Policiales

Fiscal pide indagar a un ex jefe de policía provincial y a dos oficiales superiores

Le requiere a la jueza del caso que convoque a Cristian Sola, al ex número dos de la fuerza Fernando Romitti y a Alejandro Druetta, quienes se desempeñaron en el área antinarcóticos.

Martes 06 de Octubre de 2015

Un fiscal requirió que tres funcionarios policiales con rango jerárquico, entre los que figura un ex titular de la policía provincial, sean indagados por una jueza de instrucción por el delito de enriquecimiento ilícito. El responsable de la acusación formuló el pedido a raíz de que, en abril del 2014, la fiscalía de Cámaras de Rosario ordenó impulsar una decena de causas contra oficiales policiales, de las que cinco ya obtuvieron estado judicial.

Uno de los expedientes radicados en los Tribunales lo instruye la fiscalía Nº3, a cargo de Carlos Covani, respecto del ex jefe de provincia Cristian Sola a partir de una denuncia anónima recibida por el fiscal de Cámaras Guillermo Camporini, que atribuyó a más de una decena de jefes policiales maniobras de enriquecimiento ilícito y conexiones con mercados delictivos. Los otros que estuvieron bajo la lupa del fiscal son Alejandro Druetta y Fernando Romiti. Dos policías que desempeñaron buena parte de sus carreras en áreas antinarcóticos. El último de ellos fue segundo jefe provincial.

Luego de la etapa de investigación administrativa que se les siguió a estos tres oficiales, el fiscal Covani elevó ayer un dictamen a la jueza Alejandra Rodenas pidiendo la indagatoria de los tres policías.

Evidencias. Fuentes judiciales señalaron que el fiscal Covani ponderó que había evidencias suficientes para plantear el crecimiento patrimonial injustificado de los tres policías. "Compraron propiedades que exceden los ingresos legítimos como funcionarios policiales", indicó el vocero consultado.

Covani también pidió a la jueza Rodenas la realización de pericias contables para determinar si incrementaron sus bienes en forma irregular. En el caso de Sola, pidió a la jueza Rodenas que un perito oficial realice una tasación de la propiedad que tiene en Roldán. El portavoz indicó que la valuación que presentó el ex jefe de la policía provincial de su vivienda sería inferior al valor real. A su vez, Druetta y Romiti son los propietarios de una casa cada uno en Rosario que, al parecer, no pudieron justificar cabalmente con sus ingresos.

El delito de enriquecimiento ilícito prevé una investigación en dos partes porque el afectado debe tener, primero, la chance de explicar si su aumento patrimonial obedece a ingresos lícitos demostrables. La vía administrativa se agota una vez supervisados los bienes del funcionario y sus familiares cosanguíneos. Si persisten las sospechas, se envía lo actuado a la Justicia. Que es lo que hizo Covani en los casos de estos tres oficiales superiores.

Cuatro al archivo. El otro mencionado es el ex jefe de provincia Hugo Tognoli, detenido y procesado por narcotráfico. Con relación a Tognoli, el fiscal Covani todavía no comenzó la investigación porque está siendo juzgado en un tribunal oral de Santa Fe por las amenazas denunciadas por Norma Castaño y la supuesta cobertura brindada al dueño de una cocina de cocaína (ver página 34). Además, el fiscal pidió el archivo de la causa que involucraba a los policías Hugo Fornero, Jorge Blanco, Marcelo Mendoza y Dardo Saucedo.

Además Sola estaba siendo investigado por la fiscal Cristina Herrera (actualmente está con licencia médica) por la evolución de sus bienes mientras fue jefe de la Unidad Regional II de Rosario en 2011.

Judicializadas. Entre las cinco causas judicializadas figuran la del ex jefe de la Agrupación de Unidades Especiales rosarino Hugo Giuliano, que fue procesado por enriquecimiento ilícito por el juez de Instrucción Juan Andrés Donnola. Otro de los expedientes lo llevó adelante el juez Luis María Caterina contra el comisario retirado Néstor Arismendi, que prestó declaración indagatoria en diciembre pasado del 2013. Caterina había requerido una pericia contable para determinar su evolución preliminar y el caso pasó a manos de la jueza Patricia Bilotta.

El sumario administrativo por el origen de su patrimonio se inició a principios de 2008 y se dio a conocer tres años más tarde, horas antes de que asumiera como jefe de la Unidad Regional II, en el departamento Rosario, cargo que desempeñó por cuatro meses.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS