Policiales

Estará dos meses en prisión por hostigar y apuñalar a un músico

Un hombre de 25 años fue imputado de tentativa de homicidio, robo y nueve amenazas contra Daniel “Chanchi” Sánchez, del grupo Chanchi y Los Auténticos, y sus allegados.

Lunes 29 de Junio de 2015

“A tu papá lo voy a matar porque a mí no me tiembla la pera”. Esa amenaza fue sólo una de las que rodearon el ataque a puñaladas al cantante Daniel Sánchez, del grupo Chanchi y Los Auténticos, quien el 9 de junio pasado terminó con la hoja de un cuchillo clavada en la espalda en la puerta del Hospital Roque Sáenz Peña. El hecho dejó en evidencia un conflicto familiar plagado de intimidaciones por las que ayer fue imputado un hombre de 25 años, actual pareja de la ex esposa del bailantero. Quedó en prisión preventiva por tentativa de homicidio, robo calificado, daños, nueve amenazas de muerte a allegados al músico y otras lesiones con arma blanca que le había provocado a fines del año pasado, lo entonces que obligó a practicarle once puntos de sutura.
  Esa trama quedó expuesta ayer en una audiencia imputativa contra Gerardo Iván S., detenido el viernes  en su casa de Montero 6590, en zona sur. Estaba identificado por las cámaras del hospital y además había sido denunciado por familiares de Sánchez y de la ex esposa de éste, es decir, de su actual pareja.

Hechos. El fiscal de Investigación y Juicio Fernando Dalmau pidió que fuera acusado por esa decena de delitos y el juez Hernán Postma avaló la imputación. El hecho más reciente fue el ataque que sufrió el 9 de junio “Chanchi” Sánchez en la puerta del Sáenz Peña, en Laprida al 5300. Ese día llegaba en auto acompañado por su yerno a visitar a familiares internados cuando lo abordaron tres hombres en moto. Según la imputación, entre ellos iba como acompañante Gerardo S., quien golpeó la puerta del conductor y obligó al bailantero a bajar del auto.
  A Sánchez lo golpearon y patearon. Cuando corrió a refugiarse al hospital el acusado “lo hizo caer” y “con el fin de causarle la muerte” comenzó a aplicarle puntazos en la zona lumbar con un cuchillo tramontina. Para Dalmau, S. no logró su cometido porque el cuchillo se le rompió y la hoja quedó hundida en el cuerpo del vocalista, a quien además le robaron dos celulares y la licencia de conducir. Chanchi terminó internado en el Provincial.
  Cinco días después fue amenazado por mensaje de texto un hijo de la víctima: “Hoy vamos a matar a tu viejo. Hoy le caigo en la casa. Mejor no me batas la cana”. Por esos días, otros familiares y allegados a Sánchez fueron intimidados, al punto que uno de ellos evitó circular cerca de la esquina de San Martín y Blandengues porque allí el 10 de junio S. lo había increpado diciéndole: “Cuando te agarre bien te mato”. Catorce días más tarde S. atacó al mismo hombre arrojándole piedras cuando iba con otras dos personas en un Chevrolet Corsa.
  El primer hecho de la ola de agresiones ocurrió el 14 de diciembre de 2014 cuando Sánchez fue hasta la casa de zona sur donde había vivido con su ex esposa, Rocío O. Juntos tuvieron cuatro hijos hasta que se separaron en marzo de 2014 y ella armó una relación con S. Ese día, el cantante fue a buscar a dos de sus hijos y, según la imputación, S. y la ex mujer del músico lo golpearon y atacaron con un cuchillo. Necesitó cinco puntos de sutura en un parietal y seis en una oreja.
  Al tiempo se encontraron ambos hombres en Tribunales y S. admitió haberlo atacado: “Mirá cómo te dejé”, le dijo, aunque la autoría del ataque fue atribuido a la pareja en forma conjunta, como coautores del delito de lesiones. Además, S. quedó acusado de seis hechos de amenazas simples, dos de amenazas coactivas y uno de amenazas calificadas y abuso de armas. El último ataque a puntazos fue encuadrado como tentativa de homicidio, daños y robo calificado, pese a que la defensora pública Silvana Lamas pidió que se considere como lesiones graves.
  Entre las evidencias, Dalmau citó la filmación del hospital, declaraciones de las víctimas, informes médicos forenses y actas de procedimientos. De la investigación participaron los efectivos de la Policía de Investigaciones Daniel Corbellini, Evelyn Andriozzi y Brenda Díaz. Ante la cantidad de causas, el temor manifestado por las víctimas y la expectativa de pena, el juez Hernán Postma le dictó a S. la prisión preventiva por 60 días, una medida cautelar previa al juicio.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS