Policiales

Hallaron incendiado el auto usado por el asesino del padre de "Pollo" Bassi

Es un Chevrolet Agile robado en Buenos Aires. Investigan la posibilidad de que el sicario que acribilló a mansalva a Luis Angel Bassi haya llegado desde esa provincia.  

Viernes 24 de Octubre de 2014

Mientras el cuerpo de Luis Angel Bassi yacía sobre la camilla del Instituto Médico Legal para ser sometido a la autopsia, a la 1.30 de la mañana de ayer una patrulla de Gendarmería Nacional encontró en un descampado de Villa Gobernador Gálvez un Chevrolet Agile azul "incendiado en su totalidad". El fiscal Florentino Malaponte oficializó el hallazgo mediante un comunicado y sostuvo que el mismo habría sido utilizado por el sicario que el miércoles a la mañana terminó con la vida del padre de "El pollo" Bassi. "El auto cuenta con similares características a las descriptas por los testigos y podría ser el utilizado" en el crimen, explicó el fiscal. Y aseguró que desde el lugar del hallazgo, en Magallanes y el camino a Cargill, en Villa G. Gálvez, el vehículo fue llevado a un galpón de Gendarmería donde será peritado.

El día después del asesinato de Luis Bassi no sólo estuvo signado por la aparición de ese auto, que responde a la descripción dada por los tres testigos del asesinato, sino por encender la usina de especulaciones respecto a los móviles del tercer crimen que, en diez meses, afecta directamente a la familia del sindicado narco y ex barra de Newell's Old Boys, Luis Orlando "Pollo" Bassi.

A poco de cometerse el ataque a tiros contra Bassi, quien tomaba mates en la puerta de su remisería de 20 de Junio y Chile, cuando fue acribillado, los testigos hablaron de un Chevrolet Agile azul, patente JHS117, como el auto utilizado por el asesino. Y el vehículo encontrado incendiado ayer es un modelo idéntico aunque con patente JZH117. Lo cierto es que el primero de esos rodados, de haber sido el usado en el episodio, fue robado en la ciudad bonaerense de Vicente López.

Escenario difícil. Lo quirúrgico del atentado, en un escenario desventajoso para el agresor —un sólo tirador que actuó a plena luz del día a la vista de testigos y a cara descubierta— expone un salto de calidad en la complejidad de una historia ya de por sí enredada. La manera en que el sicario mató a Bassi exhibe una postal similar a la que se veía en Rosario los meses posteriores al asesinato de Claudio "Pájaro" Cantero, el líder de la banda de Los Monos acribillado frente a un boliche de Villa Gobernador Gálvez el 26 de mayo de 2013, hecho por el cual está procesado y preso como instigador Luis "Pollo" Bassi. Claro está que varios meses después de ese hecho, los gatilleros que animaron varios crímenes con olor a venganza, están presos, muertos o en fuga.

Según distintas fuentes, todas ellas bajo riguroso anonimato, el crimen de Luis Bassi incorporaría al análisis de la guerra narco la presencia de asesinos llegados desde la provincia de Buenos Aires que cumplen un plan pergeñado por pesos pesados y luego desaparecen.

¿Quién ordenó matar a Luis Bassi y por qué motivo? Esas serán las preguntas que moverán la investigación de ahora en más. Para los pesquisas, aunque no lo digan a viva voz, el contexto sigue siendo el comercio de estupefacientes en el departamento Rosario, fundamentalmente en Villa Gobernador Gálvez, favorecido por el "laxo control existente sobre la autopista Rosario-Buenos Aires".

Veinticuatro horas después de haber sido mortalmente herido en su remisería, los restos de Luis Angel Bassi comenzaron a ser velados el mediodía de ayer en una cochería de Villa Gobernador Gálvez. El fiscal Florentino Malaponte se mostró cauto al dialogar con la prensa e indicó que los avances de la causa se comunicarán por escrito. En ese sentido, Bassi falleció por "las lesiones provocadas por 7 disparos de arma de fuego en distintas partes del cuerpo", dice el parte oficial.

En la escena del crimen de Bassi, la misma donde mataron a sus hijos Leonardo (el 31 de diciembre pasado) y Maximiliano (el 11 de febrero de este año), "la Policía Científica de la Unidad Regional II halló 26 elementos balísticos: 16 vainas, varias esquirlas y algunos plomos. También constató daños en un auto", se indicó en el parte.

Pericias y medidas. Además de tomarle declaración a tres testigos, uno de ellos el muchacho que estaba junto a Bassi al momento de ser atacado, Malaponte escuchará a los familiares de la víctima para conocer detalles que tengan para aportar a la investigación. Los testigos coincidieron en que fue un solo tirador el que sorprendió a Bassi mientras tomaba mates y charlaba en la vereda con un operador de radio de la remisería.

El matador, que actuó a cara descubierta, llegó caminando tras dejar estacionado un auto azul oscuro a la vuelta del local y luego escapó en ese rodado. Un vecino dijo haberlo visto disparar con una 9 milímetros que tenía "un cargador de ametralladora", más largo que el usualmente utilizado en esa pistola.

El fiscal ordenó además que se realizara la "búsqueda de rastros de rigor" en el Chevrolet Agile modelo 2011 incendiado. Y, además, ordenó que el municipio de Villa Gobernador Gálvez entregue las filmaciones de las cámaras de videovigilancia que tiene la ciudad captadas entre las 9 y las 10 de la mañana del miércoles, hora en la que se produjo el homicidio número 200 registrado en el departamento Rosario en el presente año.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario