Policiales

Festejaba la Navidad y vecinos y lo mataron de un balazo

Fue en Espinillo al 3900 a las 6 de ayer. La víctima tenía 17 años y el agresor estaría identificado. Entre la mañana del lunes y las primeras horas de ayer hubo seis muertos, tres de ellos menores.

Miércoles 26 de Diciembre de 2012

Milton Walter Lator tenía 17 años y con las primeras luces de la mañana de ayer aún festejaba la llegada de la Navidad con un grupo de amigos y vecinos en una esquina de la zona sudoeste de la ciudad cercana a su vivienda familiar. En esas circunstancias apareció una moto con una pareja a bordo y el conductor abrió fuego a mansalva contra el grupo y sin un motivo aparente. Un balazo alcanzó a Milton, que se derrumbó malherido en el lugar. Enseguida lo cargaron en el auto de un vecino y lo llevaron al hospital Carrasco, pero los esfuerzos de los médicos por salvarle la vida fueron infructuosos. La vida del pibe se apagó a poco de llegar al centro asistencial.

Milton vivía con sus padres y sus cuatro hermanos en un departamento del complejo Fonavi de Espinillo al 3900 (Biedma al 5200). Había completado solamente la escuela primaria y en el último timpo ayudaba a su papá en su trabajo de plomero. El lunes 24 cenó con su familia y luego del brindis de medianoche se reunió con un grupo de amigos y vecinos en la esquina de Espinillo y Cerrillo. Allí continuaron el festejo tomando algunas cervezas y bailando al compás de la cumbia y la música de cuartetos.

Eran las 6 de la mañana cuando unas veinte personas, entre jóvenes y adultos, seguían festejando con frenesí en el lugar. Entonces apareció en escena una moto Honda CBX Twister de 250 centímetros cúbicos y color negro. La conducía un muchacho conocido en la barriada que era acompañado por su pareja. Esa llegada quebrantó la alegría de quienes festejaban la Navidad.

Un conocido. "Pasó un tipo en una moto con la mujer. Sacó un arma, tiró al bulto y un balazo le pegó a Milton", explicó Silvina Lator, la madre del pibe del asesinado, al borde del llanto. Quienes estaban con el chico observaron atónitos cómo el pibe se desplomó malherido al suelo tras recibir un balazo en el cuello. Desesperados clamaron por ayuda a quienes pasaban por el lugar. El conductor de un auto negro se apiadó de las súplicas de los amigos de Milton y subió al adolescente al vehículo. Recorrió lo más rápido que pudo las calles que lo separaban del hospital Carrasco. Una vez allí, los médicos intentaron reanimarlo, pero los intentos fueron estériles. Al rato, el pibe falleció.

Pasado el mediodía de ayer, la madre del joven asesinado estaba tan angustiada como desconcertada. "No sé por qué tiró (por el agresor). Todavía no sabemos dónde le dieron", comentó la mujer. Cerca de las 14 de ayer, Silvina estaba a punto de dirigirse al Instituto Médico Legal para recibir el cuerpo de su hijo, sometido a la autopsia de rigor. El informe de los médicos forenses determinará dónde fue herido mortalmente. "Ya arreglamos el tema del velatorio, pero todo se demoró porque Milton había extraviado el DNI y tuvimos que presentar la partida de nacimiento", explicó la mujer.

Por entonces Silvina tenía una sola certeza. Quien abrió fuego es un muchacho del barrio al que le dicen Pileta "y se dedica a robar motos" en la barriada. La mujer dijo que su hijo trabajaba con el padre mientras que una fuente policial indicó que Milton "tenía un antecedente penal por robo aunque no registraba pedido de captura" alguno.

Tía

“El tipo de la moto sacó un arma y disparó sin que haya habido alguna pelea o discusión previa, dijo Claudia, la tía de Milton Lator”.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario