Policiales

Familiares de Alvarado van a juicio por venta de drogas

Son la hermana y el cuñado de Esteban Lindor Alvarado, imputado el lunes por instigar el homicidio de un prestamista.

Miércoles 13 de Febrero de 2019

Si bien ha sido condenado como líder de una banda que robaba y desguazaba vehículos de alta gama y anteayer fue imputado como instigador del asesinato mafioso de un prestamista, Esteban Lindor Alvarado está mencionado en investigaciones como sospechoso de negocios vinculados con las drogas. Aunque él nunca fue acusado de ese delito, en unos diez días dos de sus familiares más cercanos afrontarán un juicio oral por narcotráfico en los Tribunales Federales de Rosario. Se trata de su hermana, Yanina Alvarado; y su cuñado, Fabricio Lorincz, quienes fueron apresados en 2014 como integrantes de una cadena de comercialización de cocaína y marihuana.

Esta causa en la que serán juzgadas diez personas llega a juicio oral después de que se frustrara un procedimiento abreviado que estaba tan avanzado que incluso llegó a tener fecha para ser homologado. Ese acuerdo iba a ser revisado por los jueces del Tribunal Oral Federal Nº 3 el 4 de diciembre pasado, pero una de las partes decidió dar marcha atrás por lo que el caso se terminará ventilando en audiencias orales y públicas a partir del 21 de febrero.

El caso será juzgado por el Tribunal integrado por Eugenio Martínez, Oscar Facciano y Ricardo Vázquez. Según consignaron a este diario fuentes del mismo tribunal, el representante legal de Lorincz será Caamal Arias; mientras que a Yanina Alvarado la defenderán Paul Krupnik y José Nanni. Las audiencias se desarrollarán los jueves y viernes; y hay previstos unos 140 testigos pero se espera que muchos no asistan porque no ser relevantes.

Las diez personas comparecerán en este caso luego de haber sido procesadas por distintos roles en la comercialización de drogas en la zona oeste rosarina. Según la pesquisa, de las tareas de campo e inteligencia realizadas así como de las escuchas telefónicas y mensajes de texto se pudo advertir la existencia de dos líneas de distribución.

"Una de las líneas se dedicaba principalmente al comercio de drogas sintéticas como LSD, éxtasis y ketamina y estaba a cargo de Miguel Angel Lotufo. Y la otra, que traficaba cocaína y marihuana, era manejada por Gustavo Ariel Ramírez", señaló al acusarlos el responsable de la pesquisa, el entonces fiscal federal Mario Gambacorta.

En esta segunda línea aparecía como abastecedor Lorincz, el marido de Yanina Alvarado. Ambos fueron detenidos en diciembre de 2014 en una casa en la zona de Cerrito al 1500.

En otros domicilios allanados y vinculados con la pareja, uno en Cochabamba al 6800, se secuestraron diez kilos de marihuana distribuida en ocho panes y 228 gramos de cocaína compactada. En dicha vivienda también se secuestraron once teléfonos celulares y una importante suma de dinero. Esa propiedad, estableció al procesarlos el juez federal Carlos Vera Barros, pertenecía a Lorincz pero se encuentra a nombre de su pareja. Ramírez, en tanto, fue detenido en Facundo Quiroga al 400 de Roldán en donde, según establece el juez, se produjo el secuestro de casi un kilo de marihuana.

Procesados

Vera Barros procesó a Lorincz, Ramírez y Lotufo por tenencia de estupefacientes con fines de comercialización en forma organizada y en calidad de organizadores, que son los roles de mayor importancia según la investigación que fue elevada a juicio en junio de 2017. A Yanina Alvarado le atribuyó ser coautora de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización.

Los allanamientos apuntaron a locales de venta ubicados en distintos lugares como San Lorenzo al 9400, Colombres al 1400, el Fonavi de Donado y Forest, Sánchez de Bustamante al 100 y Avellaneda al 5200.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario