Policiales

Fue herida en un tiroteo entre ladrones y su hijo

Las víctimas fueron asaltadas en Marcos Paz al 3700. El joven le sacó el arma a un hampón, cruzaron disparos y su madre fue baleada.

Martes 16 de Septiembre de 2014

Una mujer de 53 años fue herida de un balazo en el abdomen en un intento de asalto sufrido ayer a la tarde en la zona oeste. Según fuentes policiales, la víctima y un hijo de 28 años fueron abordados cuando salían de una casa por un ladrón armado. Sin embargo, el joven se resistió y comenzó a forcejear con el delincuente a quien pudo quitar el arma. En ese marco, según los voceros policiales, se originó un tiroteo entre el muchacho y un cómplice del hampón que lo esperaba en un auto.

En esas circunstancias, Marisa S. fue alcanzada por un proyectil y tuvo que ser internada en el Hospital de Emergencias Clemente Alvarez, donde al cierre de esta edición —según las fuentes consultadas— se encontraba estable. En tanto, el auto en el que circulaban los delincuentes fue hallado momentos después abandonado a unas tres cuadras y con manchas de sangre en su interior.

Visita. El hecho ocurrió ayer alrededor de las 14.30 en la puerta de una vivienda de Marcos Paz al 3700, en el barrio Echesortu. Según relataron fuentes de la Unidad Regional II a partir del testimonio que la víctima brindó al ingresar al Heca, Marisa S. y su hijo Federico, de 28, salían de visitar a la abuela de éste, de 80 años, cuando fueron abordados por al menos un hombre que bajó de un Chevrolet Agile gris con la aparente intención de asaltarlos o meterse en la casa a punta de pistola.

Lo cierto es que, según los voceros policiales consultados, Federico forcejeó con el delincuente —descripto por una vecina que vio parte de la escena como un hombre "alto, flaco, canoso y de unos 50 años"— y logró arrebatarle el arma.

Entonces el hampón se replegó hacia el auto donde al parecer lo esperaba un cómplice y en ese marco se originó un intercambio de disparos entre el joven y los delincuentes. En ese contexto Marisa fue alcanzada por una bala en la zona abdominal, por lo cual debió ser trasladada al Heca.

Abandonado. Minutos después, revelaron las fuentes consultadas, apareció el Chevrolet abandonado en el pasaje Zavalla al 3800, a unas tres cuadras del lugar del hecho.

Según el portavoz policial, en el auto se obsevaron siete impactos de bala, de los cuales tres parecían haberse disparado desde el interior del vehículo, así como manchas de sangre de las que se podría inferir que uno de los delincuentes pudo haber resultado herido en el intercambio de disparos.

Los voceros señalaron que la policía incautó el revólver calibre 11.25 que el muchacho le sacó al ladrón en el forcejeo. El hecho es investigado por personal de la comisaría 6ª.

Disfrazados

Tres o cuatro delincuentes vestidos como operarios de una empresa de telefonía asaltaron ayer una casa de 3 de Febrero al 3600 y huyeron con dinero y otros objetos de valor. Un familiar de las víctimas relató que los hampones tocaron timbre alegando que iban a hacer una reparación que la dueña de casa al parecer había solicitado y por ello los hizo pasar.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario