Policiales

"Hay elementos para vincular a Schmidt a una organización de tráfico de estupefacientes"

Lo aseguró esta mañana el fiscal federal Mario Gambacorta, quien dijo que "por los últimos acontecimientos, hay muchos policías de la provincia de Santa Fe inmersos en investigaciones judiciales".

Viernes 16 de Octubre de 2015

El fiscal federal Mario Gambacorta, a cargo de la investigación la causa por narcotráfico por la cual quedó detenido el ahora extitular de la comisaría 19, Carlos Schmidt, indicó hoy que si bien el proceso "llevará su tiempo" hay "elementos suficientes en esta etapa como para entender que (Schmidt) está vinculado a una organización de tráfico de estupefacientes".

En declaraciones al programa "Todos en la Ocho", Gambacorta se refirió a la investigación que desbarató una banda que traficaba cocaína y los lazos que el comisario Schmidt tenía con esa organización y al respecto señaló que "el secuestro es muy importante en función de lo que habitualmente ocurre. Es una cantidad más que llamativa y que venía de un cargamento del norte de país, más precisamente de Salta, y no sería raro que a su vez haya llegado de Bolivia".

Sobre si la droga venía para Rosario o estaba en tránsito, el fiscal explicó que "sobre la pureza no hay una determinación definitiva porque faltan pericias y el análisis lleva un tiempo, pero la calidad de la presunta cocaína secuestrada es alta. Por otra parte se trata de dos cargamentos que, si bien tendrían vinculación entre ellos, fueron logrados en dos puntos geográficos totalmente distantes. Lo que se secuestra en nuestra jurisdicción son 53,700 kilos que eran trasladados en una camioneta Meriva cerca de San Genaro, sobre la ruta. El otro refiere a un operativo de Gendarmería, cerca de la frontera de Salta con Bolivia, donde se secuestran unos 48 kilos de cocaína que eran trasladadas en una camioneta Zafira que sería propiedad de las mismas personas que están detenidas aquí en Rosario".

Cuando se le recordó que el secretario de Seguridad nacional, Sergio Berni, había manifestado su enojo porque uno los implicados, Walter Daniel Jure, es un conocido narcotraficante que estaba en libertad y que operaba con tranquilidad, Gambacorta resaltó que "no me corresponde a mí analizar los dichos de Berni en virtud de la función pública que llevamos adelante. La libertad de esta persona estará dada en función de lo que han resuelto los jueces en la causa en la cual estaba involucrada. Tengo certeza de que fue condenado oportunamente en una causa del año 2002 cuando intervenía como soldado o custodio de un cargamento de marihuana que venía del norte. Por otra parte, no tengo chequeado como que haya cumplido otra condena en relación a hechos ilícitos concretos".

"Pero estamos hablando -abundó el funcionario judicial- de que esta persona está detenida. Lo que sí tengo entendido es que esta persona fue condenada a una cantidad determinada de años, cumplió su condena y salió en libertad. Habrá que ver si tenía otra condena. Pero eso es lo que tengo".

Al consultársele su opinión sobre la participación en esta operación de un jefe policial, como el comisario Carlos Schmidt, indicó que "la opinión pública tiene todo el derecho de conmoverse por estos hechos. Evidentemente que por los últimos acontecimientos y por las propias declaraciones que han hecho personas ligadas directamente a la policía de la provincia de Santa Fe, como control de seguridad o controles internos, hablan de que hay una gran cantidad de policías inmersos en investigaciones judiciales. Eso esta claro que formará parte de una política de depuración de la fuerza que se dará dentro de la órbita política, pero que yo soy quien debe definirla . Está claro que el fenómeno existe, que es indudable".

Consultado puntualmente sobre cuál era el delito por el que se investigaba al comisario Schmidt, Gambacorta relató que "ayer, a solicitud de esta Fiscalía, el juez aceptó librar su orden de detención y posterior indagatoria en función de haber considerado que había elementos suficientes en esta etapa como para entender que está vinculado a una organización de tráfico de estupefacientes. Y se le imputó eso, la tenencia en forma conjunta y organizada de la cantidad de estupefacientes que se secuestró en esta jurisdicción con las personas que están imputadas en la causa. Obviamente que estamos hablando de una declaración indagatoria que es el primer acto procesal que liga a una persona a un proceso judicial. Para llegar a una condena falta mucho. Eso es lo que hay que aclararle a la sociedad: que esta persona no está condenada, sino investigada y sospechada de haber participado en una organización y nosotros somos los encargados de probar eso y ellos se resistirán a la acusación y después se resolverá. Después, si hay elementos suficientes, la causa se elevará a juicio y un tribunal decidirá si esta persona es culpable o no".

Gambacorta agregó que "hay una hipótesis de trabajo que sostiene siempre la Fiscalía y que además, ha sido avalada, por la indagatoria realizada por el juez de la causa, que es el hecho de no haberle imputado un encubrimiento sino una participación en la organización".

Sobre las declaraciones del abogado del comisario Schmidt -quien dijo que a su defendido se lo había condenado mediáticamente- opinó que "el derecho constitucional de defensa se lo garantiza plenamente y el defensor y el imputado se pueden resistir perfecta y libremente a toda imputación. Nosotros en la Fiscalía tenemos una sospecha de que esta persona participaría en un hecho ilícito y por eso el juez lo indagó. Después está claro que esto recién se inicia y habrá que ver si judicialmente se prueba el hecho que se le imputa. Lo de la condena mediática no me corresponde decirlo a mí".

Finalmente, al fiscal federal se lo consultó sobre si consideraba o no que una organización narcocriminal pudiera actuar sin la anuencia de la policía, y sobre el particular indicó que "yo soy fiscal, no soy experto en seguridad o en fenómenos criminológicos si bien tengo fundamentos y conocimiento objetivo en función de la experiencia. La experiencia, últimamente, da a pensar que en muchas organizaciones, no sólo en Rosario, sino en Santa Fe, en el país y en el mundo, muchas veces algún personal de alguna fuerza de seguridad está involucrado en el delito dándole cobertura o facilitando la tarea de las personas que trafican y comercian directamente estupefacientes. Eso está en todos los medios, no estoy descubriendo nada. Pero me refiero a que lamentablemente es un fenómeno que se está dando y, particularmente en los últimos años, se ha reproducido e instalado".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS