Policiales

El triple crimen está en vías de aclararse pero la discordia palpita aún en el barrio

A un año de Villa Moreno, el ejecutor material va a juicio y cuatro acusados están procesados. En la humilde zona de la matanza los rencores y miedos no declinaron.

Lunes 31 de Diciembre de 2012

A casi un año —se cumplirá mañana— del triple crimen de Villa Moreno el caso parece encaminarse hacia su esclarecimiento. Por un lado, la persona señalada como ejecutora principal de la acción, Sergio El Quemado Rodríguez, tiene firme el procesamiento por tres homicidios agravados —una figura que se castiga con prisión perpetua— mientras que otros cuatro implicados también están procesados aunque con fallos que aún no están firmes. Sin embargo, mientras el barrio atraviesa por un período que mezcla el duelo con la tensa calma no cayó bien entre los familiares de las víctimas y los referentes de la agrupación donde éstas militaban una noticia referida a otra causa judicial en torno a un hecho ocurrido previamente a la masacre del 1º de enero: la reciente liberación de Maximiliano El Hijo del Quemado Rodríguez (ver aparte).

De este modo, con la reciente confirmación del procesamiento del Quemado dada a conocer el viernes pasado por la Sala I de la Cámara Penal continúan siendo cinco los imputados en la causa por el triple homicidio de Jeremías Trasante, Claudio Suárez y Adrián Rodríguez. Junto con El Quemado, siguen procesados Brian Pescadito Sprío, Daniel Alejandro Teletubi Delgado y Brian Damiancito Romero como "coautores" de triple "homicidio simple doblemente calificado por el uso de arma de fuego y participación de un menor". La misma imputación le cabe a Mauricio Palavecino pero en calidad de "partícipe".

En tanto, en el marco de una causa colateral están procesados por presunto encubrimiento agravado el entonces inspector de la zona donde ocurrió el hecho, Eduardo Ismael Carrillo, y su chofer, el sargento Norberto Claudio Centurión, ambos en disponibilidad desde mayo. También el cabo de la policía santafesina Jesús Lisandro Martín (ver aparte).

Venganza. Jóvenes militantes del Movimiento 26 de Junio del Frente Darío Santillán, Jere Trasante Patom Rodríguez y Mono Suárez fueron asesinados a las 4.30 del 1º de enero pasado en una canchita de fútbol infantil que está ubicada en Presidente Quintana y Dorrego.

Según la investigación judicial que encabeza el juez de Instrucción Nº 7 Juan Andrés Donnola, el triple homicidio fue cometido por El Quemado Rodríguez y su banda a modo de venganza por un ataque a balazos que esa misma madrugada, alrededor de las 3.30, había sufrido su hijo Maximiliano.

Es que los investigadores sostienen que el ataque a balazos sufrido por El Hijo del Quemado había sido, a su vez, una respuesta que recibió Maximiliano de parte de un grupo de la villa Moreno encabezado por Ezequiel Villalba (conocido como El Negro Eze) por haber herido de ocho balazos a Facundo Osuna, el 29 de diciembre de 2011 (ver aparte).

En este marco, la principal hipótesis de la investigación de Dónnola fue que los tres jóvenes militantes sociales fueron confundidos con miembros de la banda de Villalba y asesinados por error por El Quemado.

Duelo. "Todavía estamos todos de duelo", resumió Lita Gómez —la mamá del Mono Suárez— el sentimiento de los familiares y vecinos de las víctimas del hecho. Para graficar el dolor de su familia la mujer remarcó que, "por primera vez en 36 años", esta noche pasará las fiestas en otro lado.

"El barrio ahora está tranquilo en el sentido de que últimamente por estos días no hay situaciones muy violentas. Sin embargo, el paisaje sigue siendo el mismo", resumió también un referente del Movimiento 26 de Junio en villa Moreno, Pedro Salinas.

"Hay una zona, en Presidente Quintana y Balcarce, que divide aguas y se mantiene una especie de acuerdo tácito para no pasar para el otro lado porque se puede pudrir todo", explicó el dirigente social respecto de la presencia de una bandita de adolescentes que respondían a Villalba, el joven a quien supuestamente buscaba El Quemado cuando asesinó a los tres adolescentes.

En este sentido, insistió en la urgencia con la cual se deben implementar políticas públicas para los sectores sociales más desprotegidos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS