Policiales

Eva Perón y Tarragona: volaron con una garrafa un cajero automático

Dos hombres encapuchados hicieron estallar un dispositivo para violentar los cofres de un local del Banco Municipal. Sin embargo, no pudieron robar dinero. Las cámaras se encontraban funcionando.

Lunes 23 de Marzo de 2015

Los cajeros automáticos de una sucursal del Banco Municipal de la zona oeste fueron violentados ayer a la madrugada por al menos dos personas que emplearon un dispositivo —una especie de pequeña garrafa— que hizo estallar el blíndex del habitáculo. Si bien los artefactos fueron destruidos, y también se detectaron signos de haber violentado el ingreso al tesoro de la entidad, las fuentes policiales consultadas sobre el hecho aseguraron que no se detectaron faltantes de dinero.

Los investigadores del episodio procuraban ayer analizar las imágenes captadas por las cámaras de videovigilancia de la entidad bancaria con la intención de hallar pistas que permitan identificar a los delincuentes, que al parecer actuaron encapuchados.

Encapuchados. Fuentes policiales confirmaron que el hecho ocurrió ayer, alrededor de las 2.40, en la sucursal del Banco Municipal de Eva perón y Tarragona, en Fisherton. A esa hora, según los voceros consultados, vecinos llamaron al 911 para dar cuenta de la presencia de dos sujetos encapuchados que intentaban ingresar al habitáculo de los cajeros automáticos del local.

Al llegar al lugar un móvil policial —algunos vecinos refirieron que lo hicieron con una demora de casi media hora— los efectivos constataron que uno de los blíndex, el que da hacia la calle Tarragona, estaba completamente destrozado producto de una explosión. También comprobaron roturas y daños en el techo y la mampostería.

Al recorrer el lugar, los efectivos encontraron en el frente del cajero restos de un tubo de gas de unos cincuenta centímetros de longitud que parecía estar conectado con un cable blanco a una batería negra hallada en la puerta del local. Se investigaba si era parte del dispositivo con el que se produjo la explosión.

Por otra parte, si bien se detectaron destrozos en las partes frontales y posteriores de tres cajeros automáticos, se estableció que ninguno había podido ser abierto para extraer dinero. En ese sentido, los voceros consultados señalaron que los delincuentes habrían intentado en vano acceder a la habitación donde se encuentra el tesoro de la entidad, lindera a la parte posterior de los cajeros.

Cámaras. Los investigadores consultaron a personal de seguridad de la entidad bancaria que fue convocado al lugar y establecieron que las cámaras de videovigilancia que captan imágenes al interior y al exterior del local se encontraban funcionando. En este sentido, ayer se procuraban datos y pistas sobre lo ocurrido a partir de lo registrado por los dispositivos.

El caso es investigado por el fiscal de la Unidad de Flagrancia Guillermo Apanowicz y al cierre de esta edición no se habían reportado detenidos.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS