Policiales

"El policía corrupto es un traidor, para nosotros es peor que un delincuente"

El director de la escuela de policías confirmó que se trabaja en una modificación del plan de estudios para que luego de primer año, los ingresantes puedan incorporarse a la fuerza.

Viernes 28 de Marzo de 2014

El director del Instituto de Seguridad Pública (ISEP), Aniceto Morán, dijo hoy que trabajan para modificar el plan de estudios para que los cadetes puedan sumarse a la fuerza policial luego del primer año. Para eso incorporan materias más relacionadas con el accionar público. Convocó a los jóvenes que se quieran comprometer a resolver los problemas de seguridad pública.
 
En diálogo con el programa “Todos en La Ocho”, Morán se refirió al proyecto en la Legislatura provincial para que los cadetes puedan introducirse en la carrera de policías de manera más temprana, es decir que al culminar su primer año puedan incorporarse a la fuerza.
 
“Tenemos un plan de estudios que es de tres años, los dos primeros años son para lograr un título intermedio de auxiliar en seguridad y un tercer año que vamos haciendo a medida que va avanzando la carrera de policía, para recibirse de técnico superior en seguridad pública y ciudadana”, describió.
 
Respecto al plan de estudios indicó las modificaciones que se vienen como consecuencia de la ley de emergencia de seguridad pública. “Lo que nos pide la norma es que tengamos más policías trabajando en la calle, por esa razón nos pidieron que reveamos el cambio de plan de estudio, y está visto que se puede, porque el plan de estudios nos permite dar materias de primer año en segundo año, o modificar contenidos siempre que sea de un plan de estudios que está autorizado”, contó.
 
Morán defendió los tres años de formación que hoy tiene la escuela de policías. “Lo que permite una carrera terciaria es darle un perfil lo más profesional posible, y que incluye esto materias más académicas, lo que está haciendo el instituto es planificar este plan de estudio, dar conocimientos en primer año de aquellos conocimientos que permitan actuar en la función pública, y dejar para tercer año aquellos conocimientos más académicos, más intelectuales, la intención no es sólo formar policías sino también profesionales de la seguridad pública”.
 
Además se refirió a la corrupción que hoy azota a la policía, a la que calificó como “el enemigo interno” y el trabajo que realizan para formar a los cadetes.
 
“El instituto tiene una línea con los alumnos en cuestiones éticas, se habla del tema corrupción que es el gran enemigo interno que tenemos, nosotros podemos resumir que el policía corrupto es un traidor, alguien que traiciona la confianza que se le ha brindado, traiciona la autoridad y el arma que tiene se la ha dado para que protejan a los vecinos”, señaló.
 
Y agregó: “Para nosotros es peor un buen policía traidor que un delincuente, porque el delincuente está con nosotros y el otro está enfrente".
 
Respecto así fracasó la formación policial por la cantidad de policías corruptos que hay, reflexionó que “analizar en 20 mil policías cuales son los corruptos, no es un fracaso del sistema sino que es un problema social, no específico de la policía”.
 
Y por último cerró con una convocatoria “a los jóvenes que puedan comprometerse a resolver los problemas de seguridad pública, más allá de las críticas hay que ponerse la camiseta”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario