Policiales

"Fue por la droga", dijo el papá de un joven que mató a su amigo

Alejandro T. habló tras la detención de su hijo Leonardo, acusado de asesinar de un puntazo a Fidel Rosales la noche del jueves en su casa.

Sábado 16 de Febrero de 2019

Alejandro T. tiene 61 años y está desesperado. Ante las cámaras de televisión se quiebra en llanto y cuenta una historia de la que no puede escaparse. La noche del jueves su hijo Leonardo Ariel, de 23 años, fue detenido en su propia casa de La República al 8600 como autor del crimen de su amigo y vecino Fidel Ernesto Rosales, a quien su familia buscaba desde 24 horas antes. La víctima estaba debajo de la cama del asesino, maniatado y envuelto en una sábana. Un profundo puntazo en la nuca le había quitado la vida. "Todo ésto fue por la droga, con eso te digo todo", dijo sollozando el hombre ante la prensa.

Tal cual informó La Capital en su edición de ayer, la familia de Fidel lo buscaba al muchacho desde el miércoles a la tarde, cuando lo vieron por última vez en compañía de su amigo Leonardo. Por eso el jueves, cuando llamaron a la policía y le señalaron donde vivía ese amigo, los agentes no dudaron en dirigirse allí. El padre de Leonardo les franqueó el paso como sabiendo que algo malo había pasado. "Cuando el policía golpeó la puerta presentí lo que había ocurrido, fue instinto. Los acompañé hasta el dormitorio y les dije, no quiero ver cuando lo saquen encapuchado, yo me voy a mi pieza".

Y así fue. Los policías primero se llevaron detenido a Leonardo y luego de que el médico forense llegara y revisara el cuerpo de Fidel, el cadáver fue remitido al Instituto Médico Legal para su correspondiente autopsia. Detrás del crimen se escondía una triste historia que ayer don Alejandro se encargó de desnudar: "Siempre tratamos de contenerlo como hace todo padre en esta situación, pero no se puede. Yo tengo que cerrar mi pieza con llave hasta cuando voy al baño porque me roba plata para comprar droga. Pero siguen haciendo lo que quieren y yo tengo miedo".

Dos vidas paralelas

Alejandro reconoció que su hijo "consumía droga hace mucho tiempo y decía que era amigo de este otro pibe (por Fidel), pero eran sólo amigos para comprar pastillas y drogas. Yo sabía eso y nunca supe que entre ellos haya habido peleas. El mismo papá de Fidel vino a verme y me contó que a él también su hijo lo tenía a los azotes, le robaba plata. Y le dije...no me contés porque yo ya sé lo que es eso".

Consultado sobre si alguna vez habían pedido algún tipo de ayuda para tratar a su hijo, Alejandro explicó que "se la pedimos a él y fuimos al dispensario del barrio, pero ahí hay algunos psicólogos jóvenes, sin experiencia, que no pueden manejar estas situaciones. Yo sé que no pude hacer nada....pero me voy a las 9 o 10 de la mañana y vuelvo a las 5 o 6 de la tarde y el se queda solo o con mi otro hijo de 24 años. Mi ex esposa vive acá atrás también pero ella trabaja y no está en todo el día entonces él estaba solo y hacía lo que quería", agregó Alejandro.

Lo cierto es que el final fue trágico. La droga impulsó a dos vecinos y amigos a un crimen en el cual uno de ellos fue víctima y el otro su victimario.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});