Policiales

Excarcelan al autor de un violento arrebato en zona sudoeste

Atropelló con la moto a una jubilada hace 10 días y la mandó al hospital. Un juez lo dejó preso. Una camarista le fijó pautas de conducta y le dio libertad

Sábado 19 de Enero de 2019

Lautaro David G. estuvo diez días preso señalado por haber cometido un delito habitual de una manera no habitual. Lo acusaron de arrebatar la mochila a una mujer de 74 años atropellándola con su moto para doblegarla, para lo cual ella fue arrastrada con lo que recibió lesiones en ambas piernas, brazos y en el busto, lo que le genera dolores que hasta hoy no se disiparon. Ayer hubo una audiencia en donde se cuestionó la medida que mantenía al muchacho, de 23 años, en prisión. El defensor señaló que el acusado debía recibir asistencia para su cuadro de adicciones y considerarse que no tenía antecedentes penales al momento en que le imputaron este delito, por lo que pidió que siguiera el trámite en libertad. La fiscalía se opuso en base a las lesiones sufridas por la víctima y la propia consideración del juez de primera instancia que lo había dejado preso por la gravedad del acto.

La camarista Bibiana Alonso resolvió imponer una serie de condiciones y revocar la prisión preventiva dictada por el juez de primera instancia Héctor Núñez Cartelle. Decidió que el acusado continúe el proceso en libertad, en virtud de que no tenía delitos previos y que el dictamen médico determinó que las lesiones de la mujer son leves, lo que convierte al caso en un robo simple, lo que habilita a la excarcelación. La decisión no conformó a la fiscalía, ni a la familia de la víctima, que sigue sometida a controles médicos, con los miembros superiores e inferiores cubiertos de hematomas y con la ingesta continua de analgésicos.

Desmesura

El incidente ocurrió el 7 de enero pasado en Rivarola casi Provincias Unidas. Un joven en una moto se acercó a una mujer mayor, la embistió con el vehículo y tomó su mochila. La mujer se resistió pero cayó al pavimento y el motociclista la arrastró unos metros y se alejó. Un muchacho de nombre L que vio toda la secuencia dijo a la policía que siguió al ladrón y lo vio entrar en una casa de la calle Campbell al 3400.

La mujer atacada, Olga S., contó a los policías que la asistieron que iba caminando para ir al Pami cuando un joven en una moto negra la chocó y la hizo caer. Cuando estuvo en el piso le arrebató la mochila donde tenía documentación, el carné de la obra social y mil pesos. "Vino un muchacho antes de que llegara la policía, lo siguió y me dio la dirección de la casa donde se había metido", contó la mujer a los uniformados. Fue trasladada al Sanatorio Plaza.

Con los datos recogidos por el joven que siguió al ladrón efectivos del Comando Radioeléctrico fueron a la casa de la calle Campbell. Según hicieron constar en el acta vieron salir a un muchacho que intentó reingresar a la vivienda. Entraron a la casa y encontraron una moto de color negra de 110 cc. Sobre una mesa estaba la mochila marrón. Adentro encontraron los documentos de la mujer, su carné del Pami y parte del dinero.

El detenido fue identificado como Lautaro David G. El juez Núñez Cartelle dijo que había sido uno de los casos más graves que había afrontado en su carrera como magistrado. "Nunca vi que para un robo de este tipo una persona atropelle con su moto a la víctima", dijo en la audiencia.

La camarista Alonss le impuso la prohibición de acercamiento a la víctima y a sus familiares, la obligación de presentarse en el Centro de Justicia Penal semanalmente y el compromiso de someterse a un tratamiento por sus adicciones cuya realización deberá acreditar cada 15 días. Lautaro contó en la audiencia que había iniciado distintos tratamientos y las circunstancias que llevaron a interrumpirlos. Su defensor, Gustavo Franceschetti, alegó que el robo simple permitía la continuidad del trámite en libertad. "Es importante además que si se llega a esta situación la detención habilite a que el Estado ofrezca una oportunidad sobre todo para alguien que no tiene antecedentes de este tipo". El defensor dijo que el muchacho tiene una familia presente, que el padre ostenta trabajo estable y su madre participa en tareas comunitarias.

Para oponerse a la libertad del acusado, el fiscal Enrique Paz aludió al juez que hace diez días lo había dejado preso, que señaló la violencia del caso y de que la fiscalía buscará una pena de prisión efectiva. La camarista Alonso reconoció la gravedad del hecho pero valoró que es la primera acusación y el compromiso de someterse a un tratamiento. Para la fiscalía si se alega una situación de adicción tal cosa debe fundamentarse con el dictamen de al menos dos peritos idóneos. Además de las condiciones aludidas la camarista fijó una fianza de 4 mil pesos para habilitar la excarcelación que se cumplirá el lunes.

centro de justicia. Ayer se revocó la prisión preventiva a Lautaro G.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});