Femicidio

Hallan ahorcada a una chica de 17 años que estaba desaparecida

La adolescente era buscada desde hace dos semanas fue asesinada con un cordón.

Jueves 28 de Noviembre de 2019

Una adolescente de 17 años que era buscada desde hace dos semanas en el partido bonaerense de General Villegas fue encontrada ahorcada con un cordón cerca del cementerio municipal, y por el femicidio fue detenido un joven que había salido a hacer ejercicio con ella antes de su desaparición, informaron hoy fuentes judiciales y policiales.

Se trata de Milagros Robledo (17), quien estaba desaparecida desde la tarde del 13 de noviembre, cuando se retiró de su casa en bicicleta.

La madre de la víctima recién formuló la denuncia por el paradero 12 días después, el lunes pasado, ya que, según confiaron fuentes policiales, pensó que Milagros podía estar con su novio, un joven con el que mantenía una relación desde hacía dos años.

La investigación quedó en manos del fiscal Fabio Arcomano, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 6 del departamento judicial de Trenque Lauquen, quien luego de una serie de testimonios y averiguaciones determinó que Milagros había salido de su casa con su bicicleta, sin dinero y con dos teléfonos celulares que estaban inactivos.

La bicicleta de la chica fue encontrada abandonada en el bicicletero de un local de deportes situado en la calle Rivadavia, entre Necochea y Belgrano, muy cerca del domicilio de la víctima, hasta donde se sospecha que la llevó el homicida para despistar.

La clave de la investigación fue el análisis de las cámaras de seguridad del municipio y de comercios y viviendas particulares, a partir de las cuales se pudieron reconstruir los últimos movimientos de Robledo.

“Milagros participaba de un grupo de running informal que tiene un circuito en la zona del cementerio de Villegas. El día de su desaparición, la chica quedó filmada junto a uno de los corredores de ese grupo. Él corriendo y ella en bicicleta”, reveló el fiscal Arcomano.

De acuerdo a lo que reconstruyeron los investigadores, Milagros salió a las 18.30 del 13 de este mes de su casa, se encontró con el ahora detenido Adrián Cristian Almirón (25) en la plaza Islas Malvinas, cerca de la estación de tren, de allí se dirigieron al Parque Municipal y luego a la zona del cementerio.

Al ser la última persona que estuvo con la adolescente antes de su desaparición, el testimonio de Almirón, un changarín que hace dos años se instaló en la ciudad, resultaba clave para la investigación.

Al ser interrogado, Almirón dio una serie de versiones sobre el recorrido que realizaron hasta la zona donde hicieron ejercicio, pero afirmó que dejó a Milagros junto a una tercera persona en un sitio determinado.

“Esa tercera persona es un empleado municipal que tenía una coartada firme, ya que estaba trabajando al momento de los hechos. Eso, sumado a una serie de contradicciones que había cometido, hizo que Almirón quedara aprehendido como sospechoso”, dijo el fiscal.

Si bien algunas fuentes policiales habían indicado que Almirón se quebró, se autoincriminó e indicó el lugar donde estaba el cadáver, Arcomano aclaró que “no hubo una confesión formal”.

“Lo que sucedió es que se ordenó rastrillar el lugar donde él dijo que dejó a Milagros con ese hombre y a 50 metros apareció el cadáver”, indicó el fiscal.

Algunos rastrillajes ya se habían realizado en la zona del Parque Municipal, pero al requisar un campo lindero al cementerio y cerca de la ruta 33, fue hallado el cadáver de Robledo semienterrado y en estado descomposición.

La víctima estaba vestida con la mismas ropas con las que había salido a hacer ejercicio: remera lila, calza corta gris, zapatillas rojas y una mochila beige.

Alrededor del cuello, la chica tenía enroscado un cordón de su propia mochila, que también estaba atado a una de sus piernas.

La autopsia reveló que Milagros murió a raíz de una asfixia por ahorcamiento con esa cuerda y la data de muerte coincide con los días que llevaba desaparecida.

Los forenses no detectaron signos de abuso sexual a simple vista, aunque para confirmarlo se esperarán estudios complementarios.

El detenido también quedó comprometido en la causa por la aparición de los dos teléfonos celulares que llevaba la víctima, uno propio y el otro de su madre.

“El celular de Milagros fue vendido sin chip hace unos días y por el propio imputado, a un conocido, mientras que el teléfono de la madre fue encontrado en una allanamiento en su casa, ya que se lo había regalado a su hijito”, dijo un jefe policial.

Almirón quedó detenido acusado del delito de “femicidio”, que prevé prisión perpetua y recién será indagado mañana por el fiscal Arcomano en Trenque Lauquen, cabecera del departamento judicial.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario