Policiales

El marido de la mujer asesinada en barrio San Francisquito exige justicia

María Soledad Sotelo recibió un disparo de arma de fuego en la cabeza cuando increpó a dos chicos que pasaron en moto por la zona y que casi chocan a su hija de cinco años.

Lunes 22 de Abril de 2019

El único detenido que había por la muerte de María Soledad Sotelo, la mujer de 32 años, que fue asesinada la semana pasada en barrio San Francisquito fue liberado hoy, pese a quedar imputado por encubrimiento y falso testimonio. En ese marco, el marido de la víctima exigió justicia y entre llantos pidió que aparezca el "asesino que me arruinó la vida y la de mi familia".
Manuel, el marido de Soledad, con quien tuvo dos hijos (un nene de siete años y una nena de cinco), contó cómo fue ese día fatídico en que un joven terminó con la vida de su mujer y le "arruinó" su vida.
Ese día el matrimonio, junto a sus dos hijos se habían levantando temprano y habían llegado hasta la casa de su suegro, en Campbell al 4100 (a la altura de Alsina al 2800), porque fueron a pintarle el frente. Y después de un día de trabajo ya estaban por volverse. En ese momento, dos jóvenes a bordo de una moto pasaron haciendo willy y casi se llevan por delante a la nena.
Soledad se quejó e increpó a los dos motociclistas, quienes le contestaron de mala manera. Entonces Manuel les dijo que "no les falten el respeto que era una mujer, y le pregunté de dónde había venido él. Por eses simples palabras me la sacó", contó desconsolado en diálogo con Canal 3 y Canal 5.
"Un pelotudo que se hacía el rápido y furioso, que andaba desafiando y que casi me atropella a la nena. Por reclamarle eso, por defender a mi mujer le quitó la vida como a un perro", aseguró, al tiempo que admitió que si lo veía lo reconocía.
"Sí, claro que lo reconozco, si lo tuve cara a cara prácticamente reclamándole y diciéndole que no le falte el respeto, que era una mujer, que él de donde había salido", admitió, al tiempo que reconoció que los jóvenes se juntan en la casa de uno de los pibes que está a media cuadra de la casa de su suegro.
"Quiero que pague, quiero que dé la cara, él y los que lo encubren", contó desconsolado y sin poder evitar las lágrimas Manuel, quien agregó que "quiero que no le haga a nadie más lo que me hizo a mí. Quiero que aparezca, que de la cara, así como vino, sacó un arma y le pegó un tiro a mi mujer", al tiempo que sin consuelo contó que "mis hijos fueron testigos de todo, ellos vieron como su mamá caía desplomada al piso".
maridosoledad.png

Manuel, quien el próximo domingo 28 hubiese cumplido 13 años de casado junto a Soledad, relató entre llantos que sus hijos piden por su mamá. "Yo a mi mujer la enterré y nadie se me acercó, nadie me dio respuestas. Y anoche bañando a mi hija me dijo «extraño a mi mamá, quiero que mi mamá venga»".
Atravesado por el dolor y el sufrimiento, no encuentra consuelo, pero por lo menos pide que haya justicia. "A mí me arruinó, me destruyó mi familia, mis hijos por la noche llorando piden por su madre. Quiero que aparezca ese hijo de puta y que pague, él y sus cómplices que lo están encubriendo".
En este marco, la fiscal Marisol Fabbro explicó que el joven que fue liberado "no fue imputado por la autoría del homicidio", sino que se lo imputó por "encubrimiento agravado por el ocultamiento de evidencias" que el testigo debía saber a la hora de declarar y que no dijo.
"Al menos tres testigos señalan que había estado toda la tarde en compañía del presunto autor del hecho, y si bien se ubica en ese lugar, reconoció que estuvo en ese momento y demás, no proporciona los datos del autor del hecho y manifiesta no conocerlo, y niega toda esta situación", agregó la fiscal, quien admitió que esta mañana hubo dos allanamientos y que ambos arrojaron resultados negativos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});