Policiales

Estacionaba y lo privan de la libertad para robarle el auto

El lunes por la noche, a punta de pistola, a un hombre de 33 años le robaron su Peugeot 307 en una cochera de Suipacha al 800. Cuando salía del estacionamiento dos hombres lo sorprendieron...

Miércoles 21 de Noviembre de 2012

El lunes por la noche, a punta de pistola, a un hombre de 33 años le robaron su Peugeot 307 en una cochera de Suipacha al 800. El robo fue de manual. Cuando la víctima salía del estacionamiento dos hombres lo sorprendieron, lo encañonaron y lo subieron al vehículo. Después lo llevaron de paseo una media hora hasta que en el acceso Sur y 27 de Febrero lo obligaron a bajarse. Entonces tuvieron un gesto: le dejaron 50 pesos de los que tenía en la billetera para que pudiera regresar a su casa en taxi. Después huyeron llevándose el resto del dinero, el celular y el auto.

Todo ocurrió el lunes, aproximadamente a las 22.30, cuando Martín estacionó su Peugeot 307 frente al portón del estacionamiento de Suipacha 864 donde guarda su vehículo en forma mensual. Descendió, abrió el portón y realizó la maniobra cotidiana para guardar el rodado en el estacionamiento que tiene forma de "T". De acuerdo a lo confiado por fuentes allegadas a la causa en manos de la jueza de Instrucción Roxana Bernardelli, el muchacho salía de la cochera cuando fue sorprendido por dos ladrones, uno de ellos armado con una pistola. Entonces le apoyaron el arma en la costillas y le dieron órdenes ineludibles: "No nos mirés. Vamos para tu auto".

Así fue que los planes que tenía Martín, empleado de una empresa de refrigeración, pasaron a un segundo plano. Uno de los maleantes se sentó al volante del Peugeot y Martín fue al asiento del acompañante, con el ladrón armado sentado a su espalda en el asiento trasero del vehículo. Así, el trío salió de la cochera dando el aspecto de ser un grupo de amigos.

Para acá. El Peugeot fue recorriendo distintas calles con rumbo al sur de la ciudad hasta empalmar con avenida Belgrano. En esas circunstancias, cuando circulaban hacia Villa Gobernador Gálvez, el maleante que iba en la parte trasera dijo: "Pará acá, que se baje". Fue así que comenzó la parte final del atraco. Los ladrones le pidieron a Martín el dinero y el teléfono celular. Entonces, quien daba las órdenes sacó 50 pesos de la billetera, se los devolvió a Martín y le dijo: "Tomá para el taxi". Tras ello, el 307 gris plata se perdió de vista por el acceso Sur.

En la denuncia policial quedó constancia de que Martín pidió ayuda a los vecinos de las inmediaciones del parque Italia (que se erige en el acceso Sur y 27 de Febrero) y uno de los residentes le facilitó un celular con el que llamó a su padre. Otro vecino se comunicó con el 911 y a los pocos minutos un móvil del Comando Radioeléctrico llegó en apoyo de la víctima.

El padre de Martín llegó al lugar poco después para buscarlo y juntos radicaron la denuncia en la seccional 6ª, que actúa por jurisdicción en el lugar de la cochera donde fue el atraco. El caso quedó caratulado como robo calificado y privación ilegítima de la libertad y es investigado por la jueza de Instrucción Roxana Bernardelli y la Oficina de Causas con Imputados no Individualizados, más conocida como Fiscalía de NN de Tribunales, a cargo de Marcelo Vienna.

Hasta el cierre de esta edición el auto seguía sin aparecer. "En este caso no hay más que dos opciones. Lo robaron para hacer un vehículo mellizo o para cometer un robo", aventuró una de las fuentes policiales consultadas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario