Policiales

Hallan a un hombre asesinado al lado de su auto incendiado en Alvear

Marcelo Marini tenía 50 años. Le asestaron varias puñaladas. Presumen que quemaron su auto para borrar huellas. No había sospechosos hasta anoche.

Jueves 13 de Febrero de 2020

Ayer a media mañana fue hallado el cuerpo de Marcelo Antonio Marini, de 50 años, en la colectora al acceso a Cargill, una zona ubicada entre Villa Gobernador Gálvez y Alvear. El cuerpo estaba tendido al lado de un auto completamente incendiado y presentaba varias puñaladas con una herida visible en el cuello. Según las primeras observaciones, los peritos policiales arriesgaron en el mismo lugar del hecho que era " probable que la víctima haya sido trasladada hasta el lugar" y arrojada allí, para luego quemar el auto, un Chevrolet Aveo dominio MTA-929.

En el primer examen ocular médico se constató que el cuerpo sufrió nueve puñaladas con preponderancia en la zona del tórax, donde relevaron seis lesiones. Y otras tres heridas se concretaron en el cuello. No presentaba heridas cortantes en las manos pero tenía huellas de quemaduras en sus piernas.

Las primeras informaciones dan cuenta de que un vecino del lugar que pasa habitualmente por esa colectora, y trabajaría en las quintas instaladas en el camino rural, divisó la carrocería del Chevrolet Aveo incendiado a un lado de la huella, entre los pastizales y la cuneta del camino. Al acercarse, el testigo logró ver a unos metros del vehículo el cuerpo de Marini, descalzo y vestido con bermuda y remera.

Las medidas investigativas fueron ordenadas por el fiscal de homicidios dolosos Adrián Spelta, quien luego trasladó el caso a la fiscal Marisol Fabbro, quien solicitó al Gabinete Criminalístico realizar las pericias de levantamiento de rastros y relevamiento de cámaras, aunque sobre el camino no había cámaras instaladas. El auto estaba totalmente quemado y los pesquisas presumen que la razón del incendio fue para borrar huellas.

Marcelo Antonio Marini tenía cincuenta años y era oriundo del barrio Tiro Suizo. Un antiguo policía deslizó que "no parece un crimen ligado al narco, esos directamente se arreglan a tiros, esto parece más una venganza o algo interpersonal".

Cuando el vecino pasó por el lugar, alrededor de las 10 de la mañana, en principio percibió el olor a quemado y después observó las últimas llamas sobre el mismo vehículo. El cuerpo se encontraba tendido y sangrante.

El lugar del hallazgo es un descampado en el que, sin embargo, se registra habitualmente la presencia de vecinos y trabajadores de las quintas, pero no a todas horas se puede ver gente pasar por allí.

La conjetura inicial por los elementos reunidos preliminarmente es que los agresores de Marini lo ultimaron en un lugar no determinado y que luego trasladaron su cuerpo en el asiento trasero del Aveo para descartar el cadáver.

El lugar

La calle Río Paraná es un camino de mejorado paralelo al camino a Cargill, el tramo que lleva a la cerealera. Es en la zona sur de Villa Gobernador Gálvez y a lo largo del camino se suman los invernaderos, las quintas y una huerta comunitaria. Para dar aún más cobertura a la posibilidad de tirar allí un cuerpo el camino está bordeado de pinos y altos pastizales.

Uno de los primeros elementos recogidos por los investigadores sobre el entorno relacional de Marini permitió saber que mantenía una relación conflictiva con su ex mujer lo que no implica para la fiscalía que tenga algo que ver ella o esa cualidad con este desenlace.

El fiscal Spelta se desprenderá de este legajo porque tuvo ocho homicidios en su turno semanal. Esto implicó que le delegara dos de esos hechos a su predecesor en el turno el fiscal Miguel Moreno y que deba desprenderse del último caso, que se el de ayer, y cederlo a Marisol Frabbro, que queda a cargo de los hechos a partir de hoy.

Ayer se solicitaron cámaras de seguridad a la planta de Cargill porque en el Ministerio Público de la Acusación (MPA) constataron que hay tecnología de ese tipo en el camino. Se pidió además a la encargada del edificio donde vivía la víctima los contenidos grabados de las cámaras de vigilancia del martes y de ayer a fin de constatar si aportan alguna novedad. Hasta ayer se ignoraba si Marini fue ultimado por sus agresores en el lugar donde lo encontraron o si lo mataron en otro sitio y lo llevaron hasta allí para confundir la investigación.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario