Policiales

Emboscan en dos motos a un joven, lo balean y lo rematan de un disparo en la cabeza

La familia de la víctima, de 24 años, sindicó a dos vecinos de 27 de Febrero al 7800 a quienes había denunciado por andar a los tiros en el barrio.

Domingo 25 de Agosto de 2019

“Nunca pensamos que esto podía terminar así. Nosotros los denunciamos porque estaban todo el día a los tiros, pero no era para que mataran así a mi hermano”. Como podía Rocío trataba de poner en palabras el hecho que motivó que su hermano Néstor Fabián Aguirre, de 24 años, fuera asesinado a sangre fría al filo de la medianoche del viernes en medio del Parque Oeste, detrás de la base de la Tropa de Operaciones Especiales (TOE).

   Los familiares apuntaron a dos hermanos que son vecinos de la familia en 27 de febrero al 7800, donde también vivía la víctima, quienes lo emboscaron a bordo de dos motos. Los apuntados habían sido detenidos sobre finales de 2016 en una serie de allanamientos encarados por la Policía de Investigaciones (PDI) y se les secuestraron armas. Ya en libertad estarían volcados al narcomenudeo. En horas de la tarde fueron apresados y en las próximas horas el fiscal de Homicidios Miguel Moreno podría imputarles el hecho.

“Tenés que ser muy basura”

Una mancha húmeda tapada con tierra en el cruce imaginario de las calles Magallanes y Cerrito exponía el lugar exacto donde el viernes alrededor de las 23 fue emboscado Néstor Fabián Aguirre, padre de una nena de 3 años. Rocío y Emiliana, dos de sus siete hermanas, no podían contener las lágrimas al observar ese charco de sangre de su hermano.

   “Tenés que ser muy basura, muy dañino, para perseguir a una persona y matarla. Pegarle un balazo en la cabeza cuando estaba ya herido en el piso. Nosotros queremos que los vayan a detener, porque están haciendo los bolsos para fugarse”, contaron Rocío y Emiliana, mientras no dejaban de observar la sangre de su hermano sobre la tierra.

   Néstor Aguirre vivía con tres hermanos en las inmediaciones de 27 de Febrero al 7800, a unas 30 cuadras de donde cayó asesinado con tres impactos de bala: dos en el tórax y el restante, de remate, en la cabeza. Los agresores iban en una moto.

   Según precisaron desde el área de prensa de la Fiscalía regional “Aguirre contaba con antecedentes penales por robo calificado y amenazas”. Su hermana Emiliana dijo que el muchacho de 24 años había estado preso “pero salió libre de culpa y cargo de esa acusación”, explicó. Aguirre se ganaba la vida como paquetero vendiendo por la calle. Y además estaba haciendo cursos de capacitación en oficios en el Centro Municipal Distrito Oeste “Felipe Moré”, de Presidente Perón y 27 de Febrero.

Noche y día

El Parque Oeste “Doctor Ricardo Balbín” está ubicado en el corazón de lo que fuera la Quinta Luciani. Contenido entre las calles Riobamba, Cedro Catedral, Barra y Rouillón, ocupa un espacio de tres manzanas por tres en las que están ubicadas la base de la TOE, el Polideportivo Parque Oeste que cuenta con canchas de fútbol, voleibol, básquet, un salón cubierto, oficinas de administración y pileta descubierta; dos playones con canchas de básquet al aire libre y juegos para niños, además de cuatro clubes de fútbol infantil y una feria.

   Para los vecinos más viejos el barrio todavía es llamado “Quinta Luciani” y para los más jóvenes Villa Urquiza. No es lo único que se presenta de dos maneras distintas. Los vecinos describieron que la realidad del parque es una de día y otro de noche.

   “Este es uno de los parques más grandes que tiene Rosario. De día tenés muchos chicos jugando. Están los feriantes y hay mucho movimiento. Y de noche se ve mucho juntadero de pibes en los bancos sobre Rouillón, también en los playones. La zona no es linda de noche. Por ahí se arman balaceras en cualquier lado. El Fonavi (a unos 200 metros de donde fue asesinado Aguirre) es picante”, indicó una vecina mientras paseaba su perro.

Chueco y Peloduro

Según se pudo reconstruir en diálogo con las hermanas de Aguirre, Néstor solía ir a la zona del parque a visitar a una mujer que “él quería como una madre y vive en un pasillo enfrente del parque”, describió Rocío.

   “Venía a menudo para acá. Mi hermano estaba separado pero siempre andaba con la nena”, de 3 años, confió su hermana. “No sabemos qué hacia en el medio de la plaza. A la señora le dijo que iba a ir a mi casa (ubicada a unas 30 cuadras) a cambiarse y que volvía para acá”, agregó Emiliana.

   En cuanto a la versión oficial, dio cuenta de que alrededor de las 23 del viernes Aguirre caminaba junto a un amigo cuando fue emboscado por dos motos en las que circulaban los hermanos apuntados: Daniel “Chueco” S., de 21 años y con domicilio en Roldán, y Alexis R., de 24 y conocido como “Peloduro”. Ambos vecinos de la víctima en 27 de febrero al 7800, donde alrededor de las 15 de ayer fueron aprehendidos mientras se aprestaban a subir a un vehículo con el padrastro de ambos, un hombre de 39 años apodado “Chavo” que también fue demorado.

   Los agresores atacaron decididamente a Aguirre y lo remataron con un balazo en la cabeza. En la escena del crimen se recolectaron tres vainas servidas de 9 milímetros. La víctima fue trasladada agonizante hasta el hospital de emergencias Clemente Alvarez donde murió minutos antes de las 3 AM. El cuerpo de Aguirre fue reconocido por otra de sus hermanas.

“Tirando al aire”

“Nunca pensamos que esto iba a terminar así. Yo denuncié a ellos hace tres semanas en la comisaría 32ª. Después fui a la fiscalía y me dijeron que tenían varias denuncias. Y que estaban en libertad bajo fianza porque los habían agarrado con armas (en allanamientos de diciembre de 2016). Todo fue en 27 de Febrero al 7800 donde nosotros vivimos”, explicó Emiliana.

   “Los denuncié porque andaban todo el tiempo disparando al aire y mis hijos de asustan. Después de la denuncia cada vez que las hermanas nos cruzaban nos invitaban a pelear. Y nosotras somos dos. Pero jamás pensamos que iban a seguir a mi hermano hasta acá (por el Parque Oeste) y matarlo así. Lo remataron en el piso”, dijo la mujer entre lágrimas.

   “Nosotros queremos que los agarren cuanto antes porque están haciendo los bolsos para fugarse”, dijo angustiada Emiliana antes de comunicarse con el fiscal Moreno.

   Respecto de los denunciados, las crónicas policiales da cuenta de que el martes 27 de diciembre de 2016 en una serie de allanamientos ordenados por el Ministerio Público de la Acusación (MPA) en 27 de Febrero al 7800 fueron detenidos “Alexis R., de 21 años, a quien se le incautó una escopeta recortada calibre 16, sin marca ni numeración visible. Daniel S., de 18 años, y su padre, a quienes se le secuestraron un revolver 38 Special color plateado de seis alveolos y un arma de fuego de fabricación casera (tumbera) con 29 cartuchos marca Orbea”.

Conexiones

Además Chueco y Peloduro fueron apuntados como vendedores de droga para otro hombre que viene protagonizando crónicas policiales de las últimas semanas: Claudio Javier M., alias “Morocho”. Nueve días atrás Ramona Elvira A., transera de Tablada conocida como “La Gringa”, fue detenida en una casa de Capitán Bermúdez donde cumple prisión domiciliaria Jessica G., pareja del Morocho.

   Claudio M. está preso en Piñero imputado por el doble homicidio de Kevin Mieri y Leonel Bubacar ocurrido la madrugada del 23 de septiembre de 2018 en la puerta de un pasillo de Lima 1150. Y La Gringa es investigada por la Justicia provincial como gerente callejera de los negocios de René “El Brujo” Ungaro, que cumple en Piñero su condena por el crimen de Roberto “Pimpi” Caminos, líder de la barra brava de Newell’s.

   El fiscal Moreno ordenó que efectivos de la TOE trabajaran buscando testimonios y el relevamientos de cámaras de videovigilancia en la zona. Según pudo saberse extraoficialmente al menos tres personas vieron el asesinato desde diversos lugares a distinta distancia.

“Que la gente no piense que lo mataron en la feria”

Mientras la familia de Néstor Aguirre buscaba ayer por la mañana el lugar exacto donde había caído agonizante el muchacho de 24 años, el Parque Oeste comenzaba a desperezarse con decenas de personas que desplegaban sus mantas para dar vida a una feria de trueque que llamaron Quinta Luciani. “Amigo en qué contexto va a poner la feria”, preguntó un feriante al cronista de este medio. “Porque al pibe lo mataron anoche. No vaya a ser cosa de que la gente piense que lo mataron en la feria y ya no venga nadie. Esta feria le da de comer a mucha gente y los tiempos están duros”, comentó, no sin angustia. La feria funciona lunes, miércoles, viernes, sábados y domingo desde las 10 hasta que cae el sol “porque le frío te va corriendo”, comentó otro de los comerciantes. “Mucha gente viene de la otra feria (la lindera al complejo Deliot, en inmediaciones de la comisaría 19ª sobre bulevar Seguí), porque esa feria cierra a las 14 y nosotros estamos hasta más tarde”, indicó otra vendedora.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS