Policiales

Femicida de Gálvez estuvo internado en Rosario por un estado de depresión

Jorge Trossero, que será hoy imputado por matar a mazazos a su esposa, fue tratado en un instituto hace cuatro años. Ahora había recaído.

Jueves 17 de Enero de 2019

La autopsia practicada a Danisa Canale determinó que recibió al menos diez golpes en la cabeza con una maza como desencadenante de su muerte. A partir de las 9 de hoy será la audiencia imputativa a su marido Jorge Trossero, de 50 años, acusado de cometer el asesinato el miércoles a las 16.50. El fiscal de la Unidad de Homicidios de Santa Fe Jorge Nessier sostuvo que Trossero es el único sospechoso del crimen y que fue detenido tras un llamado al 911 en el que dijo "vengan a buscarme, que maté a mi mujer".

Trossero fue encontrado en un estado de obnubilación, con la mirada perdida y hundido en silencio cuando los policías llegaron ayer a su casa. Ayer su cuñada, Ludmila Canale, lo describió como un hombre que, hasta donde ella sabía, nunca había tenido una conducta violenta con su hermana. También señaló que el ahora acusado de femicidio estuvo internado hace cuatro años en el instituto psiquiátrico Phillippe Pinel de Rosario por una depresión profunda. Y que hace cuatro meses tuvo un nuevo episodio de depresión. El detonante de sus estados de abatimiento, dijo la mujer, eran los problemas económicos.

"Estaba en shock y aparte estaba supermedicado. Era más un ente que un violento", aseguró la hermana de la víctima. "No entiendo nada. Mi cuñado era buen tipo, no mataba una mosca", dijo Ludmila.

El fiscal Nessier explicó que, aunque en ese momento Trossero creyó que su esposa estaba muerta, cuando los servicios de emergencia llegaron al inmueble ubicado en Liniers al 900 la víctima aún respiraba, por lo que fue trasladada al Samco de Gálvez y luego al Hospital Cullen. Allí falleció pasadas las 19.

Danisa y Jorge llevaban seis años de matrimonio. Ella trabajaba en una verdulería. El es productor agropecuario. Según sus vecinos atravesaban una crisis en su relación y estaban resolviendo separarse. La vivienda en donde ocurrió el crimen estaba en venta.

Cuando los efectivos del gabinete criminalístico relevaron el lugar encontraron en el comedor de la casa mucha sangre y una maza de albañilería con mango de madera con manchas de sangre, aparentemente el elemento usado por el atacante.

La autopsia arrojó que la víctima recibió al menos diez golpes en la cabeza, que le provocaron la muerte. No tenía otras heridas, salvo algunas lesiones en los brazos, "lo que indicaría que trató de defenderse", apuntó Nessier. El acusado, en cambio, "no tiene heridas visibles".

El fiscal aseguró que no hubo testigos y que no se oyeron discusiones previas. Nessier aclaró que Trossero fue y es consciente de la situación. "Como suele hacerse en este tipo de casos, dispusimos de manera inmediata un examen psicológico de la persona, para poder establecer cuál es su situación en este momento, si comprende el proceso que se ha iniciado en su contra y si tiene o padece algún tipo de alteración de sus facultades que le impida comprender la criminalidad de sus actos" explicó.

"La psicóloga de la PDI que lo entrevistó me informó pasada la medianoche que el examen realizado indicó que el acusado se encuentra ubicado en tiempo y espacio y que es perfectamente consciente de sus actos y sus dichos", concluyó el fiscal.

La audiencia de atribución delictiva será a las 9. La Fiscalía imputará a Jorge Trossero por el delito de homicidio doblemente agravado, por el vínculo y por haber mediado violencia de género en un caso de femicidio.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});