Policiales

Está grave un comerciante santafesino apuñalado en un intento de asalto

Un comerciante santafesino fue apuñalado el mediodía de ayer en un intento de asalto a su negocio de la zona céntrica.

Jueves 28 de Noviembre de 2019

Un comerciante santafesino fue apuñalado el mediodía de ayer en un intento de asalto a su negocio de la zona céntrica de la capital provincial y anoche permanecía internado con pronóstico reservado. Lo llamativo del violento episodio, que sacudió a la ciudad de Santa Fe, es que el hecho ocurrió a 30 metros de la sede local de la Policía Federal y frente a la residencia del jefe de policía.

Gabriel Otte, de 30 años y hermano de un reconocido abogado penalista, atendía su local de venta de ropa deportiva en Obispo Gelabert y San Martín, en la Recoleta santafesina, cuando un solitario ladrón entró el negocio empuñando un arma blanca y le exigió la entrega de dinero y algunas prendas.

Todo indica que el comerciante se resistió al robo y se trenzó en un forcejeo con el asaltante que lo atacó provocándole heridas en el abdomen, la pierna derecha y la ingle. El ladrón huyó sin concretar el asalto y poco después fue apresado.

Mientras tanto, Otte salió sangrando de su local y llegó hasta la sede de la Policía Federal donde pidió ayuda. Una ambulancia lo trasladó de inmediato al hospital José María Cullen donde quedó alojado en la sala de terapia intensiva. Juan Pablo Poletti, director del efector provincial, dijo anoche que la víctima recibió "tres heridas de arma blanca, una de las cuales fue penetrante en el abdomen con doble lesión gástrica, el estómago, el hígado y el páncreas por lo que debió ser operado tras lo cual su pronóstico es reservado y es necesario esperar la evolución"

Mientras tanto, el asaltante fue capturado en el marco de un patrullaje que se implementó en la zona. Estaba escondido en un terreno baldío de San Martín al 3500, a unos 300 metros del lugar del hecho. Una vez identificado como Kevin Alejandro E., de 18 años, fuentes del Ministerio de Seguridad aseguraron que el muchacho había sido detenido al menos una vez antes del episodio de ayer y que en lo que va de 2019 tiene seis causas penales abiertas.

Ayer fuentes oficiales aseguraron que los antecedentes del detenido, al menos este año, cuentan un hurto por escalamiento el 8 de abril, un robo calificado por empleo de arma de fuego el 1º de mayo, robo y amenazas calificadas ese mismo día, otro atraco del 18 de junio y un episodio de encubrimiento del 29 de julio.

Hace dos meses

El ataque a Gabriel Otte recordó a los santafesinos el homicidio de Julio Cabal, de 29 años y dueño de un almacén y fiambrería ubicada en avenida Urquiza al 2300 de la capital provincial, a sólo dos cuadras de la Municipalidad y frente al Colegio Nacional, ocurrido el mediodía del 17 de septiembre pasado.

Ese día el muchacho recibió dos disparos cuando un ladrón entró a su local con fines de robo y él intentó proteger a su empleada recibiendo de lleno las balas que terminaron con su vida.

Aquel crimen despertó una oleada de protestas en la capital provincial que derivó en marchas frente a la Casa de Gobierno y el Ministerio de Seguridad, lo que llevó a su titular, Maximiliano Pullaro, a intervenir la Unidad Regional I de policía.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario