Policiales

Envían a la Justicia Federal la investigación sobre la desaparición de un chico

La jueza provincial María Trinidad Chiabrera remitió a la Justicia Federal el expediente de la averiguación de paradero del adolescente Valentín Reales para que se investigue como desaparición forzada de persona.

Miércoles 06 de Febrero de 2019

La jueza provincial María Trinidad Chiabrera remitió a la Justicia Federal el expediente de la averiguación de paradero del adolescente Valentín Reales para que se investigue como desaparición forzada de persona. Para la magistrada, que declaró la incompetencia de los jueces santafesinos para intervenir en el caso, hay "serios indicios" de irregularidades en la actuación de la subcomisaría 18ª por lo que corresponde recaratular la causa en función de la posible participación de fuerzas de seguridad en el hecho o su encubrimiento.

Valentín tenía 15 años cuando fue visto por última vez el 15 de noviembre de 2016, cuando salió de su casa del barrio Cabín 9 de Pérez. Su desaparición fue denunciada dos semanas después en la subcomisaría 18ª y luego ratificada en Fiscalía. La investigación recayó en el fiscal Guillermo Apanowicz, quien centró la pesquisa en Los Cuatreros, banda a la que el pibe había pertenecido pero de la que se alejó, lo cual alumbró la hipótesis de una venganza.

Este año Apanowicz pidió el pase de la causa al ámbito federal. Si bien, a su entender, no había elementos para encuadrarla como desaparición forzada de persona el fiscal se basó en dictámenes de organismos internacionales de derechos humanos que recomendaban calificar el caso en ese sentido. El fiscal se declaró incompetente y remitió las actuaciones a su par federal en turno Guillermo Lega, que las devolvió por entender que el tema debía ser resuelto por un juez.

Así llegó el caso a Chiabrera, quien pidió a Apanowicz un escrito con las medidas tomadas en la investigación. Al analizar el material la jueza, a diferencia del fiscal, encontró indicios sobre la posible participación de policías. Es que la información de GPS de patrulleros indica que el móvil C5834 habría estado entre las 13.42 y las 14.37 del 30 de noviembre de 2016 en un descampado y no consta en el libro de guardia de la subcomisaría 18ª incidencia que lo justifique. Justo ese día se había hecho el rastrillaje que derivó en el hallazgo de la zapatilla y media que la madre de Valentín reconoció como de su hijo.

"Un móvil policial habría estado en el campo donde a pocas horas se encuentra el pozo con restos" que podrían ser de Reales. "Luego el mismo vehículo vuelve a la comisaría por diez minutos para luego dirigirse a otro campo inhóspito y lejano por casi una hora, sin ningún registro de llamado a dicha zona", sostiene la resolución sobre cuestiones que para la jueza son indicios de que pudo haber policías vinculados con el encubrimiento del hecho, lo cual implica que se investigue como desaparición forzada de persona.

Así, Chiabrera remitió el caso al juez federal de Rosario en turno y advierte que, en caso de que éste discrepara con su criterio, eleve los autos a la Corte Suprema de Justicia de la Nación para que resuelva.

La jueza Chiabrera

estima que hay indicios sobre una posible

participación policial en el caso

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});