Policiales

El ministro de Gobierno de Bolivia pide detener a un narcotransportista

Lo hizo el gobierno de ese país a pedido de la Justicia argentina que pidió su extradición, ya que con sus camiones de la firma Creta SRL traía cocaína al país.

Miércoles 02 de Marzo de 2016

A mediados de mayo de 2015 la policía salteña descubrió, en la frontera norte de esa provincia, un camión tanque que trasladaba 180 kilos de cocaína desde Bolivia y hacia la ciudad de San Nicolás. La dimensión del contrabando fue inusual por su volumen y por su valor, cercano a los dos millones de dólares. Pero también porque el vehículo era propiedad de uno de los mayores empresarios camioneros de Bolivia: José Luis Sejas Rosales, propietario de la firma Creta SRL. En ese marco, ayer el gobierno de Bolivia ordenó darle prioridad a la captura de ese empresario, quien está prófugo y es requerido por la Justicia argentina en causas por narcotráfico.

El ministro de Gobierno del país vecino, Carlos Romero, informó que dio instrucciones precisas para "que pongan prioridad e incrementen los operativos para atrapar a Sejas Rosales porque tiene dos denuncias por narcotráfico en Argentina".

El Tribunal Supremo de Justicia de Bolivia ordenó hace dos semanas la detención del empresario con fines de extradición a la Argentina. Sejas Rosales fue apresado por última vez en su país en septiembre de 2015, pero salió de prisión para defenderse en libertad ante acusaciones de la fiscalía de Santa Cruz de la Sierra: por legitimación de ganancias ilícitas y tráfico de sustancias controladas.

Sin embargo, durante este último mes no cumplió con sus presentaciones ante las autoridades judiciales, por lo que se presume que se ha fugado. El ministro Romero consideró que "hubo alguna maniobra extraña" para la liberación del empresario porque "un juez suplente le otorgó medidas sustitutivas a la detención en una audiencia celebrada un día sábado".

Sejas Rosales tiene unos 90 camiones que trasladaban combustibles desde Bolivia hacia Argentina. En abril de 2015 había sido apresado por el entonces juez federal de Orán Raúl Reynoso, actualmente suspendido en el cargo por beneficiar a narcos, entre ellos a Sejas Rosales. Seis semanas antes la Procuraduría de Narcocriminalidad (Procunar) argentina había ligado nueve casos donde unidades de la flota de su propiedad habían sido detectados en el país con cargas de cocaína.

El empresario había quedado preso tras detectarse en Salta el transporte de cocaína diluida en el tanque de combustible de un camión. También se descubrió el tráfico de unos 35.000 litros de tolueno, precursor químico utilizado en las "cocinas" para convertir la pasta base en clorhidrato de cocaína.

Pocos días después de ese operativo, el juez Reynoso excarceló al empresario al considerarlo partícipe secundario de la tentativa de contrabando, pese a que debió ser considerado jefe de la organización. Por eso Reynoso fue acusado por cohecho y los fiscales federales Eduardo Villalba y Diego Iglesias dieron por acreditado que el magistrado habría cobrado 350.000 dólares a cambio de liberar al transportista.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario