Policiales

El hermanastro de Alvarado va mañana al banquillo de acusados

Gustavo "Tuerto" Ramos se entregó la noche del martes y será imputado por liderar la banda que su familiar condujo hasta caer preso en febrero.

Jueves 27 de Junio de 2019

Gustavo Fernando "Tuerto" Ramos, hermanastro de Esteban Lindor Alvarado, será imputado mañana por los fiscales Matías Edery y Luis Schiappa Pietra como integrante de una asociación ilícita integrada por una decena de civiles y policías. En las audiencias que se llevaron adelante hasta el momento sobre la organización de la que Alvarado está sindicado como líder se desprende que su familiar integra dos estamentos: el que ejecutaba hechos violentos y el que aportaba logística a partir de nueve empresas legales conformadas mediante prestanombres o testaferros.

Incluso, en una de las audiencias los fiscales sugirieron que "Tuerto" fue quien tomó la posta como organizador de la banda tras la caída de Esteban Lindor Alvarado en Córdoba. Ramos tenía pedido de captura desde el miércoles 5 de junio pasado.

Solo y con cigarrillos

El martes a las 20, un hombre vestido con un pantalón gris y un buzo con capucha color verde llegó hasta el portón de ingreso a la base de la Tropa de Operaciones Especiales (TOE) de Rouillón al 1800 y se presentó ante el efectivo de guardia con nombre y apellido. En sus manos llevaba dos cartones de cigarrillos. Dijo que sobre él pesaba un pedido de captura. Era Gustavo "Tuerto" Ramos. Tras la consulta a los fiscales Edery y Schiappa Pietra quedó detenido e incomunicado hasta la audiencia.

Ya tras las rejas, fuentes de la investigación recordaron ayer el historial de "Tuerto" Ramos. En febrero de 2007, cayó preso en el desarmadero que su hermanastro tenía en Chaparro al 1100 (Mendoza al 8000) acusado del robo de un Ford Taunus en jurisdicción de la seccional 2ª.

"Tuerto" ya entonces tenía prontuario abierto. Ese verano tanto él como Alvarado fueron indagados por encubrimiento agravado de robo de automotor por tres autos "emponchados", con sus números de chasis alterados, que se hallaron en el desarmadero de zona oeste.

En septiembre de 2009, en tanto, fue condenado a 12 años de prisión por el Tribunal Federal Oral número 2 de Córdoba como "partícipe necesario del delito de contrabando calificado de estupefacientes agravado por el número de personas intervinientes y por el empleo de un medio de transporte aéreo en vuelo no autorizado".

Ramos había sido detenido el 12 de marzo de 2007 en el peaje de la localidad santafesina de Correa, sobre la ruta nacional 9. Fue minutos después de que personal de la Aduana Córdoba cortaron el paso de un Peugeot 306 bordó en el que hallaron 115 kilos de marihuana con el sello de "100 por ciento pinito puro". Según la pesquisa, Ramos, quien estaba siendo escuchado, había acordado encontrarse con los que viajaban en el Peugeot en la estación de peaje.

De acuerdo a la acusación, desde mayo de 2006 y hasta su detención Ramos y un socio cordobés organizaron desde las ciudades de Jesús María y Rosario, respectivamente, el diagrama delictivo para transportar estupefacientes desde Paraguay a la Argentina burlando todos los controles aduaneros. En la instrucción se estableció que el día que "Tuerto" fue detenido, la banda había ingresado un cargamento de unos 500 kilos de droga que fueron depositados en un campo de la ciudad de Landeta (departamento San Martín).

Cumpliendo condena en la alcaidía de la Jefatura de la Unidad Regional II, actualmente unidad penitenciaria 6, los federales abrieron un expediente para determinar si Ramos había comprado a sus guardias para poder salir por la noche de su lugar de encierro y si continuaba con la venta de estupefacientes.

Teléfono al agua

El último 3 de febrero, Esteban Lindor Alvarado, también reconocido por los apodos de "Rengo" o "Chuchino", cayó preso a manos de efectivos de la TOE en un camping bañado por el embalse del río Tercero. Al verse cercado, Alvarado tuvo como acto reflejo arrojar su iPhone 8 al lago para proteger todas las líneas de su organización. Pero el smartphone pudo ser rescatado y del aparato pudieron recuperarse 4.600 audios en los que Alvarado daba órdenes a los otros integrantes de la banda mediante la aplicación de mensajería Telegram.

El registro laboral legal que tenía Alvarado hasta ese momento era el de un empleado de la empresa Sagrado Corazón de María SRL que ganaba 12.333 pesos mensuales (unos 150 mil pesos anuales contando aguinaldos). Algunos audios extraídos de su iPhone, y expuestos en las audiencias, demostraron sin embargo que hablaba del movimientos en sus empresas de "uno o dos millones de pesos".

Un pool de empresas

El grupo de empresas de Alvarado puesto bajo la lupa esta conformado por al menos nueve firmas: Transportes Toia SRL, Edra SRL, Logística Santino SRL, TSC Logística y Sagrado Corazón de María SRL y cuatro unipersonales. El patrimonio es de al menos 29 inmuebles y 106 vehículos.

En las audiencias donde fueron imputados una docena de civiles y cuatro policías se desgranó que la asociación ilícita de la que Alvarado sería el líder se conformaba en tres estamentos. El primero lo integran personas que llevaban adelante la ejecución de violentos delitos contra la propiedad y las personas; el segundo estaba conformado por civiles y policías que buscaban dotar de impunidad a los hechos ejecutados por la mano de obra armada de la banda; y un tercer escalón donde estaban las empresas legales conformadas por Alvarado mediante testaferros, que fue lo que se analizó en la última audiencia, cuando por primera vez, tres testaferros quedaron detenidos con prisión preventiva por 60 días.

Según lo escuchado en las audiencias, "Tuerto" Ramos aparece ligado directamente a Transporte Benegas como un empleado más, y desde allí como un hombre vinculado a Logística Santino.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario