POLICIALES

El secuestro que no fue: dijeron que había sido capturado por narcos pero él mismo lo negó

En San Lorenzo, una mujer sostuvo que un primo había sido subido a un auto y le exigían 50 mil pesos para liberarlo. Pero por la noche apareció la supuesta víctima

Miércoles 28 de Abril de 2021

Un presunto secuestro extorsivo fue denunciado en el mediodía de este miércoles en San Lorenzo cuando una mujer sostuvo que un primo había sido subido a un auto por unos narcos que le exigían 50 mil pesos para liberarlo. Sin embargo, a pesar de que había testigos que lo habían visto cuando lo subían a un auto rojo, el muchacho apareció sano y salvo en la noche del miércoles y desmintió que haya sido raptado, con lo cual la investigación iniciada por el fiscal Aquiles Balbis será archivada.

Según la información preliminar dada a conocer por fuentes policiales en una tarde plagada de versiones confusas, el hecho fue denunciado al mediodía por una mujer que afirmó que su hermano —o su primo— Brian P. había sido secuestrado en Franciscanos y Oroño por unas personas que lo subieron a un auto Volkswagen Gol de color rojo. Según la denuncia, los captores le habrían exigido unos 50 mil pesos para liberarlo, pago que tenía que ser efectuado a las 14.

Una versión indicaba que los presuntos secuestradores podrían pertenecer a una banda conocida como “Los Santafesinos”, una de las tantas que operan en la zona norte de San Lorenzo, en el límite de esta ciudad con Puerto San Martín.

En este sentido se investigaba si ese hecho podía estar relacionado con una balacera denunciada durante la mañana del miércoles en Paraguay al 200, en el barrio San Sebastián de Puerto San Martín. En ese caso una mujer había denunciado que le habían baleado la casa y que su hermano había recibido amenazas de parte de unos narcotraficantes de la zona. Sin embargo, hasta la noche no se había confirmado si ambos hechos tenían relación.

No obstante, y mientras se intentaba confirmar si se trataba de un secuestro extorsivo que debía ser girado a la Justicia Federal que investiga los delitos de ese tipo, todas las especulaciones se derribaron cuando Brian apareció sano y salvo durmiendo en la casa de su hermana, aunque con escasas facultades para contar lo sucedido. En principio, explicaron fuentes de la investigación, el joven —sindicado como presunto soldadito de una banda narco— negó haber sido secuestrado y tampoco se constataron lesiones de ningún tipo.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario