Policiales

Frenan un auto con violencia y le roban a una joven en la autopista a Córdoba

Ladrones colocaron obstáculos y rompieron el tren delantero del vehículo. La víctima llamó a su madre, que escuchó la desesperante situación que atravesaba su hija.

Sábado 25 de Julio de 2015

Una joven de 21 años fue víctima en la noche del jueves de un violento asalto mientras viajaba en su auto Volkswagen Gol por la autopista Rosario-Córdoba en dirección este. Al pasar la zona del Arroyo Ludueña se dio cuenta de que alguien había puesto obstáculos en el pavimento, cuando escuchó el estruendo por la rotura de los dos neumáticos delanteros. Pese a lo arriesgado de la maniobra cruzó el carril y logró detenerse en la banquina. Segundos después dos delincuentes armados la abordaron y en medio de amenazas y gritos le sustrajeron dinero, el teléfono celular y varias pertenencias.

Lo remarcable es que su madre, a quien ella llamó desesperada para avisarle de la situación, escuchó todo el robo por medio de su celular, el que finalmente le robaron. Fue esta mujer quien reportó al 911 por otro teléfono lo que iba escuchando que le ocurría a su hija.

La víctima es Constanza A. quien vive junto a su familia —sus padres y dos hermanos— en Roldán y se dirigía hacia Rosario al cumpleaños de una amiga. La joven es una profesional que tiene su vida repartida en las dos ciudades. Maneja desde los 17 años, con lo que al percatarse del presunto accidente supo que era presa fácil de ladrones. Sin dudarlo se comunicó con su familia y mientras hablaba con su madre, Roxana, su padre y uno de sus hermanos se aventuraron a la autopista para rescatarla, en tanto Roxana se comunicaba con el servicio 911.

la madre contó a este diario lo ocurrido. "Alrededor de las 22 me llama Constanza desesperada y me cuenta que después de pasar por el puente del arroyo Ludueña no sabía que le habían tirado pero que tenía el tren delantero roto. No chocó de casualidad, por que su acto reflejo fue cambiar de mano e ir a la banquina", contó. "Entonces mi marido fue a buscarla".

Sin embargo, tanto Constanza como su madre sabían que la situación no era un accidente que pudo resultar mortal : "Mi marido salió con mi hijo y yo la llamé para tratar de mantenerla tranquila, estaba muy asustada" dijo. "Cuando estábamos hablando por el celular escucho que le rompen el vidrio de la ventanilla del acompañante". Ante esa impresión Roxana se desesperó. "Eran jóvenes y uno medio gordito, que era el que gritaba, me dijo mi hija"

Desesperación. "Le decían que les diera la plata, la campera y el celular. Ella se los dio mientras le gritaban «buscá atrás, dame la campera. Dale o te tiramos». Ella asegura que le gatillaron y la bala no salió. Le robaron los papeles del auto y ella solo les ofreció las zapatillas", contó la madre. Roxana estaba prendida al teléfono escuchando ese diálogo que creía inverosímil. "Fue un momento terrible".

En un instante Roxana tenía dos teléfonos. "En uno escuchaba el robo y por el otro le decía al 911 dónde estaba mi hija y lo que sucedía. Pero me preguntaban el nombre, la edad, en qué lugar exacto le estaban robando, varias cosas. Y yo les respondía: «¡Vayan!»".

Cuando llegaron el padre y su hermano, la joven estaba en shock, con el auto revuelto y sola en medio de una ruta tenebrosa. "Llegaron mi marido y mi cuñado, pero la policía tardó como 15 minutos. El móvil tomó los datos y nada más", dijo.

El tramo comprendido entre Rosario y Funes es un sector en el que ya se registraron robos fatales y hace un tiempo la Municipalidad de Funes pidió que la concesionaria de la autopista ilumine el tramo que va desde esa ciudad a Rosario.

Roxana A. sostuvo que su hija "aún está muy nerviosa y llora cada vez que cuenta lo que le pasó. No es posible que, si todos saben que esa ruta es peligrosa, no se haga nada y no hay patrullaje. A varios vecinos de Roldán les pasó esto y otros tuvieron que esquivar piedras y clavos y sin embargo esto sigue", dijo indignada.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario