Policiales

El gobierno dice que la investigación de la red narco desbaratada continuará

Prevén acciones complementarias a los 30 allanamientos realizados el sábado en Rosario, Pérez y otras localidades de la zona.

Lunes 05 de Mayo de 2014

Las autoridades del Ministerio de Seguridad de Santa Fe anticiparon que esta semana habrá una segunda etapa en la persecución de una organización de traficantes de droga, con nuevas acciones que completarán los 30 allanamientos realizados el sábado pasado en Rosario y otras cuatro localidades, donde hubo treinta de detenidos, entre ellos uno de los líderes de la red denunciada.

La secretaria de Delitos Complejos de la provincia, Ana Viglione, dijo ayer que el detenido Walter Rivero está sindicado como uno de los líderes de la organización. Y que está en conocimiento de los investigadores que tiene conexión con Esteban Lindor Alvarado, un hombre de 37 años de la zona oeste de Rosario, quien está detenido en Buenos Aires como líder presunto de una organización de ladrones de autos de alta gama.

"Tomamos este operativo como parte del plan de pacificación que estamos implementando con la Secretaría de Seguridad de la Nación, los juzgados federales y la policía provincial, y que está destinado a bajar los índices de violencia", dijo el ministro de Seguridad provincial, Raúl Lamberto, y adelantó que la investigación sobre esta red seguirá.

Además señaló que "eran ingentes los reclamos de las localidades de que se realizaran procedimientos. Estos formaron parte de un proceso investigativo y los resultados están ahora a la vista". 

Operativos. Los allanamientos realizados la tarde del sábado fueron ordenados por el juez federal 3 de Rosario, Carlos Vera Barros. En cuanto a los resultados, Lamberto brindó ayer detalles en una conferencia de prensa de la cual participaron Viglione, el titular de la Dirección de Control y Prevención de Adicciones, Sergio Gorosito, y el vocero de la Secretaría de Seguridad de la Nación, Diego Lluma.

El operativo constó de un total de treinta allanamientos en cinco localidades del Gran Rosario. Trece procedimientos —en general realizados en viviendas vinculadas con el comercio de estupefacientes— fueron en la ciudad de Pérez, donde fue detenido el presunto líder de la organización, ocho se realizaron en Chabás, cuatro en Rosario —uno de ellos en una celda de la Alcaidía de Jefatura—, tres en San Lorenzo y dos en Arroyo Seco.

Las acciones fueron ejecutadas por 350 efectivos, de los cuales 200 son policías santafesinos de la órbita de Delitos Complejos y Tropa de Operaciones Especiales (TOE) y los restantes aportados por Gendarmería Nacional. Fueron arrestadas treinta personas.

Las acciones demandaron cuatro lugares de concentración para los efectivos a desplegarse: uno en Rosario en Alem al 2000, otro en Chabás, un tercero en Arroyo Seco y el cuarto en el kilómetro 0 de la autopista a Santa Fe. Se convocaron a 60 testigos (dos por allanamiento) que ingresaron a los lugares inspeccionados previo a las acciones de requisa.

Como resultado de los allanamientos se secuestraron seis kilos de cocaína, 5,8 kilos de marihuana, plantas y plantines de cannabis, así como dos balanzas digitales y un sellador termoeléctrico que indicarían que la banda se dedicaba a la distribución de drogas. Además se incautaron 89 teléfonos celulares, una escopeta recortada calibre 16, dos pistolas calibre 22.

Asimismo durante los allanamientos fueron secuestrados siete vehículos, entre ellos dos camionetas Toyota Hilux, tres automóviles (un Fiat Siena, un Ford Escort y un Renault 18) y dos motos.

También se secuestraron más de 30 mil pesos en efectivo, documentación de interés para la causa y electrodomésticos como televisores LED, filmadoras, computadoras, tablets, cámaras de fotos, notebooks, equipos de aire acondicionado y calefacción, así como cámaras de videovigilancia. Finalmente, en uno de los domicilios allanados los efectivos hallaron poco más de ocho kilos de moneda extranjera fuera de circulación.

Mencionado. Alvarado es un hombre afincado en la zona de Tarragona al 800 bis que aparece en profusas menciones policiales por su presunta conexión con el narcotráfico aunque no tiene antecedentes delictivos en ese campo. Hace dos años se le atribuyó haber entregado una partida de 14 kilos de cocaína secuestrada en Empalme Graneros para el simulacro de un allanamiento. El análisis de la sustancia reveló que no era cocaína sino bicarbonato.

También está mencionado en la investigación del crimen de Santiago "Gordo" Pérez, de 35 años y acribillado de ocho balazos en San Juan y Larrea el 16 de septiembre de 2012.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario