Cuento del tío

Fiscalía investiga si hay una o varias bandas detrás de la ola de estafas telefónicas

La fiscalía de Investigación y Juicio de la Fiscalía investiga 16 casos de los cuales diez fueron consumados y donde las víctimas entregaron cuantiosas sumas de dinero y joyas. Recomendaciones para no caer en la trampa.

Miércoles 03 de Junio de 2020

La fiscalía de Investigación y Juicio investiga si detrás de las estafas telefónicas bajo la modalidad del "cuento del tío" operan una o varias bandas organizadas. Lo cierto es que por el momento ya consumaron diez de los 16 (dos son secuestros virtuales) que se denunciaron sólo en mayo y las víctimas fueron mayores de entre 70 y 80 años, quienes llegaron a entregar grandes sumas de dinero en efectivo y joyas.

La Fiscalía Regional consignó que en mayo se denunciaron 14 casos bajo la modalidad conocida como el "cuento del tío" y dos hechos con modalidad de secuestro virtual, todos bajo la investigación conjunta del fiscal Mariano Ríos, de la Unidad de Investigación y Juicio.

De los 16 hechos, 10 fueron consumados y seis quedaron en grado de tentativa, aunque la botín obtenido por los timadores asciende a la suma de 923 mil pesos, 280 mil dólares y aproximadamente 3 mil euros, más una gran cantidad de joyas, según precisaron a La Capital la Fiscalía Regional.

"La mecánica de los estafadores consiste en hacerse pasar por un amigo de un familiar o de una persona que trabaja en entidad bancaria, quien manifiesta que el dinero que tiene en su casa va a perder valor o va a ser canjeado. Por eso, el fiscal Mariano Ríos ya ordenó medidas para establecer si hay una o varias bandas organizadas detrás de este tipo de estafas", señaló a La Capital el vocero de la Fiscalía Regional, Sebastián Carranza.

En ese sentido, indicó que cuando el estafador engaña a la víctima proporciona nombre de amigos o familiares y es ahí cuando cae en la trampa, aunque agregó que tampoco se descarta que estas personas puedan tener "un dato en particular de las víctimas", ya que el dinero que se ha entregado en los hechos consumados siempre fue alto y las víctimas han sido personas mayores de entre 70 y 80 años.

>>Leer más: Una mujer le hizo el cuento del tío al estafador que la llamó

"La semana pasada se condenó a través de un juicio abreviado a una persona que cumple condena en Piñero por otro hecho, y era la que organizaba este tipo de delitos. Por eso, para la Fiscalía es importante que las víctimas hagan la denuncia para recavar datos y hacer más efectiva la investigación", abundó.

También recomendó la importancia de aconsejar a los adultos mayores de los grupos familiares para ponerlos en contexto con la situación, ya que en el caso del "cuento del tío" los timadores suelen hacerlo en horario bancario (de 10 a 15) o de madrugada, en caso de los secuestros virtuales.

infoFiscalía.jpg

Para ello, recomendó no entregar ningún dato familiar ni bancario; cortar la llamada y comunicarse con otro familiar o con el mismo para chequear la situación efectivamente, ya que "ninguna organización o entidad va a pasar a retirar dinero a domicilio".

Por su parte, la especialista en delitos informáticos del Ministerio de Seguridad de la provincia, Soledad Martínez, precisó detalles de los delitos informáticos o bancarios conocidos bajo la modalidad de fishing. "La modalidad de estafa puede llegarnos a través de un mail o archivo para descargar, o mensaje en whatsapp o de texto, donde nos llega la información de actualización datos de cuenta bancaria, Spotify, Netflix; un supermercado que regala órdenes de compra, una aerolínea o estaciones de servicio que regala litros de nafta", describió.

>>Leer más: Estafas, robos y amenazas, entre los delitos más denunciados

En tal sentido, explicó que cuando un usuario accede a la página web tras caer en la trampa, la misma es "exactamente igual". Entonces, los estafadores aprovechan para cargar y robar todos los datos de tarjetas que los usuarios tienen guardados en las cuentas.

Martínez contó en "Todos en la 8", de LT8, que un caso muy frecuente se da en la Tarjeta Alimentar o la IFE, donde las víctimas son engañadas y entregan datos personales. "El caso más común es del de Mercado Libre, donde los estafadores suelen reemplazar la M por la R y una N en el ícono de la web, pero que al leerlo de manera rápida uno no nota la diferencia", indicó.

También contó que estas organizaciones delictivas que operan en varias ciudades están duplicando las tarjetas SIM de los smartphones. "Por medio de los datos del Enacom, llaman con el número robado a las empresas de telefonía y les dicen que necesitan hacer un duplicado porque se les dañó la tarjeta SIM y ahí les generan otra tarjeta con la que quitan información de las víctimas", abundó.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario