Policiales

El Servicio Penitenciario provincial se hace cargo de la alcaidía de Jefatura

Inauguran hoy la Unidad Penitenciaria Nº 6. Desde esta mañana el edificio de Francia al 5200 cambia de órbita. Ayer hubo intercambio de presos y varios terminaron en Piñero.

Miércoles 22 de Octubre de 2014

La alcaidía mayor de Jefatura dejará de pertenecer hoy a la policía de Rosario y pasará a estar bajo la órbita del Servicio Penitenciario santafesino (SP). A las 10 de la mañana, en un acto que presidirá el ministro de Seguridad Raúl Lamberto, se inaugurará un nuevo pabellón de 48 plazas y, en el mismo evento, el presidio de Francia al 5200 se convertirá en el Instituto Penitenciario Nº 6 de la provincia, un complejo de seguridad media que tendrá capacidad para 500 internos y dependerá administrativamente Unidad Penitenciaria 3, conocida como "La Redonda" (ver aparte). Así, alrededor de un centenar de efectivos de la Unidad Regional II —entre los que se cuentan médicos, psicólogos y asistentes sanitarios— dejarán de estar abocados al cuidado de detenidos y serán reemplazados por unos 250 efectivos del SP.

"Este tipo de construcción no registra antecedentes en la historia de la provincia", dijo el viernes 15 de septiembre de 2006 el entonces ministro de Gobierno, Roberto Rosúa, antes de que el gobernador Jorge Obeid cortara las cintas para inaugurar la alcaidía mayor en los fondos de la Jefatura de la Unidad Regional II, en lo que fuera la antigua Fábrica de Armas Domingo Matheu. La capacidad entonces era para 456 presos y a los pocos días llegaron los primeros 32 internos, todos desde el penal de la comisaría 14ª de barrio Belgrano.

Durante sus ocho años de historia, la prisión se ganó varios espacios en las crónicas policiales por una buena cantidad de fugas y algunos crímenes irresueltos. Entre las fugas las hubo hechos increíbles, como la que protagonizaron una decena de presos liderados por Oscar Camino, primo de "Pimpi", cuando se fugaron a los tiros en una camioneta de la Sección Economato el 28 de febrero de 2010. O bochornosas, como la del domingo 5 de junio de 2011, cuando Carlos Manuel Fiordellino, un reconocido maleante que había sido apresado tres meses antes en Funes, con 55 kilos de marihuana, huyó pagando en billetes de moneda nacional una coima a la guardia. Otras veces, demasiadas, el piso de la alcaidía se cubrió con sangre de internos. Y en ese rubro quizás lo más conmocionante fue el triple homicidio del viernes 12 de abril de 2013 en el pabellón 3, cuando Miguel Angel "El japo" Saboldi, Guillermo Benavente y Darío Escobar murieron entre las llamas de un incendio provocado.

Separadas. "En octubre se pasará la alcaidía al Servicio Penitenciario y así vamos a ir logrando que los agentes policiales de Santa Fe hagan prevención y tenga mas presencia en la ciudadanía, que es lo que hoy la sociedad nos está pidiendo", fue el anuncio que hizo el ministro de Seguridad, Raúl Lamberto, tras dejar inaugurado el helipuerto de Jefatura en agosto pasado.

A la nueva cárcel se ingresará por Francia al 5200. La última etapa de las obras del pabellón C, que quedará inaugurado hoy, y el cerco perimetral que separa el flamante instituto penitenciario de la Jefatura tuvo un costo de alrededor de 25 millones de pesos incluidos en el presupuesto 2014 del Ministerio de Seguridad, que este año alcanzó el 11 por ciento del total de los recursos de Santa Fe.

Bien temprano, ayer a la mañana, el último día en la vida de la alcaidía mayor se puso en marcha. Para evitar "presos con condenas de muchos años, de alto perfil o ligados a la narcocriminalidad", según explicaron fuentes del Servicio Penitenciario, 80 internos partieron de la Jefatura hacia la Unidad Penitenciaria Nº 11 de Piñero. Y desde aquella prisión vinieron 90 internos "de buena conducta que están en fase de confianza o período de prueba", explicó un vocero.

Mediana seguridad. "La idea fue darle un giro al perfil poblacional de la unidad, más acorde a la seguridad del lugar, que es mediano. Seguramente varios de los que partieron hacia Piñero terminen sus días en Coronda", indicó la fuente. "Las 48 nuevas plazas, del pabellón C, se irán ocupando con el correr de los días con internos que se vayan sacando de comisarías", confió el vocero oficial. "Los 250 efectivos que trabajarán en el instituto penitenciario 6 es equivalente a las últimas dos promociones enteras", agregó.

Una de las novedades del traspaso es que la ex alcaidía ya no contará con el penal policial. "Los policías que estaban detenidos en Jefatura fueron trasladados a la cárcel de Piñero donde quedaron alojados en un pabellón del módulo C, el mismo que en otro pabellón tiene tras las rejas a los ofensores sexuales. Son internos que no se pueden mezclar con el resto de la población", indicó la fuente del Servicio Penitenciario.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario