Policiales

Hábeas corpus en favor de detenidos internados

El Servicio Público de la Defensa Penal presentó, a través de los abogados Daniel Kantor y Andrea Siragusa, un hábeas corpus a favor de dos internos que son pacientes del Centro de Salud Mental Agudo vila que fueron esposados dentro del hospital e hicieron extensivo el planteo para todos los internos que se encuentran en ese efector de salud.

Miércoles 19 de Junio de 2019

El Servicio Público de la Defensa Penal presentó, a través de los abogados Daniel Kantor y Andrea Siragusa, un hábeas corpus a favor de dos internos que son pacientes del Centro de Salud Mental Agudo vila que fueron esposados dentro del hospital e hicieron extensivo el planteo para todos los internos que se encuentran en ese efector de salud. A pesar de la negativa presentada por la fiscal de Violencia Institucional, el juez Gonzalo López Quintana hizo lugar al reclamo y recomendó al Servicio Penitenciario que extreme las medidas pertinentes a fin de cumplir con la reglamentación vigente e instruir al personal que presta servicio de custodia en el lugar para que inmediatamente cesen con ésta práctica dentro del hospital salvo orden expresa de los profesionales en el marco de los protocolos médicos vigentes y en beneficio de la salud de los pacientes.

Los defensores oficiales plantearon la acción luego de que sus asistidos les contaran que estuvieron esposados tres noches y dos tardes en el hospital; y explicaron que existen elementos para iniciar una investigación a partir de los antecedentes que hay sobre el tema y las denuncias radicadas.

En la audiencia, un médico psiquiatra del hospital explico en qué casos un paciente debe ser sujetado y dijo que no es habitual. También habló el asesor legal del centro asistencial que se refirió al protocolo y atención de pacientes y reconoció que fueron atados.

A su turno la fiscal Bartocci rechazó el planteo aunque aclaró que ello no implica profundizar el tema o abrir una investigación y pidió que se inste al Servicio Penitenciario a evitar esposar a los imputados.

Finalmente el magistrado hizo lugar el reclamo y recomendó al Servicio Penitenciario que extremen las medidas pertinentes a fin de cumplir con la reglamentación vigente e instruir a su personal a cesar en forma inmediata con la práctica de usar esposas dentro del hospital salvo orden expresa de los profesionales de la salud.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario