Policiales

El Servicio Penitenciario acató una orden y trasladó a un detenido

El preso es un joven de 23 años e hijo de uno de los policías que integró la investigación contra Los Monos.

Sábado 02 de Noviembre de 2019

El miércoles pasado, la jueza de Ejecución Penal Luciana Prunotto dio un plazo de 72 horas al Servicio Penitenciario (SP) para que traslade a un preso que cumple pena por un homicidio a la seccional 27ª de Arroyo Seco teniendo en cuenta que es hijo de un policía y que su alojamiento en la alcaidía de 27 de Febrero de 7800 presentaba riesgos para su vida. En ese marco, ayer el SP cumplió con la medida, aunque desde el Ministerio de Seguridad se manifestó la disconformidad de que sea el Poder Judicial el que establezca el lugar de detención.

El preso es Luis Ezequiel Quevertoque, un joven de 23 años e hijo de uno de los policías que integraron la Brigada Operativa que llevó adelante la investigación a la banda de Los Monos.

El 1º de diciembre de 2013, cuando aún tenía 17 años, Quevertoque asesinó a puñaladas a Eugenio Guadagnoli, de 19 años, en la puerta de una panchería frente a la plaza Sarmiento. El chico quedó bajo la tutela de la Justicia de Menores hasta que por la contundencia de las pruebas lo declararon responsable de homicidio simple.

A partir de informes socioambientales se le negó el arresto domiciliario y estuvo bajo prisión preventiva hasta 2016, cuando le impusieron una pena de 10 años de cárcel que en mayo de 2017 fue rebajado a 9 años por la Cámara Penal. Gran parte de su condena la cumplió en el penal de la comisaría 27ª de Arroyo Seco. Pero allí había ocho internos que, a raíz de un desperfecto edilicio con riesgo de electrocución, fueron derivados a la alcaidía de 27 de Febrero al 7800.

Eso condujo a la abogada de Quevertoque a presentar un hábeas corpus. "Hay una resolución de la jueza Bibiana Alonso que en junio de 2017 ordenó que Quevertoque no puede estar preso en la órbita del SP por el riesgo de convivir con otros presos que hayan sido condenados en investigaciones en la que haya participado su padre", explicó la profesional.

En la audiencia del martes, la jueza de Ejecución Penal dio curso al pedido de la defensa y exigió al SP que el joven sea regresado a la seccional 27ª, lo que se realizó ayer.

Desde el Ministerio de Seguridad manifestaron su disconformidad con la resolución. "Una vez más un detenido, a través de una resolución judicial, elige el lugar de detención cuando es el Poder Ejecutivo a través del SP el que tiene la potestad de decidirlo."

Además, recordaron que en la audiencia de hábeas corpus el Servicio Penitenciario había ofrecido otras sedes para alojar al jovene. "No obstante, la jueza decidió, sin contestar la apelación interpuesta, intimar a las autoridades intervinientes a alojar al preso en un espacio en donde hasta este momento funcionaba la oficina del sub jefe de la seccional 27ª y así se transforma en el único preso que queda en todas las comisarías del departamento Rosario".

El recluso, condenado por homicidio, es hijo de un policía que investigó a Los Monos. Volvió a la seccional 27ª

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario