Policiales

En el primer semestre volvieron a crecer los homicidios en Rosario

De los 233 homicidios registrados en toda la provincia en 2014, Rosario y Santa Fe se reparten el 92%. Son 135 contra 119 al mismo período del año pasado, que fue marca histórica.

Lunes 30 de Junio de 2014

Al terminar hoy el primer semestre del año la cifra de homicidios dolosos en Rosario vuelve a registrar una suba en relación a los guarismos del año anterior. Las víctimas de asesinatos durante 2014 en todo el departamento son a la fecha 135 según los registros del Ministerio de Seguridad santafesino. A esta misma altura de 2013, en lo que ya era un registro inédito, los crímenes habían sido 119. Los números de este año representan un alza del 13,4 por ciento.

La evolución de las cifras marca, sin embargo, matices dignos de atención. Los dos meses iniciales del año exhibieron registros extremadamente altos que se fueron atenuando a partir de marzo. En enero hubo 32 homicidios y en febrero 30, un arranque sin parangón histórico. Pero desde marzo la tendencia mostró una moderación: 19 hechos en marzo, 24 en abril, 11 en mayo y 18 en junio. Es una merma destacable pero también relativa, ya que sólo es baja si se la contrasta con los números extremos de enero y febrero, cuando hubo más de un homicidio diario en la Unidad Regional II.

Esta caída perceptible en los últimos cuatro meses del año es difícil de atribuir a una causa predominante. El lapso es muy breve como para marcar tendencias duraderas y puede haber motivos estacionales o del azar. La presencia de las fuerzas federales a partir de abril incidió en otro tipo de ilícitos, como los delitos contra la propiedad. Pero las acciones de prevención en la calle, aunque puedan gravitar en parte, difícilmente contribuyan a bajar las tasas abiertas de homicidios dolosos. Esto porque la mayor proporción de estos hechos en Rosario no se explican por actividades criminales tradicionales (que son sin embargo los que producen más impacto público) sino por una violencia social multicausal y compleja: conflictos interpersonales domésticos y comunitarios, donde el asesinato es resultado de una reacción espontánea y no de una planificación previa. En estos casos los homicidios, que responden a patrones culturales multifacéticos, son difícilmente evitables con acciones disuasivas basadas en la presencia de uniformados en la calles.

La cifra de 135 crímenes en el primer semestre también es significativa si se analiza su evolución histórica reciente en Rosario. En 2010 los homicidios en todo el año habían sido 125. En sólo la mitad de 2014 ya hay diez casos más que en todo 2010.

El año pasado terminó en Rosario con 264 asesinatos: una tasa anual de 22,8 cada 100 mil habitantes. Si los números del primer semestre de 2014 se mantienen constantes la tendencia no mostrará alteraciones llamativas en este departamento, donde viven 1.198.000 personas. Distinto es lo que pasa en Santa Fe donde este año ya hubo 80 homicidios, un alza desaforada respecto de 2013 (ver aparte). Si esos números persistieran todo el año la tasa en Santa Fe llegaría a 30 homicidios cada 100 mil habitantes, un registro inédito. En el departamento La Capital residen 526.000 personas. El Ministerio de Seguridad registra que hasta el jueves pasado hubo en toda la provincia 233 homicidios en lo que va de 2014. Esto quiere decir que, exceptuando a Santa Fe y Rosario (donde ocurrió el 92 por ciento de los casos), en el resto de las localidades de la provincia hubo 18 asesinatos.

En Rosario. Del total de 135 homicidios corroborados hasta ayer en el departamento Rosario hubo 113 que se produjeron en la ciudad de Rosario y 22 en otras localidades: 13 en Villa Gobernador Gálvez, 5 en Granadero Baigorria, 3 en Pérez y 1 en Alvear.

Los casos siguen afianzados en su tipología. Por ejemplo:

u En Rosario la mayoría de los homicidios tienen como víctimas a varones (127 de los 135 hechos), menores de 35 años (96 de los 135) y provenientes de sectores afincados en zonas no céntricas.

u La mayoría de los homicidios se concentran precisamente en zonas donde viven personas con necesidades básicas insatisfechas en áreas urbanas fragmentadas. Sólo nueve de los 135 homicidios del primer semestre ocurrieron en las comisarías 1ª a 7ª que abarcan en área urbana central de la ciudad.

u En la zona sudeste hubo 31 homicidios en el primer semestre, fueron 18 en la zona sudoeste y 13 en las que agrupa a las seccionales de los barrios Ludueña y Empalme Graneros. Son las áreas que exhiben porcentajes de letalidad más acentuados en homicidios.

Pendiente. La baja tasa de esclarecimiento de los homicidios persiste como una cuenta pendiente de la política criminal. Frente a eventos producidos hace menos de seis meses los casos se consideran en vías de esclarecimiento cuando hay un autor identificado con evidencia para una imputación penal. El último informe de la Fiscalía Regional Rosario, que actúa desde el 10 de febrero, consideró que un 45 por ciento de los casos registrados en los primeros cien días de actuación alcanzaban ese estatus. La Unidad Regional II considera que los casos esclarecidos este año son 43 del total de 135.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario