Policiales

El jefe de la barra brava de Colón fue operado luego de recibir seis balazos

Orlando Manuel "Nano" Leiva fue atacado el sábado a la noche y anoche estaba internado. Investigan dos posibles móviles sobre la agresión.

Lunes 20 de Mayo de 2019

El jefe de la barra brava de Colón de Santa Fe fue baleado la noche del sábado mientras se encontraba en la puerta de su casa del barrio Centenario de la capital provincial. Se trata de Orlando Manuel Leiva, de 45 años y apodado "Nano", quien fue trasladado en un auto particular hasta el Hospital Cullen donde lo operaron de urgencia con al menos seis heridas de arma de fuego y al cierre de esta ecidión permanecía internado con pronóstico reservado.

En principio, ayer se barajaban dos hipótesis respecto del móvil del ataque: una discusión familiar que terminó a los tiros o un ataque perpetrado desde una moto.

En la puerta

Según refiere el diario Uno de Santa Fe, el ataque contra Nano Leiva ocurrió minutos antes de las 23 en Tarragona al 600, en el extremo sudoeste de la capital provincial. El líder de la barra sabalera estaba en la puerta de su casa cuando le dispararon en un hecho cuya mecánica hasta ayer no aparecía clara.

Lo cierto es que, con al menos seis balazos en ambos muslos y al menos uno que le atravesó el abdomen y le impactó en el colon, familiares del hombre baleado lo llevaron al Hospital Cullen donde ingresó al shockroom alrededor de las 23. Luego de haber perdido mucha sangre, fue operado de urgencia y anoche al cierre de esta edición permanecía internado estable y con pronóstico reservado.

Apenas ocurrido el ataque vecinos de Leiva llamaron al 911 y en minutos llegaron al lugar efectivos policiales de distintas reparticiones. Además de preservar la escena, levantar rastros y entrevistar a vecinos y posibles testigos, orquestaron una serie de rastrillajes en la zona con la intención de encontrar a los sospechosos. Al cierre de esta edición no se habían reportado detenciones en ese sentido.

Sobre los posibles móviles del ataque, en el lugar se recogían dos versiones. Una aludía a una más que áspera discusión con un familiar que terminó a los tiros y la otra un ataque a mansalva desde una moto.

Hermanos violentos

Nano y su hermano Juan Abel Leiva, conocido como "Quique", son considerados tanto los jefes de la barra brava de Colón como del barrio Centenario del que son oriundos. Más allá de los negocios que se les atribuyen, la historia de ambos hermanos está atravesada por la violencia.

De hecho Quique purga actualmente una condena a 30 años de prisión —la pena se unificó con otra anterior— por el asesinato de Walter González Montaner y el intento de homicidio de Fabricio Alarcón.

El hecho ocurrió la mañana del domingo 13 de octubre de 2013 en el bar Fiji, donde González Montaner trabajaba como custodio. En el lugar había unas 30 personas cuando se desató una pelea y uno de los presentes baleó a ambas víctimas. González Montaner había intentado interceder para frenar la pelea. En esa ocasión Quique estaba junto con su hermano Nano y otros miembros de la barra Sabalera.

Quique estuvo prófugo hasta que lo detuvieron meses después en el conurbano bonaerense. Años después tuvo unos minutos de fama cuando, a principios de 2017, se dieron a conocer fotos de la pileta pelopincho que tenía en un patio de la cárcel de Coronda.

Otro hecho de violencia vinculado con los Leiva fue el crimen del hincha de Unión de Santa Fe Fabricio Echagüe, ocurrido el 29 de marzo de 2015 cuando se enfrentó a tiros contra hinchas de Colón. Por ese hecho Nano y otro de los hermanos Leiva, Marcos, resultaron heridos y luego acordaron una condena a dos años de prisión mediante un juicio abreviado.

Si bien ese caso se investigó al principio como una pelea desatada por la rivalidad entre ambos clubes de la capital santafesina, luego se estableció que se había desencadenado a partir de una discusión que comenzó entre mujeres y terminó a los balazos cuando decidieron intervenir Echagüe y los Leiva.

Tampoco fue el de ayer el primer ataque reciente contra Nano, según recordaba ayer el portal digital Aire de Santa Fe. En febrero pasado, por ejemplo, arrojaron una bomba molotov contra el auto de Leiva. Más atrás en el tiempo, en diciembre de 2009 fue asesinado Jonathan, un hijo de Nano de 17 años, quien recibió un balazo en el pecho en un caso por el cual resultaron detenidos tres adolescentes.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});