Policiales

Falso organizador de fiestas preso por estafas

Al menos una docena de personas le pagaron por servicios para la organización de fiestas que no se prestaron en la ciudad de Santa Fe.

Martes 07 de Mayo de 2019

Un hombre de 39 años quedó en prisión preventiva imputado de al menos una docena de estafas a personas que le pagaban por servicios para la organización de fiestas que no se prestaron en la ciudad de Santa Fe. Según la acusación se trata de hechos cometidos el año pasado por un monto superior a los 650 mil pesos, aunque no se descarta que el sospechoso haya cometidos más estafas.

El sospechoso fue detenido el 30 de abril en una pensión de Rosario. Días atrás los fiscales María Laura Urquiza y Leandro Lazzarini lo imputaron de estafas reiteradas en concurso real entre sí. "Hay 12 hechos denunciados entre enero y octubre de 2018 pero no descartamos que haya otros ilícitos similares". En ese marco, S.D.H. quedó con prisión preventiva por orden del juez Nicolás Falkenberg.

Los fiscales detallaron que ocho de las doce estafas investigadas fueron para la supuesta organización de cumpleaños de 15, dos para casamientos, uno para el cumpleaños de una mujer y otro para la fiesta de egresados de un colegio de Santa Fe.

Daños

"Las víctimas son 35 porque en el caso del colegio, ya habían hecho un adelanto los 24 alumnos que integraban el curso", agregaron los fiscales, para remarcar que la gran cantidad de damnificados, así como el "daño emocional que sufrieron y al perjuicio patrimonial que les causó el imputado" fueron valorados a la hora de dictarle la prisión preventiva.

Según confiaron los fiscales, el imputado ofrecía sus servicios para organizar fiestas privadas. "Concretaba reuniones con las víctimas y, mediante engaños, les pedía un adelanto para contratar el salón, catering, decoración, sonido y luces, fotos y video, mesa dulce y cotillón". En tal sentido, el sospechoso "pedía el dinero a sabiendas de que no iba a cumplir con lo prometido".

"Algunas víctimas lo llamaban días después pero él no las atendía y perdían todo contacto. En otros casos, era el imputado el que llamaba a las víctimas para decirles que el salón no estaba disponible y había que posponer la fiesta, cuando en realidad nunca había reservado el lugar", explicaron los fiscales. "En un caso una mujer llamó a la víctima, se presentó como la madre del organizador de la fiesta y le dijo que no se iba a poder cumplir con el contrato porque él estaba en terapia intensiva", agregaron.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});