POLICIALES

El Ministerio de Seguridad presentó el Programa Integral de Bienestar Policial

El mismo incluye aumento salariales, una tarjeta alimentaria, nuevo equipamiento y un plan de prevención en salud e higiene laboral

Sábado 12 de Septiembre de 2020

Mientras anoche seguía el acampe de policías retirados y familiares de agentes en su tercer día de reclamos por mejoras en los salarios de la fuerza, el gobierno provincial presentó el Programa Integral de Bienestar Policial que “incrementará los ingresos del personal operativo hasta un 59%” de acuerdo a las medidas anunciadas por el ministro de Seguridad, Marcelo Sain. Fuentes oficiales manifestaron que “el aumento irá directamente al bolsillo de los empleados”.

Con las nuevas medidas un suboficial (escalafón jerárquico más bajo de la fuerza) recibirá 51.489 pesos, cifra que se eleva a 66.900 con sumas adicionales. Esos incrementos significarán para un Inspector un 29% de aumento, llevándolo a $ 71.993; y para un comisario un incremento de 16% llevándolo a 90.440 pesos. El salario de un subdirector será de 104.068 pesos (un 14% más) y para la dirección superior habrá una asignación especial por cargo complejo de $ 70.000 mensuales.

Dentro de esos aumentos se contempla el tema alimentario. “Los policías saben mejor que nadie que el racionamiento provisto por la institución pocas veces se traduce en alimentos de calidad y que era más fácil para un empleado llevar su propia vianda. Por eso el gobierno decidió asignarle a cada efectivo la parte proporcional de racionamiento”. Esa asignación se cargará en la Tarjeta Alimentaria para el Personal Operativo (TAP) emitida por el Banco Santa Fe. “De esta forma se dará mayor transparencia al sistema y cada efectivo podrá usarla para comprar su propia comida”.

>> Leer más: Cómo es la nueva policía que propone el ministro Sain

“Estas mejoras implican una ingeniería presupuestaria que comenzó con un incremento de 180% del valor de las horas del Servicio de Policía Adicional”, dice el Ministerio. Y aclara que “para los servicios de requirentes públicos este valor subió de 101 pesos por hora a 254; y para los privados de 126 a 351 pesos”. Sumas que se incrementan un 20% “cuando los servicios son nocturnos o en días no hábiles”.

También se anunció el nuevo reglamento para las Órdenes de Servicio Extraordinario de Seguridad y Prevención (ex horas OSPE) que aumentarán 30%, pasando de 99,65 pesos a 129,33 en su valor más bajo; y de 119,60 pesos a 155,22 en su escala más alta.

Por otra parte, el decreto 341/20 establece al Covid-19 como “una enfermedad de carácter profesional que será cubierta por el sistema de autoseguro provincial” a la vez que ya funciona el Centro de Aislamiento Policial ante el coronavirus en el Instituto de Seguridad Pública (Isep) de Recreo, con 50 camas disponibles.

Esta transformación “se da en el marco del Programa de Medicina Laboral destinado a la prevención y promoción de la salud, la calidad de vida y la educación en hábitos saludables”. Y se suma al “Programa de Higiene y Seguridad para la detección y prevención de riesgos del trabajo que se desarrollará con el Colegio Profesional de Higiene, Seguridad y Salud Ocupacional”.

Por otra parte se anunció que “en dos meses se incorporarán 220 camionetas, 15 mil chalecos antibalas y 265 motos”. También “se impulsa la incorporación de un sistema moderno de armas, 84 vehículos no identificables, 26 minibuses para traslado de personal, seis vehículos de carga, un millón de municiones y 100 cámaras para patrulleros además de equipamiento informático para investigación criminal”.

En cuanto a la “nueva policía”, se sabe que se impulsará una ley de reforma “para mejorar estructuralmente los sueldos y el régimen laboral. Por primera vez desde hace cincuenta años, una ley establecerá de manera ordenada las retribuciones que deberán recibir los policías por su trabajo”.

En ese proyecto “se establece que «el sueldo básico del personal policial es equivalente a dos y medio el salario mínimo vital y móvil fijado por el Consejo Nacional del Empleo». Asimismo, «el sueldo básico del personal policial para cada grado es el monto que resulte del incremento de un diez y medio por ciento (10,5%) del básico correspondiente al grado inmediato anterior». Y también que la «asignación estímulo de los candidatos a ingresar al sistema será equivalente al 75% del básico del grado oficial ayudante»”.

La ley plantea que “el personal policial tenga dedicación exclusiva, con 45 horas mínimas semanales, sin realizar otra actividad que fuera reputada incompatible, riesgosa o que vaya en desmedro del rendimiento físico o psíquico de sus funciones”. Y estipula “la reforma del régimen disciplinario, estableciendo un conjunto de normas que garanticen la defensa del acusado, la posibilidad de recurrir las decisiones administrativas y la determinación en un plazo razonable del proceso”.

Finalmente, agregan que “la ley establece una mesa de discusión en la que estarán el Ministerio de Seguridad y representantes de los y las policías para discutir la calidad del servicio y el bienestar de los integrantes de la fuerza”. Así, “el Gobierno va a mejorar las condiciones de trabajo y promover la igualdad de género en la policía, para lo que ya se creó en diciembre la subsecretaría de Bienestar y Género” de la fuerza.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario