Policiales

Grandes sorpresas en los allanamientos por el homicidio de un prestamista

En un departamento cuyas expensas están a nombre de un hampón vive un policía de la PDI que tenía un auto de la repartición en la cochera.

Sábado 01 de Diciembre de 2018

La pesquisa sobre el homicidio del prestamista Lucio Raúl Maldonado se transformó en una caja de Pandora. Tal como informara La Capital en su edición de ayer, la noche del jueves los investigadores judiciales del caso ordenaron 17 allanamientos y, en uno de ellos, realizado en el complejo Condominio Del Alto que se ubica frente al Parque Scalabrini Ortíz encontraron que en una de las viviendas apuntadas como propiedad de Esteban Lindor Alvarado, un rosarino vinculado al narcotráfico y condenado por robo y desguace de autos de alta gama, vivía un alto jefe de la Policía de Investigaciones (PDI). Y, además, que en la cochera correspondiente a ese departamento había una camioneta Jeep y un vehículo asignado al trabajo de la PDI pero sin plotear.

Ese sorpresivo hallazgo motivó que el Ministerio de Seguridad desplazara de su cargo al subcomisario Juan Mackat, de 40 años, quien hasta ayer ocupaba la jefatura de Inteligencia Zona Sur de la Dirección de Control de Adicciones, que funciona en La Paz al 400 bajo la órbita de la PDI.

En otra vivienda allanada, en tanto, los policías hallaron una camioneta a nombre de Colián Miguel, un referente de la comunidad gitana que fue víctima de un secuestro extorsivo el pasado 3 de septiembre.

En un caserío

Los operativos se iniciaron en el marco de la investigación por el brutal homicidio de Lucio Maldonado, un prestamista secuestrado y ejecutado de tres balazos hace dos semanas, quien apareció maniatado y semidesnudo en la colectora de avenida de Circunvalación y bulevar Oroño. Un seguimiento hecho a los GPS de los vehículos donde se llevaron cautivo a Maldonado, que tenía 37 años, llevó a los pesquisas hasta una finca del paraje Los Muchachos, un caserío ubicado sobre la ruta A-012 entre las rutas 14 y 18.

En ese lugar los policías hallaron una serie de documentos, impuestos y recibos de expensas pertenecientes a distintas propiedades de Alvarado, lo que deparó los 17 allanamientos realizados en busca de este hampón en distintos domicilios de la zona, entre ellos un barrio cerrado de Funes y en el complejo edilicio mencionado.

Ayer fueron los fiscales Luis Schiappa Pietra y Matías Edery los encargados de clarificar en una rueda de prensa que duró menos de seis minutos y en la que reinó la cautela y el sigilo, todo lo ocurrido en los allanamientos realizados a lo largo del jueves y las sorpresas que los mismos depararon. Y si bien fuentes extraoficiales habían mencionado a Alvarado y su círculo íntimo y de allegados como objetivo del operativo, ayer ni lo nombraron. Edery sólo dijo: "Encontramos documentación vinculada a una persona que después derivó en estos allanamientos".

Indicios

"Tenemos indicios de qué esta persona podría estar detrás del homicidio (de Maldonado). En virtud de eso se hizo el primer allanamiento (en la finca del paraje Los Muchachos), al que se llegó tras un seguimiento de cámaras (GPS) del vehículo de Maldonado. Y en ese lugar se encontó toda la demás información", agregó el fiscal.

Y sobre el supuesto móvil del homicidio aseguro: "Hoy por hoy no lo tenemos, estamos investigando a una persona que sería la que encargó el crimen". Pero dijo que no hay orden de captura para Alvarado.

¿Quién es?

Alvarado es un peso pesado del delito que fue condenado en 2016 a seis años y seis meses de prisión como jefe de una asociación ilícita dedicada a robar vehículos en el conurbano norte bonaerense que luego eran desguazados en Rosario. Tras cumplir la mitad de la condena recuperó la libertad y muchos investigadores sospechan que reparte su tiempo entre Rosario y Buenos Aires.

Su liberación encendió luces de alarma en el Ministerio de Seguridad de Santa Fe ya que su nombre siempre aparece en las sombras cuando se habla de negocio de la venta de estupefacientes. Un cargo por el cual Alvarado no tiene ninguna condena aunque sí muhcas sospechas.

El fiscal de San Isidro Patricio Ferrari, quien lo llevó a juicio por el robo de autos, entregó en la Oficina Judicial de Causas con Imputados No Individualizados de los Tribunales de Rosario una caja con 100 CD's de escuchas en las que parecían evidentes las incursiones de Alvarado en el narcotráfico, por lo que ahora lo investiga la Justicia federal.

Sobre la mesa

La investigación por el crimen de Maldonado llevó el miércoles a que efectivos de la Tropas de Operaciones Especiales (TOE) llegaran hasta una casa quinta de 4,5 hectáreas ubicada en el paraje Los Muchachos, a unos ocho kilómetros de Rosario. Esa vivienda está ubicada en el extremo norte del caserío de cuatro manzanas y es la más alejada de la ruta nacional 33. Según la pesquisa, en ese lugar el Chevrolet Cruze del asesinado Lucio Maldonado estuvo detenido varias horas tras la desaparición del hombre, ocurrida la medianoche del sábado 10 de noviembre.

El hombre, a quien apodaban "El Gordo", fue encontrado sin vida el martes 13 sobre la colectora de Circunvalación, a escasos 200 metros del casino. Entre sus ropas le dejaron un cartel que decía: "con la mafia no se jode".

En la casa quinta los agentes de la TOE encontraron, a simple vista y sobre una mesa, una cantidad de impuestos y resúmenes de cuentas a nombre de Esteban Alvarado y de personas de su entorno familiar. Los fiscales presumen, según fuentes del caso, que la propiedad pertenece a los hijos de Alvarado. Tras el hallazgo de la evidencia los fiscales que trabajan sobre el homicidio del prestamista ordenaron 17 allanamientos, la mayoría propiedades de Alvarado y de sus allegados, operativo que fue ejecutado por la misma TOE, la Policía Federal y Prefectura Naval.

Sorpresa y media

Cuando al caer la tarde del jueves efectivos de la Policía Federal llegaron a un departamento del 2º piso del complejo Condominios Del Alto, en avenida Central Argentino 180 y frente al Parque Scalabrini Ortiz, se llevaron una sorpresa. Era el domicilio de un subcomisario de la policía santafesina, más precisamente el jefe de Inteligencia Zona Sur del área antidrogas de la PDI. Es decir, el hombre que lleva adelante las investigaciones de los casos de narcóticos en el sur santafesino.

Los federales habían llegado hasta allí a partir de los recibos de expensas que encontraron en el paraje Los Muchachos y que estaban a nombre de Alvarado y su mujer. En las dos cocheras correspondientes a ese domicilio había estacionada una camioneta Jeep y un vehículo sin plotear pero asignado al trabajo de la PDI.

El ocupante del departamento es el subcomisario Javier Mackat, quien estaba a punto de ser nombrado comisario y que transitó su carrera en la comisaría 20ª de Empalme Graneros, en el Destacamento de los Tribunales provinciales, en la Brigada Operativa de la PDI y en Inteligencia de la Dirección de Control de Adicciones.

La noticia cayó como un balde de agua helada en el ámbito del Ministerio de Seguridad, desde donde ayer se decidió separar al oficial del cargo y abrir un sumario administrativo que lo dejará en disponibilidad preventiva. Ésto sin que desde el Ministerio Público de la Acusación exista aún una imputación en su contra. Luego del allanamiento el subcomisario quedó en estado de libertad, aunque entre sus camaradas ayer se preguntaban: "¿Podés vivir en una casa a la que llegan expensas a nombre de Esteban Alvarado y trabajando en drogas no saber quién es Esteban Alvarado?". Oficialmente desde el área de Seguridad provincial no hubo comentarios.

   Los fiscales Schiappa Pietra y Edery indicaron que el subcomisario Mackat les explicó que el departamento en el que reside, valuado en 200 mil dólares, se lo compró a un medico en 2015. Además dijo que su esposa es médica y tiene una muy buena posición económica. Y que su suegro vive en el mismo condominio. En ese sentido, el hombre entregó la escritura de la finca que será peritada por los fiscales.

¿Y la camioneta?

Otro sacudón, aunque de menor envergadura, se produjo en una vivienda allanada en barrio Belgrano, a metros del Club Fisherton. Cuando la policía llegó al lugar, cuyas boletas de impuestos y servicios se encontraron en la finca del caserío Los Muchachos, se topó con una mujer de nacionalidad cubana que los esperaba junto a un abogado. El dato que llamó la atención fue que en el frente de la vivienda había una camioneta a nombre de Colián Miguel, referente de la comunidad gitana que el 3 de septiembre pasado fue víctima de un secuestro extorsivo.

   Por ese hecho fueron detenidas siete personas de las cuales tres fueron procesadas por el juez federal Marcelo Bailaque. Además, la casa del referente gitano fue allanada el martes pasado en el marco de la investigación por el asesinato de Cristian Enrique, un muchacho de Cabín 9 que, según la presunción del Ministerio Público de la Acusación, participó del secuestro de Miguel pero luego, por motivos desconocidos aunque sugestivos, no fue incluido en la investigación.

   También por el caso Maldonadoa fue allanada una vivienda de Almafuerte al 1400, en el barrio Arroyito, que fue el lugar que Esteban Alvarado fijó como su domicilio ante el Juzgado de San Isidro donde fue condenado por el robo de autos de alta gama. En el lugar fue entrevistada una persona que dijo haberle comprado la casa a Alvarado. Desde la Fiscalía local realizaron una consulta al juzgado de San Isidro donde fue condenado y les anoticiaron que el hombre nunca realizó un cambio de domicilio. Es decir que en esa dependencia bonaerense el domicilio de Alvarado sigue siendo Almafuerte al 1400.

   Continuando la ruta Alvarado efectivos policiales allanaron una vivienda en el Country Funes Hills San Marino, ubicado en Fuerza Aérea al 2300. Allí reside Rosa Natalí C., esposa de Alvarado, con los hijos de la pareja. De allí los pesquisas secuestraron un vehículo.

   También se realizaron allanamientos en una empresa de logística ubicada en Camino de las Carreteras al 8300, en Misiones al 800, Cochabamba al 6800, Tarragona al 800, Montevideo al 7200, Los Gallegos al 1100 y un galpón de Gálvez al 6100 donde fueron incautados 11 vehículos cuya procedencia será investigada.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});