de la guardia del Heca.

Por lo que trascendió, el imputado le dijo al juez que iba a declarar una vez que salga del hospital y sea sometido a una nueva audiencia en Tribunales, mientras que su novia ya prestó declaración en la seccional, en la División Judiciales y en la Defensoría Pública. En todas esas ocasiones sostuvo un mismo discurso: Gamarra fue baleado cuando estaba en su compañía y fueron víctimas de un asalto.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS