Policiales

En juicio abreviado, lo condenan por matar a su vecino en Roldán

Cumplirá 30 meses de pena dado que golpeó a su víctima sin intención homicida. El hecho ocurrió en una casa hace un mes y medio.

Martes 01 de Abril de 2014

A un mes y medio del crimen de un hombre de 65 años en su casa de Roldán, un vecino que estaba acusado de haberlo sometido a una golpiza previa a la muerte fue condenado ayer en un juicio abreviado a cumplir 2 años y medio de prisión como autor de un homicidio preterintencional, es decir, una agresión que no buscó producir el desenlace letal. La pena será de cumplimiento efectivo, aunque el imputado tendrá permisos laborales para seguir con su trabajo en la Municipalidad de Roldán. Se trata del primer caso de homicidio que llega a una condena desde el lanzamiento del nuevo sistema penal.

El acuerdo de juicio abreviado fue celebrado entre el fiscal Pablo Pinto y la defensora oficial Paula Alvarez, quienes ayer a la tarde presentaron la propuesta ante el juez Juan Carlos Curto. El magistrado convalidó el convenio y ayer mismo dictó la sentencia: 2 años y 6 meses de prisión para Miguel Angel Santi, de 29 años, como autor de un crimen preterintencional (un delito que prevé un máximo de 3 años). Esto quiere decir que su intención sólo fue lesionar a la víctima, sin prever el resultado mortal de la golpiza.

En la sentencia también se fijó la modalidad de cumplimiento de la pena. Santi, que estaba preso en Piñero con permisos para trabajar en la construcción de oficinas para el municipio de Roldán, seguirá bajo ese régimen. Pero si bien el monto de la pena es de cumplimiento condicional, en este caso será efectiva porque el acusado fue declarado reincidente, ya que había cumplido previamente una condena de 3 meses de prisión, dictada en 2009, por lesiones leves.

Para que el acuerdo sea definitivo, sólo resta que en los próximos días el magistrado declare su admisibilidad, es decir, certifique que cumple con requisitos formales.

Golpes mortales. El encuadre legal finalmente otorgado al caso se corresponde con lo que estuvo en debate a lo largo de la investigación: si los golpes causados por Santi a su vecino Ramón Sequeira, de 59 años, tuvieron entidad para causarle la muerte.

Es que la víctima fue agredida el 15 de febrero en su casa y murió cuatro días después en el Heca. Es decir, existía controversia sobre la cuestión médica y no estaba claro que Santi hubiera buscado la muerte de su vecino.

Estas diferencias fueron expresadas en una audiencia preliminar que se había realizado el jueves pasado, cuando las partes expusieron ante el juez Curto sus pretensiones. Entonces no lograron llegar a un acuerdo sobre el destino de la causa, lo que sí ocurrió ayer. Lo que discutieron aquel día no fue la participación de Santi en el hecho —algo admitido por él— sino sus intenciones. Entonces la acusación plantó que había cometido un homicidio con dolo mientras que, para la defensa, sólo pretendió lesionar a la víctima y estaba controvertido que fuera la golpiza la causante de la muerte.

El fiscal Pinto reclamó entonces una pena de 13 años de prisión como autor de un homicidio simple y que además se lo declarara reincidente. El relato de la fiscalía fue que el día del hecho S. cruzó a la casa de su vecino Sequeira en Roldán luego de que su hija de 11 años le contara que el hombre había intentado abusar de ella cuando fue a pedirle un poco de pan.

Según la acusación, Santi golpeó a Sequeira y lo dejó con vida. Ocurrió en la humilde vivienda de la víctima de Maciel y Las Heras, en el barrio Beaudrix, en la zona sudeste de Roldán y a unos 400 metros de la ruta A-012.

Pinto planteó que la víctima estaba alcoholizada y que la golpiza le causó a Sequeira un hematoma subdural en el cráneo por el cual recién al día siguiente, cuando se levantó e intentó vestirse, cayó al suelo descompuesto. Fue trasladado al Samco de Roldán y de allí al Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca) de Rosario, donde finalmente murió.

Al día siguiente del deceso de Sequeira, Santi fue a la fiscalía denunciar un abuso sexual simple contra su hija y quedó detenido.

Pruebas. El fiscal ofreció como pruebas para un eventual juicio las declaraciones de la hija de la víctima, de dos hombres que convivían con Sequeira, de los forense que realizaron la autopsia, médicos del Samco de Roldán y del Heca, la inspección ocular y fotos a la casa de la víctima, entre otras.

En contrapartida, en aquella audiencia la defensora oficial Paula Alvarez reclamó que Santi fuera sobreseído por la duda o que a lo sumo la acusación pasara de homicidio simple a preterintencional. La abogada planteó que no estaba clara la conexión entre la golpiza y la muerte, que atribuyó a una caída por "condiciones patológicas predisponentes de la víctima".

La defensora señaló que las lesiones causadas por Santi a su vecino "no debían razonablemente causar la muerte. Su única intención fue lesionar. El mismo Santi lo declaró cuando fue a presentar una denuncia por un delito de integridad sexual. Sin la colaboración de Santi, hoy la fiscalía no tendría forma de probar la autoría".

De pie. Alvarez también señaló que Santi dejó a la víctima con vida y de pie antes de volver a su casa. "Quien quiere dar muerte a otro no regresa sin más. Bien podría haber tomado un cuchillo, pero no lo hizo. Fue un dolo de lesiones, no un dolo homicida. Solamente cruzó la calle, le pegó a Sequeira y volvió a su casa. No tuvo ninguna posibilidad de representarse una muerte", remarcó la defensora. Incluso solicitó que se ordene un examen pericial a un médico neurocirujano para determinar fehacientemente la causa de la muerte.

Finalmente, la figura del homicidio preterintencional fue la que se impuso al encuadre del caso.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario