Policiales

Hallan muerto al dueño de una joyería de Mendoza al 900

El fiscal de Homicidios Adrián Spelta trabaja en el lugar para determinar la causa de la muerte.

Jueves 18 de Abril de 2019

El propietario de una tradicional joyería ubicada en Mendoza al 900, pleno centro rosarino, fue hallado muerto en horas de la mañana de hoy. La víctima, de 55 años, es titular del local bautizado como Nefertiti, que había sido blanco de boqueteros en 2016.
En el lugar se encuentra el fiscal de Homicidios Adrián Spelta ante la sospecha de que el hombre habría sido víctima de un crimen. También, acudió personal de criminalística de la Policía de Investigaciones (PDI) recoger rastros que puedan esclarecer las circunstancias del deceso.
Gran cantidad de móviles de la policía e integrantes del gabinete criminalístico de la Policía acudieron al lugar al tomar conocimiento de que el cuerpo del joyero, identificado como Miguel Angel Gómez, había sido encontrado en el interior del local junto a una mancha de sangre que manaba de su boca.
"En abril de 2016, la joyería Nefertiti había sido objeto de un robo de aproximadamente 400 mil pesos".
En el lugar se encontraban el hijo y la hija del joyero, al igual que su esposa y una nieta de éste. Varios vecinos expresaron a La Capital su sorpresa por la muerte del hombre. Así, una vecina comentó: "Tengo un negocio aquí por cale San Martín y siempre le traigo cosas para arreglar. Aparentemente no se escucharon disparos ni nada de eso, pero ya lo habían asaltado en varias oportunidades", presumiendo que la muerte del comerciante se debía a un hecho de robo.
La mujer daba datos ciertos: en abril de 2016, la joyería Nefertiti había sido objeto de un robo de aproximadamente 400 mil pesos, cuando un grupo de boqueteros ingresó al local por una librería lindera de la que no robaron nada luego de romper una pared de más de 30 centímetros de espesor.
En tanto, el fiscal de Homicidios Adrián Spelta comentó a la prensa que "una de sus hijas llegó, vio cerrado y vio el auto en la cochera. Le llamó la atención que no respondiera y llamó a un cerrajero. Entraron y lo hallaron en el piso en una de las habitaciones, tirado en el piso y con sangre que le manaba de la boca y de la nariz"
Spelta aclaró que "no hay evidencias de acto de violencia. Estamos esperando al Sies para que pueda determinar la causa de la muerte. No podemos precisar la causa de la muerte todavía".
"Lo que pudimos reconstruir es que a las 11.30 entró una persona como cliente, lo saludó y es la última vez que se lo ve. Después, a las 13, llego la hija. Lo que estoy haciendo ahora es requiriendo las imágenes de las cámaras de seguridad de la zona y la de la GUM, ubicada en Mendoza y Maipú, para poder reconstruir los últimos minutos y tratar de identificar a la persona que estuvo con él, que es un hombre de alta talla y vestía ropas oscuras", amplió el fiscal de Homicidios.
"Las hipótesis pueden ser variadas, pero las más fuertes son la muerte natural o el fallecimiento a raíz de algún golpe. Los médicos del Sies no constataron heridas ni de arma blanca ni de arma de fuego. Pero estos médicos no hacen un relevamiento total del cuerpo, por eso necesitamos de un médico de policía", redondeó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});