Policiales

En menos de cinco minutos se llevan 100 mil pesos de un banco de Pérez

Un golpe anunciado. La PDI sabía de un atraco en la zona. Tras una persecución regada de balas, la policía detuvo en la autopista a Buenos Aires a cinco maleantes armados.

Viernes 28 de Agosto de 2015

Una pandilla armada asaltó ayer a la mañana la sucursal del banco Credicoop de la ciudad de Pérez y se llevó una suma que podría orillar los 100 mil pesos, según los datos previos al arqueo definitivo. Al parecer, el golpe estuvo muy bien planeado a juzgar por la falsa alerta telefónica a la comisaría 22ª que daba cuenta del hallazgo de un cadáver a unos cinco kilómetros de la entidad crediticia, lo que desvió la atención policial. También el hecho de que uno de los hampones, fuertemente armados, ingresó a la entidad en una silla de ruedas y acompañado por uno de sus cómplices.

Además, se supo que la Policía de Investigaciones (PDI) estaba al tanto de que ayer a la mañana un banco del Gran Rosario sería asaltado, información que se desprendía de escuchas telefónicas al único prófugo que quedaba de la banda que hace tres meses y medio había asaltado la sucursal del banco Municipal de Empalme Graneros (ver aparte).

Así, según fuentes policiales, mientras se cometía el atraco ya se había dispuesto un operativo cerrojo para cercar a la banda por los caminos rurales de la zona. El dispositivo culminó con la detención de cinco personas luego de una persecución que se extendió desde Pérez hasta el cruce de la autopista a Buenos Aires y la ruta A-012. Allí terminó su recorrido el Ford Focus en el que iban los hampones, donde se incautaron tres armas de fuego.

Entre los detenidos, que fueron arrestados a medida que se iban arrojando del auto en el camino, está Sergio C. Este hombre de 28 años era buscado como sospechoso del robo al banco Municipal de Empalme Graneros y otros hechos similares en poblaciones de la zona. En este contexto, más allá de los arrestos, al cierre de esta edición no se había recuperado el dinero sustraído.

Ardid. Según confirmaron fuentes policiales y judiciales allegadas a la investigación, el atraco a la sucursal del banco Credicoop ubicada en San Martín 1846 de Pérez ocurrió alrededor de las 11. Minutos antes el teléfono sonó en la comisaría 22ª de esa ciudad. Entonces, una persona dio cuenta del hallazgo de un cadáver entre unos cañaverales en inmediaciones del camping del Sindicato de Camioneros de Pérez, a unos cinco kilómetros de la entidad crediticia.

Con gran parte del personal policial de Pérez abocado a esa búsqueda, los hampones supusieron que tenían más tiempo para operar. Primero entraron dos de ellos simulando ser clientes: uno llevaba colocado un cuello ortopédico e iba en una silla de ruedas que empujaba otro. Una vez que atravesaron el hall en el que están los cajeros automáticos, y mientras se acercaban a las cajas, ingresó un tercer delincuente empuñanado un arma, al parecer una pistola calibre 9 milímetros.

Este ladrón, seguido por otro más, amenazó con violencia a una empleada para que abriera la puerta (para lo cual necesita un código) que comunica con la antesala del tesoro, un sitio en el que se guarda dinero para abastecer la línea de cajas. Se presume que los delincuentes habrán sabido que no podrían acceder al tesoro, cuyo mecanismo de apertura demora cerca de una hora. No obstante, no es menor la suma que podrían hallar en ese lugar: alrededor de 100 mil pesos, señalaron fuentes judiciales.

Según datos preliminares de la pesquisa, en función de los testimonios tomados a empleados, los delincuentes huyeron del banco entre cuatro y cinco minutos después de haber entrado. En el hall de ingreso quedaron abandonados el cuello ortopédico y la silla de ruedas.

Escape y persecución. Con el botín en su poder, los cuatro hampones subieron en un Ford Focus gris estacionado a unos metros del banco. Hicieron media cuadra hasta calle Sarmiento, doblaron a la izquierda y se dirigieron hacia el sur. Ese movimiento fue visto por un cliente, al parecer un empleado policial de franco que al momento del atraco realizaba una extracción de un cajero automático.

Según esa versión, esa persona aportó la descripción del vehículo que enseguida se convirtió en el objetivo del operativo cerrojo dispuesto desde las 9 de la mañana ante la presunción de la PDI de que ayer sería asaltado un banco.

Si bien ayer no se había podido confirmar el trayecto, se presume que los hampones pueden haber seguido por calle Sarmiento hasta el club Mitre de Pérez y de ahí unos tres kilómetros más hasta Soldini. Lo cierto es que, según una fuente policial, el Focus gris fue avistado por primera vez en la zona rural de esta última localidad.

  El operativo cerrojo implementado por la policía en estos casos prevé la búsqueda de los sospechosos por distintos caminos rurales y los móviles que reciben el alerta se van sumando a la búsqueda. Así, comenzaron persecuciones con tiroteos cada vez que los fugitivos llegaban a un cruce en el que se topaban con un patrullero. Por lo que se pudo reconstruir, hubo al menos tres momentos en los que los delincuentes se fueron arrojando del auto perseguido.
  Así, dos de ellos fueron capturados por la División Perros de la Unidad Regional II en un descampado entre Soldini y la ruta 18. Otro de los sospechosos también fue capturado en esas circunstancias. De esos tres, uno sería un miembro retirado de la policía bonaerense. En tanto, el cuarto fue detenido por personal de la Policía de Acción Táctica (PAT) cerca de la autopista a Buenos Aires.

Bajo la mira.  El cuarto preso  resultó ser el hombre investigado por los últimos atracos a bancos en la región: Sergio Martín C., de 28 años. Fuentes judiciales confirmaron que tenía pedido de captura por el asalto al banco Municipal de Empalme Graneros, el pasado 8 de mayo. “Era el único que quedaba prófugo de esa banda”, confirmó un pesquisa. También estaba sospechado por el atraco al banco Credicoop de General Lagos, cometido el 13 de mayo por una banda que antes había copado la subcomisaría de ese pueblo para robar armas, y de otros hechos ocurridos en otras localidades cercanas a Rosario.
  Fuentes de la PDI describieron a Sergio C. como “un delincuente escurridizo que últimamente estaba formando bandas al azar”, en algunos casos “con ladrones de poca monta y desorganizados”. A partir de escuchas telefónicas los investigadores sabían que este hombre estaba preparando algo y que un banco sería asaltado. “Por datos de las antenas sabíamos que sería en la zona rural pero no sabíamos dónde”, comentó el portavoz consultado, que agregó que a las 9 de la mañana la PDI elevó un informe a partir del cual se orquestó el operativo cerrojo.
  Por su parte, fuentes de la PAT contaron cómo cayo Sergio C. Según el relato, efectivos que circulaban en un móvil por Uriburu y Oroño escucharon el alerta irradiado sobre la búsqueda del Ford Focus. Al sumarse a la persecución tomaron por un camino de tierra lindante con la ruta A-012.
  Cerca del predio del club Renato Cesarini “el patrullero se topó con el Ford Focus de frente”, relató el vocero. “Al notar que era el auto buscado giraron y ahí se produjo un tiroteo en el cual una bala impactó en uno de los neumáticos del auto gris. En ese momento un hombre se bajó del vehículo y corrió hacia un cañaveral. El personal entonces dejó de perseguir al Ford para correr a ese sujeto”. Luego de una persecución a pie fue detenido Sergio C. En su poder se incautó un cargador de pistola 9 milímetros con 13 balas.

El fin. El auto continuó unos metros más hasta que tomó por la autopista a Buenos Aires, a la altura de la A-012 y a metros de la planta de General Motors. Para entonces, a los patrulleros del Comando y otras dependencias se habían sumado móviles de Gendarmería para cercar al Focus que terminó en el cantero central.
  Allí fue apresado el quinto detenido, de 17 años, quien quedó a disposición de la Justicia de Menores. En el vehículo se incautaron dos ametralladoras (una FMK3 y otra que podría ser una PAM) y una pistola 9 milímetros.
  Además del menor y Sergio C., los otros detenidos fueron identificados como Ceferino Adán M., de 51 años; Ezequiel G., de 24, y Darío G., de 33. Entre hoy y mañana comparecerán en una audiencia imputativa ante la fiscal de Investigación y Juicio Cecilia Brindisi, . Al cierre de esta edición, no había trascendido el monto específico de lo robado ni tampoco se comunicado sobre la recuperación del botín.
 

Al menos siete  ametralladoras, en manos de maleantes

Tras el robo al banco Credicoop de Pérez la policía secuestró dos ametralladoras en manos de los maleantes: una FMK3 y una Halcón. Lo llamativo es que en los últimos meses otras cinco armas de esas características fueron encontradas en manos de delincuentes. El 13 de agosto la intervención de Gendarmería Nacional en un incidente familiar permitió el hallazgo, en una vivienda de Nuevo Alberdi, de una ametralladora FMK 3 que estaba arriba de un ropero. El martes 11 de este mes, poco después de una balacera en un complejo de fútbol 5 de Arijón 30 bis, policías que patrullaban el Fonavi de Sánchez de Thompson y Grandoli rescataron una ametralladora Halcón con 40 proyectiles que arrojó a su paso un muchacho apodado “Teletubi”. Y el 3 de agosto, en una casa de Olegario Víctor Andrade al 100 bis, los pesquisas arrestaron a un chico de 15 años apdoado “El novato” acusado de participar en el crimen de Jonathan David Rodríguez, asesinado a balazos en el Fonavi de Sánchez de Thompson y Grandoli. En la habitación del adolescente detenido, había otra pistola ametralladora FMK 3. En tanto, el 24 de marzo una familia que pescaba en el arroyo Ludueña fue asaltada por dos adolescentes con una ametralladora PAM 1 y diez días más tarde, al ser allanado un búnker de drogas en Esmeralda 64 bis se incautaron 3 kilos de cocaína, 4 de marihuana y una FMK 3 con número de serie registrado a nombre de la policía.

Una saga que no tiene límites geográficos

El golpe al Credicoop de Pérez se suma a un larga lista de hechos ocurridos este año en Rosario y localidades vecinas:
  • 23 de marzo: Dos delincuentes detonaron un artefacto explosivo en un cajero automático del banco Municipal de Eva Perón y Tarragona, pero no pudieron robar.
  • 14 de abril: Tres hombres armados se llevaron 520 mil pesos de la oficina recaudadora del banco Municipal ubicada en el Distrito Centro, en Wheelwright y Corrientes.
  • 8 de mayo: A las 12.55 y en menos de 3 minutos cinco hombres armados y disfrazados (uno de policía, uno de cartero y otro como barrendero) coparon la sucursal Empalme Graneros del banco Municipal, en Juan José Paso al 5700, y robaron $ 1.800.000.
  • 12 de mayo: Entre 5 y 6 delincuentes coparon la subcomisaria 13ª de General Lagos donde redujeron a una agente y robaron una ametralladora, dos escopetas, tres chalecos antibalas y una pistola. Tras ello fueron hasta la sucursal del banco Credicoop y sorprendieron al tesorero y a un policía en el momento en que abrían. Sin poder acceder al tesoro se llevaron 130 mil pesos en un patrullero.
  • 6 de julio: En menos de cinco minutos al menos cinco hombres armados asaltaron la sucursal Fisherton del banco Municipal, en Eva Perón y Tarragona, de donde se llevaron 300 mil pesos.
  • 8 de julio: Al menos seis maleantes armados intentaron robar el banco Macro de Roldán. La alarma los puso en fuga en un Volkswagen rojo que tenían la inscripción “Seguridad” en sus puertas. Sólo se llevaron el maletín de un cliente con 70 mil pesos.
  • 5 de agosto: Cuatro hombres armados llegaron en dos motos a la sucursal Saladillo del banco Credicoop, en Arijón al 300. Eran las 10.25, y sin efectuar disparos ni lastimar a nadie, en menos de 8 minutos de llevaron 80 mil pesos de las cajas de atención al púlblico.
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario