Policiales

El jefe de policía no tendrá aval legislativo

Nadie pudo convencer a los integrantes de la Comisión Bicameral de Acuerdos de la Legislatura provincial para que analicen el pliego de antecedentes del comisario Luis Omar Bruschi y opinen acerca de la conveniencia de ungirlo como nuevo jefe de la policía santafesina.

Viernes 08 de Abril de 2016

Nadie pudo convencer a los integrantes de la Comisión Bicameral de Acuerdos de la Legislatura provincial para que analicen el pliego de antecedentes del comisario Luis Omar Bruschi y opinen acerca de la conveniencia de ungirlo como nuevo jefe de la policía santafesina. Por 6 a 4, los integrantes de la Comisión rechazaron in límine el pedido hecho el 31 de marzo por el gobernador Miguel Lifschitz.
  Los legisladores dijeron carecer de facultades para pronunciarse sobre ese nombramiento y el del subjefe, José Luis Amaya. “La designación del jefe y subjefe de policía es potestad del Poder Ejecutivo y por lo tanto se resolvió por mayoría que no corresponde el tratamiento en el ámbito legislativo. Hubo dos posiciones, una del bloque oficialista que sostiene que la Comisión debía emitir una opinión; y otra que sostiene que no debía tratarse el tema al no estar encuadrado en las leyes”, señaló el senador Raúl Gramajo (PJ), presidente de la misma.
  A favor de responder el pedido del gobernador votaron los diputados Alicia Gutiérrez (SI), Patricia Tepp (UCR), Gabriel Real (PDP) y Julián Galdeano (UCR). En contra, además de Gramajo (PJ-9 de Julio), sus pares del Senado Rubén Pirola (PJ-Las Colonias), Alcides Calvo (PJ-Castellanos) y los diputados Leandro Busatto (PJ), Julio Eggiman (PJ) y Alejandra Vucasovich (PRO).
Descontento. Conocido el resultado, el gobernador se quejó de la decisión de los legisladores y lamentó que el oficialismo tenga minoría en esa comisión, “porque si no el resultado hubiera sido otro”. Además acusó a los legisladores de tener “una mirada corta, estrecha” porque tal como lo propuso en campaña, invitó a los diputados y senadores a opinar sobre la designación del jefe policial porque en temas tan importantes como la seguridad “se tienen que involucrar los tres poderes del Estado”.
  “Más allá de que ni la Constitución ni las leyes los avale para opinar en la designación del jefe de policía, yo estaba proponiéndoles una instancia superadora para que todos nos involucremos en la resolución de los problemas que tiene la sociedad”, insistió.
  A su turno, el diputado radical Galdeano también lamentó lo ocurrido y dijo que “se perdió la oportunidad de involucrarse en la seguridad pública al evitar de manera sumamente formal el debate”.  Para el legislador, el no tratar el pliego de Bruschi significa “esquivar, en un acto de mezquindad política, la opinión sobre los antecedentes de los postulantes a tan altos cargos, lo que refleja un doble discurso: por un lado se habla de un compromiso en el abordaje de la violencia y la seguridad desde el Estado y luego, cuando se abre la oportunidad de una participación activa, se evita la responsabilidad”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario