Policiales

Falleció un nene en Granadero Baigorria tras un absurdo accidente

Fue un accidente tan insólito como fatal que vistió de luto a una humilde familia del barrio Martín Fierro esta ciudad. Dos hermanitos andaban en bicicleta muy cerca de su hogar cuando ambos chocaron y el menor de ellos cayó a la calle y golpeó  su cabeza...

Jueves 31 de Enero de 2008

Granadero Baigorria. — Fue un accidente tan insólito como fatal que vistió de luto a una humilde familia del barrio Martín Fierro esta ciudad. Dos hermanitos andaban en bicicleta muy cerca de su hogar cuando ambos chocaron y el menor de ellos cayó a la calle y golpeó fuertemente su cabeza. Tenía 6 años y murió en el acto. El hermanito, de 8, sufrió una crisis de nervios y no pudo explicar a la policía lo que había ocurrido. En un primer momento, dos fuentes consultadas por este diario señalaron que los chicos habían sido atropellados por un automovilista que escapó del lugar sin brindarles asistencia. Sin embargo, un vocero policial y varios testigos aseguraron que en el accidente no estuvo involucrado ningún vehículo.
  Todo se desencadenó a las 17 de ayer cuando un llamado telefónico alertó al servicio 107 de emergencias de un accidente sobre la calle Santa Fe al 1800 de Granadero Baigorria. Cuando los paramédicos llegaron al lugar se encontraron con el cuerpo sin vida de Benjamín Sebastián Leguizamón, de 6 años, quien vivía con su familia en Santa Fe 1955, a muy pocos metros del lugar del accidente.

Algo habitual. Ayer, como lo hacían todas las tardes, Benjamín y su hermano Tomás salieron con sus bicicletas por calle Santa Fe. Era habitual que aprovecharan el ripio de la calle para divertirse derrapando con los rodados, aseguraron varios vecinos.
  Fue en esas circunstancias, cuando circulaban frente a la vecinal Martín Fierro, que se produjo el fatal accidente. Tomás tiene 8 años y es el mayor de los hermanitos. El conducía la bicicleta más grande y enganchó providencialmente la rueda trasera del rodado que guiaba Benjamín provocando la caída.
  Todo lo que vino después fueron escenas desgarradoras. Tomás, al ver que su hermano no reaccionaba, corrió hasta su casa para buscar a sus padres. Desesperada, la pareja llegó al lugar y se encontró con el cuerpo de Benjamín sin vida, tirado en medio de la calle. Los agentes del Comando Radioeléctrico de Granadero Baigorria que llegaron poco después tuvieron que hacer un esfuerzo sobrehumano para contenerlos y despegarlos del cuerpo del nene al que se habían aferrado.
  En ese momento ya se habían congregado muchos vecinos en el lugar y las muecas de dolor poblaban los rostros cuando una ambulancia llevó a los padres de los chicos al Instituto Médico Legal de Rosario, lugar al cual fue remitido el cuerpito para hacer la autopsia de rigor.

Testigo. Cuando la tarde se apagaba, el dueño de un taller situado frente al sitio del accidente confirmó que los chicos chocaron en forma accidental y desestimó la participación de otro vehículo. “Uno de los pibes enganchó la rueda de la bicicleta de su hermano y el nene cayó al suelo”, explicó el hombre.
  Como consecuencia de la caída, Benjamín “sufrió una herida en la frente y alguna lesión interna que le provocó un vomito de sangre”, explicó el jefe de la seccional 24ª, Sergio Roland.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario