Policiales

El ministro de Seguridad de Buenos Aires aseguró que localizaron a los prófugos del triple crimen

"No vamos a negociar con prófugos. Si se quieren entregar, que se entreguen", sentenció Cristian Ritondo, respecto de las tres personas que el domingo escaparon de un penal y hoy balearon a dos policías en ranchos. 

Jueves 31 de Diciembre de 2015

La Policía Bonaerense realizaba hoy una intensa búsqueda, tras localizar a Martín y Cristian Lanatta y Víctor Schillacci, los tres prófugos condenados a prisión perpetua por el triple crimen de General Rodríguez, luego de que esta madrugada balearan a dos oficiales en la ruta 20, a la altura de Ranchos.
 
El ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Cristian Ritondo, indicó poco antes de las 19.30, que “los tenemos localizados” en un lugar  “poblado”, que sin embargo eludió precisar.
 
En tanto, fuentes de la Gobernación también confirmaron que la Policía ya tenía identificado el lugar en el que se  encontrarían los Lanatta y Schillaci, dentro de la provincia de Buenos Aires.
 
“No vamos a negociar con prófugos. Si se quieren entregar, que se entreguen”, aseguró Ritondo, aunque sí admitió que se habían realizado “conversaciones” con abogados y que sus clientes reclamaban ir a un establecimiento federal.
 
Ritondo agregó que los tres delincuentes estaban “en un vehículo, en un lugar poblado”, pero aclaró que las autoridades buscaban “encontrar el momento justo de atraparlos, sin que corra riesgo la vida de los inocentes”.
 
Por su parte, fuentes de la cartera dijeron a DyN: “Los tenemos totalmente cercados. No se nos van a escapar, queremos que se entreguen”, y desmintieron que el Ministerio haya iniciado un diálogo con un abogado allegado a los prófugos y que estos pidieran garantías para entregarse.
 
El ministro Ritondo publicó, en horas de la tarde, en su cuenta de Facebook que las fuerzas estaban cerca de dar con los  prófugos.
 
“Estamos cercando a los prófugos para capturarlos vivos y llevarlos nuevamente donde la Justicia dictaminó que deben estar”, escribió Ritondo.
 
Los Lanatta y Schillaci se fugaron el domingo de la cárcel de General Alvear, y fueron localizados en la localidad de Ranchos, cerca de Chascomús, cuando a las 3.40 de la mañana, al ser detenidos en un control policial, bajaron de una camioneta Ford Ranger, de color gris, y balearon a los oficiales Lucrecia Yudati, de 33 años, y Fernando Pengsawath, de 22, ambos internados en una clínica porteña, el último con pronóstico reservado.
 
El hecho quedó registrado en una cámara de seguridad en la que se ve cómo desde la parte de atrás y fuera de la camioneta dispararron contra los oficiales.
 
Ritondo dijo que los autores del intento de homicidio de los agentes fueron los Lanatta y Schillaci, y advirtió que “a esta gente no le importa morir” y “tienen una conducta de asesinos”, y que “están jugados y no tienen nada que perder”.
 
Sin embargo, subrayó que “mi objetivo y el de toda la policía es que vuelvan a estar presos”.
 
El fiscal de Coronel Brandsen Mariano Sibuet, quien investiga el ataque a los oficiales, no confirmó ni descartó que los autores fuesen los prófugo y dijo que no descartaba “ninguna hipótesis”.
 
“Se está recorriendo metro a metro y sobrevolando la zona. Todos los mecanismos y dispositivos de seguridad están activados”, dijo el fiscal e informó que ya había sido identificada la camioneta en la que viajaban y que estaban digitalizando las cámaras de seguridad de la ruta 2 y de peajes, para dar con los acusados.
 
Precisó que los ataques a los policías se produjeron con una escopeta calibre 12/70, un fusil tipo FAL y la pistola calibre 22 que se les cayó, a las que definió como “armas de un alto poder ofensivo”.
 
También señaló que en el lugar encontraron una pistola Pietro Beretta, calibre 22, que dejaron los acusados, y siete vainas servidas, entre ellas una de un proyectil tipo FAL, más otras doce sin detonar.
 
Finalmente, Ritondo informó que un guardiacárcel del Servicio Penitenciario Bonaerense fue detenido porque “tiene  responsabilidades” en la fuga de los Lanatta y Schillaci.
 
El agente penitenciario detenido “es una de las personas que estaba de guardia y que denunció a un jefe que estaba ahí con lo que habría dicho, y que cuando escuchó gritos no actuó”, afirmó el funcionario en declaraciones a radio Mitre.
 
Además, el ministro recordó que también está detenido Marcelo Alejandro Melnyk, que habría dado apoyo logístico y dinero a los prófugos.
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS